DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

                     CÓDIGOS Y LENGUAJE DE LA NOMENKLATURA

 

E

 

Economía de guerra: Denominación oficial castrista para describir la economía cubana y justificar las arbitrariedades que se establecen en su dirección, las veleidades en la asignación de prioridades (Ver) y recursos, y la ineficiencia crónica en que se ha mantenido durante más de 40 años, pues al darle carácter de economía ‘de guerra’ se pueden justificar más fácilmente sus magros resultados, el enmascaramiento de la información y las decisiones tomadas por voluntad y deseo del Comandante en Jefe (Ver) sin tener en cuenta las realidades económicas.

 

Economía de mercado: Economía de propiedad privada y mixta donde el mercado juega un papel regulador fundamental, en oposición a las economías planificadas donde el ‘plan de la economía nacional’ (Ver) debía asumir ‘científicamente’ y con mucha más efectividad y eficiencia el papel regulador del mercado. Ante la obstinación castrista de mantener a toda costa el sistema económico impuesto al país (uno de los requisitos fundamentales para mantenerse en el poder), cualquier referencia, estudio o intento de aplicar mecanismos de la economía de mercado en el país se considera un pecado mortal  y contrarrevolucionario (Ver), y quienes lo intentan se ganan automáticamente el calificativo de ‘diversionistas’ (Ver) o ‘mercachifles’, con todas las complicaciones que conlleva.

 

Economía Política: Una de las ‘tres partes integrantes del marxismo’ junto a la filosofía (Ver) y el ‘socialismo científico’ (Ver), fue desarrollada por Marx básicamente en “Das Kapital” como un estudio sistemático de la economía capitalista y sus mecanismos de funcionamiento, basándose en experiencias limitadas de la Europa de su tiempo. Adulterada posteriormente por Lenin bajo su supuesto desarrollo para el ‘imperialismo, fase superior del capitalismo’, alcanzó sus más bajos niveles en las etapas post-leninistas con la ‘economía política del socialismo’ desarrollada por los teóricos soviéticos. En el comunismo en general, y en el castrismo en particular, toda la ciencia de la economía se reduce a la economía política, a la que se asigna un carácter clasista y político, y se le despoja de todo fundamento científico, ignorando y despreciando los verdaderos estudios de economía y sus teóricos principales.

 

Economista: Especialista en las ciencias de la economía, para el comunismo y el castrismo se limita a la economía política (Ver), y su función básica consiste en trabajar en los organismos del estado y las empresas estatales en función de contribuir a los controles económicos y la eficiencia que el Comandante en Jefe (Ver) desearía en sus decisiones económicas. Todos los economistas occidentales posteriores a Marx, y fundamentalmente Keynes y Schumpeter y los teóricos del neoliberalismo, son relegados como simples ‘economistas vulgares’ y ‘apologistas (Ver) del imperialismo’ (Ver), y el estudio de sus obras eliminado de los cursos escolares, con lo cual se van formando cientos y miles de economistas con una formación teórica y conceptual muy poco sólida y que no pueden realmente contribuir al desarrollo (Ver) del país.

 

Educación: Adoctrinamiento político de la población. Por definición, toda la educación en el castrismo es una ‘educación comunista’: el proceso clásico de transmisión de conocimientos y habilidades que se lleva a cabo en las escuelas se denomina por el castrismo ‘instrucción’,  y se considera como una parte de la educación, que consiste en preparar a la población en general, y a las nuevas generaciones en particular, para una ‘actitud (Ver) comunista ante la vida’, ‘los principios del marxismo leninismo y el internacionalismo proletario’ (Ver) y ‘la fidelidad al Comandante en Jefe (Ver) y la revolución (Ver)’. Con este enfoque, se adultera la historia y las ciencias sociales, y se transmiten conocimientos en las escuelas e información en los medios de divulgación en función de los objetivos (Ver) de esa ‘educación’, eliminándose todo aquello que se considere que resulta contrario a los objetivos definidos por el Partido (Ver). 

 

Educador del Partido: Persona del núcleo del Partido (Ver) que tiene a su cargo la responsabilidad de organizar los estudios políticos y círculos de estudio (Ver) de los militantes (Ver) y de todos los trabajadores del centro de trabajo, distribuir los discursos del Comandante en Jefe (Ver) y velar porque las expresiones y conducta de los trabajadores se corresponda con las normas establecidas para la ‘educación (Ver) comunista’, actuando frente a aquellos que incurren en ‘desviaciones’ (Ver).

 

Ejemplo: Categoría oficial abstracta y vacía del castrismo para definir la conducta y actuación de los militantes, a quienes se exije ser ‘ejemplo’ para las personas que lo rodean. Los dos ejemplos oficiales son, naturalmente, el Comandante en Jefe (Ver), quien todo lo hace perfectamente y es ejemplo para las generaciones presentes y futuras, y Che Guevara, quien es presentado a la población como un semidiós rodeado de leyendas de austeridad, abnegación y sacrificio.

 

Ejército Rebelde: Denominación de las Fuerzas Armadas que combatieron la dictadura batistiana en los 25 meses de guerra de guerrillas entre 1956 y 1959 bajo el mando del Comandante en Jefe (Ver). El nombre se trasladó a las fuerzas regulares a partir de 1959, y se utiliza todavía en la actualidad, aunque con imprecisión, más bien para hacer referencia a los que integraron anteriormente aquellas fuerzas y para diferenciarlos de las unidades de las milicias (Ver), pues en la actualidad el nombre oficial es el de ‘Fuerzas Armadas Revolucionarias’.

 

El escéptico: Personaje humorístico de los dibujos animados de la televisión cubana en 1969 y 1970, aparecía preguntando escépticamente como sería posible hacer una zafra de 10 millones (Ver) de toneladas de azúcar teniendo en cuenta la caña, los cortadores, la molida y otros factores. Para cada pregunta del escéptico había una contundente respuesta oficial castrista en el anuncio televisivo. Cuando se produjo la debacle de la zafra de los 10 millones resultó que todas las preguntas del escéptico fueron premonitorias, y el personaje, que ya se desarrollaba en otros anuncios para los planes en la ganadería, fue desaparecido totalmente y nunca más mostrado en televisión hasta el día de hoy.

 

El paquete: Lenguaje popular para referirse al paquete de ropa, zapatos y artículos de primera necesidad que cada cubano exiliado envía a sus familiares que han quedado en Cuba tan pronto llega al exilio (Ver) y tiene los primeros recursos económicos para mandarlos. ‘El paquete’ es casi un ritual en cada cubano exiliado, y es normal que en Cuba las personas pregunten a quien tiene familiares en el exterior (Ver) si ya recibió ‘el paquete’, sin tener que hacer referencia a más nada para que se sepa de lo que se trata.

 

Elección: Selección de una persona para ocupar determinado cargo de dirección en el Partido (Ver) o las organizaciones de masas (Ver). Generalmente la elección se produce mediante una candidatura única que ha sido ‘orientada’ (Ver) por el organismo superior. En muy contadas ocasiones, para dar una imagen de democratización, y sólo en las organizaciones de base que no tienen ningún impacto en las decisiones importantes, se utilizan candidaturas con más candidatos que personas a elegir, pero estos procesos siempre reciben la ‘presencia vigilante’ del Partido a la hora de definir las candidaturas.

 

Elecciones: Si se trata de las realizadas bajo el castrismo con un Partido único y candidaturas aprobadas por el Partido (Ver) y la seguridad (Ver) entonces se definen como las elecciones más honestas, limpias y democráticas que se puedan concebir, según la propaganda (Ver) oficial. Pero si se trata de elecciones en Cuba antes del castrismo entonces se denominan, sin excepción, farsa electoral; y si se propone realizar elecciones en la actualidad con las reglas y controles de las elecciones verdaderamente democráticas se declara que no son necesarias y que eso es hacerle el juego al imperialismo (Ver). Una de las primeras consignas lanzadas por el Comandante en Jefe (Ver) en 1959 fue ‘¿elecciones para que?’. Cuando las elecciones se celebran en otros países, el concepto oficial considera el multipartidismo como ‘multiporquería’, y las elecciones como la posibilidad de votar contra el otro, o escoger el menor de los males. Si gana un amigo no se cuestionan las elecciones, pero si gana un no amigo la prensa oficial cubana se hace eco de cualquier denuncia de fraude electoral que se mencione.

 

Ellos: Palabra de la oratoria y la propaganda castrista para referirse a los mártires de la revolución (Ver): se habla de ‘ellos’ como si fueran los únicos a que cabe referirse. En ocasiones se despliegan vallas o carteles con la leyenda “ellos siguen vivos” o  “ellos no murieron en vano”, y se monopoliza el pronombre ‘ellos’ en función de los mártires, como si al decir ‘ellos’ no pudiera estarse haciendo referencia a nadie más.

 

Emigración: Denominación abstracta del castrismo para referirse a los cubanos que viven fuera de Cuba, cuando no conviene llamarles gusanos (Ver) o comunidad cubana en el exterior (Ver); se utiliza cuando se quiere presentar una imagen de nación ajena a conflictos políticos, con el interés de lograr que esa ‘emigración’ de alguna manera pueda ponerse en función de los intereses del castrismo.

 

Empresa mixta: Empresa que se crea con capital mixto, proveniente de un inversionista extranjero y una empresa ‘privada’ cubana, que en realidad es una empresa estatal del castrismo disfrazada como privada para organizar la explotación conjunta de determinados recursos. La empresa ‘mixta’ permite al castrismo recibir a los inversionistas extranjeros y, a la vez, mantener el control sobre la producción y los salarios sin que los cubanos se puedan beneficiar de esta actividad, pues la empresa ‘mixta’, a través de otra empresa, recibe los salarios de los obreros en dólares (Ver) pero le paga a los cubanos en pesos cubanos, con las tasas salariales estatales e independientemente de lo que el inversionista extranjero esté pagando realmente en salario por la fuerza laboral cubana.

 

Emulación Socialista: Competencia estúpida inventada por Lenin como alternativa a los mecanismos de competencia y pago que funcionan en el capitalismo: la emulación socialista se define como la competencia fraternal entre los trabajadores para lograr los mejores resultados productivos. Aunque nunca funcionó y nunca un régimen comunista pudo ser más eficiente o efectivo que el capitalismo, el castrismo acoge calurosamente la emulación como ‘motor impulsor de la producción’ y lo complementa con los criterios del Comandante en Jefe (Ver) y Che Guevara de que el premio a los trabajadores es ‘la satisfacción del deber cumplido’ gracias a su elevado nivel de conciencia (Ver), con lo cual hacen más absurdo aún el concepto de emulación.

 

Emulación de fechas históricas: Calendario de fechas históricas reconocidas por el castrismo definiendo momentos de evaluación de la marcha de la emulación socialista (Ver) y exigiendo a los trabajadores esfuerzos especiales para cumplir con los controles que se realizan en esas fechas históricas que abarcan todo el año, por lo que el esfuerzo nunca puede detenerse. Generalmente, las fechas establecidas como referencia por el castrismo son: Enero 1ro, triunfo de la revolución (Ver); Febrero 24, inicio de la Guerra de Independencia en 1895; 13 de Marzo, asalto al Palacio Presidencial en 1957 (ninguna referencia al remolcador hundido); Abril 19, Playa Girón (Ver) (Bahía de Cochinos); Mayo 1ro, Día de los trabajadores; Junio 14, nacimiento de Antonio Maceo y Che Guevara; Julio 26, asalto al cuartel Moncada; en agosto no hay fechas de control, tal vez porque la nomenclatura (Ver) está de vacaciones en Varadero; Septiembre 28, aniversario de los CDR (Ver); Octubre 8 al 28, Jornada Camilo-Che; Noviembre 30 a Diciembre 2, desembarco del Granma (Ver); Enero 1ro, de nuevo la misma historia cada año.

 

Encuentro nacional: Reunión nacional de personas que se dedican a lo mismo en todo el país, desde sexadores de pollitos de un día de nacidos (no es broma, es un puesto de trabajo en la avicultura) hasta cocineros de comedores obreros o especialistas en normación del trabajo, con el objetivo de intercambiar experiencias, a diferencia del capitalismo, donde la feroz competencia convierte en secretos los logros productivos, según la propaganda (Ver) oficial.

 

Enemigo: Concepto impreciso del léxico castrista para definir todo gobierno, persona o situación que le resulte inconveniente o incómodo. La definición de ‘enemigo’ se otorga simplemente por decisión castrista a todo lo que se considere que está en contra del Comandante en Jefe (Ver), la revolución (Ver) o el Partido (Ver), que para el castrismo son una y la misma cosa. A veces el enemigo es definido como el imperialismo yanki (Ver) o el criminal bloqueo (Ver); a veces, el enemigo es mucho más impreciso, como los contrarrevolucionarios (Ver) o los delincuentes; a veces el enemigo es algo nebuloso e indefinido, como cuando se habla de la acción del enemigo o de que algo conviene al enemigo. Una característica del castrismo es presentar al ‘enemigo’ sin rostro, sin imagen, sin figura, sólo como concepto: no se publican fotos ni imágenes del enemigo, ni se le reconocen características humanas: familia, ilusiones, criterios; se reducen a algo muy específico: enemigo, tan impreciso y tan poco humano que no importa aplastarlo y destruirlo, pues no es más que el enemigo.

 

Enriquecimiento ilícito: Todo proceso que conlleve que una persona tenga más dinero (Ver) que el que el gobierno castrista considera que deba tener se considera enriquecimiento ilícito, puesto que la única manera lícita de recibir dinero en la Cuba castrista es trabajando para el estado. La amenaza de la acusación de enriquecimiento ilícito es efectiva y fuerte, pues el procesado por enriquecimiento ilícito, además del tiempo que es enviado a prisión, sufre la confiscación de todos los bienes adquiridos ilícitamente y tal vez de los adquiridos lícitamente también, pues en esos momentos la policía (Ver) no se detiene en demasiadas consideraciones sobre la procedencia de las propiedades o recursos a confiscar.

 

Entusiasmo: Conducta alegre y claramente manifestada de apoyo al Comandante en Jefe (Ver), el Partido (Ver) y la revolución (Ver), y a todas las tareas que se asignen, que deben mantener las personas, militantes o no, para que sean consideradas con una actitud consecuente (Ver) con los principios (Ver). Mientras más se vociferen las consignas de apoyo al gobierno o de condena al ‘enemigo’ (Ver), cualquiera que pueda ser ese enemigo, más entusiasmo se demuestra; si se complementa con música improvisada y algún pasillo de baile para darle sabor ‘popular’ entonces es el entusiasmo perfecto que tanto agrada al gobierno.

 

Entusiasta: Persona que manifiesta entusiasmo (Ver) en las cosas en que hay que mantener entusiasmo, y que es incapaz de mostrarlo en las cosas donde no se debe sentir entusiasmo porque sería hacerle el juego al ‘enemigo’ (Ver).

 

Errores del pasado: Referencia abstracta oficialmente utilizada por el castrismo para referirse a los errores cometidos años antes como si se tratara de un pasado prehistórico muy remoto y de errores totalmente rectificados. Se habla de ‘no repetir los errores del pasado’ para demorar una decisión, de ‘aprender de los errores (Ver) del pasado’ cuando se toma una decisión totalmente contraria a la anterior, y de los ‘errores del pasado’ en general cuando se quiere dar la imagen de que en ese momento ya no se cometen errores.

 

Escándalo: Cualquier situación comprometedora que afecte a algún gobierno extranjero, principalmente si es Estados Unidos o un país desarrollado. En la propaganda (Ver) oficial castrista no se reconocen ‘escándalos’ en Cuba ni en el desaparecido ‘campo socialista’ (Ver). Situaciones escandalosas en Cuba como el proceso por narcotráfico (Ver) en 1989, o la destitución y encarcelamiento del Ministro del Interior, personalmente responsable de la seguridad del Comandante en Jefe (Ver), también ese mismo año, no se consideran ‘escándalos’.

 

Escoria: Denominación oficial que el Comandante en Jefe (Ver) y el gobierno castrista utilizaron para todos y cada uno de los 130,000 cubanos que abandonaron el país por el puerto de Mariel (Ver) en el éxodo de 1980; por extensión, calificativo aplicado a todo el que abandona o solicita abandonar el país.

 

Escuela al campo: Movilización obligatoria de los estudiantes secundarios (entre 7mo y 12vo. Grado) y sus profesores, establecida por el Comandante en Jefe (Ver), durante 30 ó 45 días cada año, para realizar tareas agrícolas en las zonas agropecuarias del país, “contribuir a la producción y educarse políticamente”. Como la movilización y los períodos de ida y regreso abarcan casi 7 semanas cada año, y los estudiantes deben ir 6 veces durante la enseñaza secundaria, en realidad se prolongan los estudios secundarios un año más de lo necesario.

 

Escuela de cuadros: Escuelas organizadas por el Partido (Ver), los Ministerios, los gobiernos provinciales y las organizaciones de masas (Ver) para que todos sus cuadros (Ver) reciban periódicamente estudios y preparación en temas de dirección y de ‘educación (Ver) política’.

 

Escuela del Partido: Escuela organizada por el Partido Comunista (Ver) para la ‘preparación político-ideológica’ de los militantes. Existe una escuela central a la que se asigna carácter universitario, donde asisten los altos dirigentes (Ver) del Partido y gobierno, que otorga controvertidos diplomas de Licenciado en ciencias sociales y realiza cursos de postrado, así como escuelas provinciales y municipales. Además, existen las escuelas del Partido en la base, donde asisten los militantes (Ver) de base y las ‘canteras’ (Ver) del Partido a estudiar los discursos del Comandante en Jefe (Ver) y los documentos del Partido.

 

Escuela en el campo: Escuelas secundarias (entre 7mo. Y 12vo. Grado), iniciativa del Comandante en Jefe (Ver), construidas con muchos más recursos que las escuelas de las ciudades, ubicadas en zonas agrícolas del país, donde los alumnos se mantienen internados y participan en una  jornada de estudios tradicionales y una jornada de trabajo agrícola cada día. Cuando comenzaron en la década del setenta, y con el objetivo de dar la imagen de una alta eficiencia educativa que debía lograrse según las orientaciones del Comandante en Jefe, se publicaban continuamente supuestos resultados docentes extraordinarios y niveles de promoción del 100% de los estudiantes. Posteriormente, cuando se descubrieron los escandalosos fraudes (Ver) que se cometían con los exámenes de secundaria, la propaganda fue desviando el interés hacia otros temas, y en la actualidad estas escuelas se mantienen en paupérrimas condiciones, y nadie cree en las supuestas ventajas educativas de este sistema.

 

Especialista: Denominación laboral creada por el castrismo en los años ochenta para definir puestos de trabajo burocráticos en empresas y Ministerios, ocupados por personas que se concentran en determinada actividad, con el objetivo de reducir la extraordinaria cantidad de jefes de sección y jefes de departamento que proliferaban sin responsabilidad real y sin personal subalterno que dirigir.

 

Especulación: En la economía, es la acción de obtener productos en exceso (según las normas gubernamentales castristas) con el objetivo de venderlos en la bolsa negra (Ver) y obtener beneficios extraordinarios con su venta. En el plano ‘político’ es toda opinión o comentario sobre cualquier tema que no haya recibido una ‘orientación’ (Ver) del Partido (Ver) o un criterio partidista para ser sustentado por los militantes.

 

Espejitos de colores: Denominación oficial castrista para los productos sofisticados de la sociedad de consumo que llegan al país y los cubanos sencillos adquieren. Cuando los adquiere la nomenclatura (Ver) no se habla de espejitos de colores. La frase se utiliza como referencia a los espejos y cristales que los conquistadores cambiaban por el oro y la plata de los autóctonos en América al inicio de la conquista.

 

Espía: Agente enemigo infiltrado en Cuba por el imperialismo y la reacción (Ver), en primer lugar por el gobierno norteamericano y la Agencia Central de Inteligencia (CIA), con el objetivo de dañar al Comandante en Jefe (Ver), a la revolución (Ver), al gobierno y al pueblo. Cuando se trata de espías del bloque soviético, como Richard Sorge o Rudolf Abel, entonces se denominan ‘luchadores por la paz en posiciones estratégicas’. Si se trata de espías cubanos en territorio de Estados Unidos se denominan agentes infiltrados (Ver) y ‘héroes anónimos de la seguridad’. Los espías convictos de la “Red Avispa” en Estados Unidos se denominan oficialmente “Los Cinco Héroes Prisioneros del Imperio” (Ver).

 

Espíritu del Che: Galimatías conceptual para justificar el conjunto de acciones y decisiones tomadas desde los años sesenta, fundamentalmente en la Ofensiva Revolucionaria (Ver), sobre la base de reducir hasta eliminar todo tipo de incentivo material por el trabajo y lograr la movilización de las personas en base a una supuesta conciencia (Ver), el espíritu de sacrifico y ‘la satisfacción del deber cumplido’. Desde la salida de Che Guevara de Cuba en 1965, y fundamentalmente después de su muerte en la guerrilla boliviana, la propaganda (Ver) ha ido moldeando su figura hasta presentarlo casi como un santo, y las leyendas se tejen en torno a su persona sobre desprendimiento, sacrificio, modestia, humildad, esfuerzo y confianza infinita en el Comandante en Jefe (Ver). Sin importar la verdad o la leyenda, cada vez que se exige a la población un esfuerzo extraordinario o se pretende limitarle más aún el consumo, se recurre al ‘espíritu del Che’ en la propaganda.

 

Estadísticas: Información numérica sobre determinados fenómenos o procesos de la naturaleza, la economía o actividades sociales como el deporte, utilizada en todo el mundo para medir, comparar y pronosticar comportamientos. En el castrismo la información estadística se erradicó en la Ofensiva Revolucionaria (Ver) de 1968 y solamente se comenzó a restablecer varios años después. Para el vacío de esos años se ‘reconstruyeron’ las series históricas sin fundamentación científica. Desde 1976 la estadística está centralizada en el gobierno a través de dos sistemas, estadística ‘nacional’ y ‘complementaria’, y el Partido (Ver), a través de sus sistemas de ‘opinión del pueblo’ (Ver) y estudios sociológicos.  Teóricamente, la estadística fluye desde las bases hasta el centro, quien las procesa y distribuye a quienes la necesitan. En realidad, la estadística es poco confiable e imprecisa, su información se adultera en cada emisor con el objetivo de informar lo que los superiores quieren que se informe, y los resultados finales son absolutamente desviados de la realidad y nada confiables. Además, el gobierno castrista clasifica determinadas estadísticas como ‘secreto’ (Ver) y otras como ‘restringidas’ (Ver), con lo cual las que son publicadas son solo una parte, no la decisiva, de la información estadística recogida, que además adolece de las deficiencias señaladas.

 

Estado de opinión: Criterio con el que la seguridad (Ver) castrista define las opiniones y puntos de vista de la población cuando no se corresponden con las opiniones y puntos de vista del Comandante en Jefe (Ver), la revolución (Ver) y el Partido (Ver), que se consideran como la misma y única cosa. Cuando se habla de que se ha creado un estado de opinión se está queriendo decir que las opiniones de un grupo de personas, grande o pequeño, se consideran en disonancia con lo que el castrismo requiere y necesita y, por lo tanto, es necesario ‘actuar’ de alguna manera, sea con ‘trabajo político’ (Ver) o con acciones represivas.

 

Estado predelictivo: Clasificación policial para señalar a personas que sin haber cometido delitos son considerados ‘delincuentes potenciales’ porque están ‘a punto de cometer’ delitos. Las personas consideradas en ‘estado predelictivo’ pueden ser detenidas y confinadas, con juicio y sin juicio, por varios meses o por años, con el objetivo de ‘impedir’ que cometan los delitos. La clasificación se aplica tanto en el tratamiento de la delincuencia común como en los casos de delitos contrarrevolucionarios (Ver).

 

Estatutos: Documentos del Partido Comunista (Ver) y de las organizaciones de masas (Ver) que rigen la vida de esa organización, algo así como la ‘constitución’ o ‘ley orgánica’ de esa organización. Teóricamente se elaboran por el departamento de organización y son sometidos a la  consideración de toda la militancia y aprobados por el congreso (Ver) de la organización.

 

Estudio-trabajo: Sistema creado bajo la dirección personal del Comandante en Jefe (Ver) para combinar el estudio y el trabajo simultáneo de los estudiantes con el objetivo de formarlos ‘ideológicamente’ y elevar el nivel de calidad de la enseñanza gracias a esta combinación y la relación con la práctica. Iniciado en las escuelas secundarias con la ‘escuela al campo’ (Ver) se fue extendiendo a la enseñanza universitaria con la llamada ‘universalización de la enseñanza’ y a las escuelas primarias, donde se creaban huertos escolares alrededor de las escuelas y se llevaba a trabajar a los niños de primaria con el objetivo de ‘inculcarles’ los valores del trabajo manual y agrícola. En las universidades los estudiantes de los primeros años se enviaban a trabajar en fábricas, almacenes y centros de servicios para contribuir a su ‘educación ideológica’ y como forma de ‘compensar los gastos que la revolución (Ver) realiza para que puedan estudiar’.

 

Exceso de circulante: Eufemismo oficial castrista para definir la inflación galopante existente en el país producto de la caída en picada de la producción y la eficiencia provocada por la Ofensiva Revolucionaria (Ver) de 1968 y el rotundo fracaso de la zafra de los 10 millones (Ver) en 1970. La inflación en los países capitalistas se denomina como inflación pura y dura, en el campo socialista (Ver) no se mencionaba, y en el castrismo se achacaba al exceso de dinero en la calle producto de ‘las medidas revolucionarias que redujeron sustancialmente los gastos de la población’.

 

Exilio: Denominación que muchas veces se dan a sí mismos los cubanos en el exterior del país, independientemente del status migratorio de cada uno y del país en que se encuentren, y de si son nacidos en Cuba o en otro país. El concepto dentro de Cuba se utiliza menos, pues el castrismo se refiere a ‘la mafia’ (Ver), ‘la gusanera’ (Ver), ‘la comunidad’ (Ver) o ‘la emigración’ (Ver) según le convenga, y la población en Cuba se refiere a ‘Miami’ (Ver) para hacer referencia al exilio.

 

Exilio rosado (blando): Denominación popular para los artistas, intelectuales e hijos de la nomenclatura que han obtenido permiso del castrismo para residir permanentemente fuera de Cuba sin que se les considere como ‘abandono definitivo del país’ (Ver) y, por lo tanto, que pueden regresar a residir al país, o  de visita, y disfrutar de determinados privilegios vedados tanto para ‘la gusanera’ (Ver) como para los nacionales, siempre que en el exterior se comporten ‘adecuadamente’.

 

Expediente acumulativo del escolar: Expediente castrista de control del rendimiento escolar y de la actitud (Ver) político-ideológica de cada estudiante desde que comienza en la primaria hasta que termina los estudios universitarios. Todas las escuelas del sistema nacional de enseñanza están obligadas a llevar actualizado el expediente de cada alumno, quien no puede trasladarse de escuela o de estudios si no lleva a la nueva escuela, cerrado, lacrado y sellado, el expediente acumulativo y la evaluación que se realiza continuamente en el mismo.

 

Expediente de cuadros: Expediente secreto de control de los resultados de dirección y de la actitud (Ver) político-ideológica de los cuadros (Ver) de dirección. Se confecciona, verifica (Ver) y  controla por los departamentos de cuadros (Ver) de las instituciones, bajo la supervisión del Partido (Ver) y la seguridad (Ver), y se traslada a la nueva institución cuando el dirigente (Ver) es trasladado.

 

Expediente judicial: Expediente de procedimiento penal que se elabora para presentar las acusaciones en los tribunales. Según las reglamentaciones del procedimiento penal, el expediente puede ser declarado ‘restringido’ (Ver) o ‘secreto’ (Ver) si se considera que puede afectar ‘la Seguridad del Estado’, y mantenido así hasta su elaboración definitiva para presentarlo a juicio (Ver), por lo que los abogados defensores no tienen acceso al mismo mientras se está preparando y sólo pueden leerlo parcialmente varios días antes de comenzar el juicio.

 

Expediente laboral: Expediente castrista de cada trabajador del país, donde se refleja toda su actividad laboral y ‘política’ durante su vida activa como trabajador. Su número de identificación como expediente laboral es el mismo del ‘carnet de identidad’ (Ver). Se elabora y controla por los departamentos de ‘recursos humanos’ o ‘personal’ de las instituciones. Como regla, el trabajador no tiene acceso a la información recogida en el expediente laboral.

 

Exportación: Envío de productos y servicios al exterior para el comercio internacional. Como regla general, el gobierno castrista considera la exportación como altamente prioritaria, y los compromisos de exportación para obtener divisas (Ver) se mantienen por sobre el consumo de la población, es decir, se trata de garantizar primero la exportación y después, lo que no se pueda exportar, se destina al consumo nacional. Así, determinados productos son sólo para exportación (incluida la llamada ‘exportación en fronteras’, destinada a restaurantes y tiendas que venden en dólares) como mariscos y pescados de alta calidad, carnes, tabacos, calzado, discos y casettes, y determinados medicamentos; otros se destinan primero a la exportación y sólo los sobrantes, rechazos o imposibles de exportar por baja calidad se dedican al consumo nacional, como los cítricos, frutas y vegetales frescos, cacao, ropa, muebles, jabonería y perfumería, o bebidas. Algunos productos han sido ‘re-exportados’, como se hacía con el petróleo soviético en los años ochenta, vendido a Cuba a 70 dólares la tonelada, que el Comandante en Jefe (Ver) re-exportaba, mientras el combustible estaba racionado en el país, para vender en el mercado mundial a 200 dólares por tonelada. El mismo principio se utiliza en la actualidad con el petróleo del pueblo venezolano que Hugo Chávez regala al castrismo como compensación por su apoyo.

 

Extendido: Palabra técnica que el Ministerio de comercio interior castrista utiliza para definir la adulteración por el estado de productos alimenticios que se venden a la población: el café se mezcla con granos de chícharos molidos en proporción 50-50 por instrucciones personales del Comandante en Jefe (Ver), pero se le llama café ‘extendido’; el picadillo de carne de res se mezcla con frijol de soya y otros vegetales y se le llama picadillo ‘extendido’.

 

Extravagancia: Cualquier comportamiento personal que el Partido (Ver) considera se aparta de las reglas del comportamiento ‘normal’, que es el comportamiento aprobado por el Partido, y que debe ser combatido por la militancia como una desviación (Ver). Extravagancia puede ser cualquier cosa, la forma de vestirse o pelarse, bailar o cantar con demasiado énfasis, los hábitos de vida y los horarios de levantarse y acostarse, la forma de caminar o los adornos de una casa.

 

E N L A C E S

A  B  C  D  E  F  G  H  I   J  K  L  M

N  O  P  Q  R   S  T  U  V  W  X  Y  Z

 PRESENTACIÓN

PORTADA

ENVÍE SUS SUGERENCIAS DE NUEVAS PALABRAS