Cubanálisis El Think-Tank 

ARTÍCULO ESPECIAL EN EL THINK-TANK DE CUBANÁLISIS

 

VIETNAM: Un país que se abre al mundo

 

 El Exportador Digital

 

Desde que el régimen comunista de Vietnam abrió sus puertas a la inversión extranjera en los años noventa del siglo XX, han llegado algunas empresas españolas, pero se pueden contar con los dedos.

 

En 1986, el Partido Comunista (PC) inició su propio proceso de reformas, el Doi Moi, y en 1992 reformó la Constitución para abrirse al mundo. Desde entonces, se ha iniciado un salto económico y el PC quiere mantener el proceso bajo control.

 

“Vietnam tiene un ojo puesto en la evolución de las reformas en China”, señala José María Bendito, economista de la Unidad de Estudios Económicos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

 

En veinte años, Vietnam ha triplicado su renta per cápita con un fuerte crecimiento de su población. Tras el bache experimentado por la crisis asiática a finales de los noventa, el crecimiento real de la economía ha superado el 7% anual.

 

El socialismo de mercado es el régimen económico del país, pero la economía privada y las inversiones extranjeras se abren paso. En el desarrollo de este incipiente empresariado local, el papel de los vietnamitas de ultramar es fundamental para introducir capital en el país.

 

Un salto legal

 

La estabilidad económica y política, junto con la progresiva reforma legal para proteger los intereses extranjeros, han incrementado las inversiones foráneas.

 

Pero no todo va tan rápido. “En la administración hay unas prácticas que no se pueden cambiar de un día para otro”, según Isaac Martín, consejero comercial de la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España (Ofecomes) en Vietnam. Los problemas de la discriminación son evidentes cuando hablamos de la burocracia.

 

Otro asunto preocupante para los intereses extranjeros es la inseguridad jurídica. A su vez, el sistema judicial también tiene sus fallos. Y se han planteado dudas sobre la protección a la propiedad industrial e intelectual.

 

A pesar de estas cuestiones, se han producido ciertas reformas a un ritmo propio. Con un objetivo: la incorporación de Vietnam a la OMC.

 

Las negociaciones bilaterales de pre-acceso a la OMC entre la UE y Vietnam culminaron con la firma del Acuerdo de Cosecha Temprana, que abre las puertas a las inversiones europeas en casi todos los sectores. “Estamos en posición de ventaja respecto a otros competidores, sobre todo los americanos. Les llevamos un año y medio y lo hemos aprovechado en muchos sectores”, declara Felipe Palacios, consejero comercial de la UE en Vietnam. Se prevé que el acceso se produzca en 2007.

 

Tener buenas razones

 

En total, hay unas 20 empresas españolas establecidas en Vietnam. Sólo cinco han invertido y otras cinco están relacionadas con la ingeniería. “Hay que tener una buena razón para venir aquí”, sentencia Isaac Martín.

 

La reciente visita de los Reyes de España ha supuesto un importante acercamiento entre los dos países. Pero hace falta un requisito: hay que estar en el país. “Si quieres introducirte siendo extranjero, debes tener una oficina de representación”, aclara Nguyen Thi Tuy Linh, representante en Vietnam de Fermax, empresa fabricante de porteros automáticos. Además, el empresario debe tomarse los negocios con filosofía oriental, porque los períodos de maduración son largos.

 

El consenso, una clave de los vietnamitas, explica la tardanza en la toma de decisiones. No basta con ponerse de acuerdo con la máxima autoridad. Esta situación se complica más con la estructura descentralizada de la Administración. Aunque Vietnam es un régimen de partido único, las provincias tienen poder para decidir sobre licencias a extranjeros. Hay que añadir otra nota: el acceso a la información. “Estamos en un país donde las relaciones personales y la confianza son claves a la hora de hacer negocio”, detalla el consejero comercial. Quieren saberlo todo de la contraparte y piden toda la información, pero obtenerla de ellos no es sencillo.

 

Hacer negocio

 

Las exportaciones españolas al país son todavía modestas, pero tienen una pauta importante: una tercera parte son bienes de equipo y casi dos terceras partes son bienes intermedios. Vietnam compra toda la maquinaria del exterior. (Ver El Exportador Digital nº 82.)

 

Yves Díaz, director para Asia de la Asociación Nacional de Fabricantes de Bienes de Equipo (Sercobe), cita como interesantes los sectores de gestión de aguas, telecomunicaciones, equipamiento eléctrico y, por supuesto, las infraestructuras.

 

“Vietnam necesita invertir de aquí a cinco años 120.000 millones de dólares en infraestructuras, instalaciones y bienes de equipo, que aportarán las empresas vietnamitas, el Gobierno y la inversión extranjera”, puntualiza Félix Requejo, analista de mercado de la Ofecomes en Vietnam.

 

La ayuda oficial al desarrollo es uno de los caminos de financiación. El Banco Mundial es el primer donante y el Banco Asiático de Desarrollo ofrece numerosos concursos para infraestructuras

 

En España, la Administración dispone también de mecanismos. “Tenemos mucha confianza en los Fondos para Estudios de Viabilidad (FEV), que pueden acercar las empresas españolas al país sin comprometer recursos para que los vietnamitas conozcan la capacidad técnica española”, aclara Isaac Martín.

 

Otra de las opciones que se abren para establecerse en Vietnam es utilizar el país como plataforma para acceder al mercado asiático.

 

“El próximo acceso a la OMC puede conferir a Vietnam el estatus de plataforma regional que los operadores españoles parecen reclamar a cualquier país cuando se plantean operar con él”, describe Isaac Martín.

 

Para la inversión, existen zonas especiales que cuentan con mayores beneficios. La mayoría de ellas se concentra en el sur, corazón económico del país.

 

Invertir en Vietnam cuenta con otro aliciente: su mano de obra, calificada como una de las más productivas del mundo y el activo más importante del país.

 

A la vista de los salarios, cualquiera puede pensar que no hay cabida para los bienes de consumo. La renta per cápita media es de 600 dólares, pero en Ciudad Ho Chi Minh alcanza los 2.000 dólares. Es que “hay mucha economía sumergida. Nadie gana dinero, pero tienen coches y muchos otros bienes” afirma Alain Cany, presidente de la Cámara Europea de Comercio en Vietnam.

 

“Vietnam está alcanzando unos umbrales de renta que convierten a sus ciudadanos en consumidores sofisticados y abren posibilidades de negocio a empresas de gamas media y alta”, en opinión del Consejero.

 

Las visitas regulares al país y las invitaciones a clientes vietnamitas para que visiten España son las fórmulas de promoción más recomendadas para conseguir exportar.

 

Dos desconocidos

 

El desconocimiento mutuo puede ser la mayor barrera entre los dos países. Por ejemplo, Mango, con una tienda en una céntrica calle de Saigón, no se relaciona con España salvo en casos contados.

 

Sin embargo, con la visita de los Reyes el pasado mes de febrero se establecieron contactos de alto nivel, puesto que los monarcas fueron acompañados de una delegación de cuarenta empresas de diferentes sectores.

 

Uno de los acuerdos alcanzados fue la elaboración de un diccionario vietnamita-español, con el fin de paliar el desconocimiento lingüístico. La promoción del español es un eje que se quiere potenciar para consolidar el avance dentro del mercado.

 

Como se ve, son muchas las barreras, pero también muchas las oportunidades.

 

Los pioneros

 

No suman más de una veintena y se concentran en Ciudad Ho Chi Minh. Todos coinciden en la paciencia requerida para conseguir la instalación, pero en ningún caso improvisaron: sabían que Vietnam era el país donde debían estar.

 

Fritta

 

Prevé una inversión total de 20 millones de dólares, ya que va a ampliar la fábrica con el fin de duplicar la producción. “Nuestra idea es obtener el 60% de los ingresos del mercado local y el 40% de la exportación”, afirma Emilio Cano, director general de Fritta Vietnam. El país es su plataforma para vender en Asia.

 

Icona Café

 

También utilizan el país como plataforma para exportar a Asia (y a Estados Unidos). A juicio de Andrés Rojo, representante de la empresa en el país, “los vietnamitas son eficientes, producen con los mejores costes, y tienen café y terreno en gran cantidad”.

 

Mango

 

Aunque “los vietnamitas sólo conocen Mango si han viajado por otros países de Asia”, como afirma Pham Thi Mai Son, gerente de la franquicia, han publicado numerosos anuncios en revistas especializadas y han realizado acciones de relaciones públicas. Esperan consolidar su negocio el año que viene. Y para este año prevén abrir otra tienda en Hanoi.

 

Rosa Planters

 

Al tratarse de una industria intensiva en mano de obra, llegaron a Vietnam atraídos por su bajo coste. Desde 1995 importaban las macetas, pero con resultados poco satisfactorios. De modo que prefereron controlar el proceso. Cuentan con una plantilla de más de 350 trabajadores.

 

“El vietnamita es muy trabajador, tiene una actitud muy positiva para conocer; quiere aprender”, destaca Josep Elías, director general de Rosa Planters.

 

Soluziona

 

La consultora de servicios de ingeniería ha ganado dos contratos para sendos proyectos sobre el sector eléctrico. El primero lo realizará junto con la empresa Mercados Energéticos, a través de los Fondos para Estudios de Viabilidad (FEV). El segundo es un estudio económico del sistema energético de Electricidad de Vietnam (EVN). “Son proyectos pequeños, pero permiten obtener información de primera mano y definir los pasos siguientes”, explica Alejandro Erro, director de Mercados Energéticos y Regulación de la compañía.

 

Técnicas Reunidas

 

La empresa de ingeniería cuenta con el 20% en un consorcio junto con la franco-malasia Technip y la japonesa JGC para construir la primera refinería del país, con una capacidad para producir 6,5 millones de toneladas al año. Se entregará en 2009. La inversión total asciende a 2.000 millones de dólares. Arrastrará un centenar de empresas suministradoras españolas.

 

-----------------------------

 

Documentación:

 

Informe Económico y Comercial Vietnam

Oficina Económica y Comercial de España en Ciudad Ho Chi Minh, enero 2006, 27 págs.

Country Report: Vietnam

The Economist Intelligence Unit, enero 2006, 32 págs; en inglés.

Country Report: Vietnam

The Economist Intelligence Unit, 2005, 63 págs; en inglés.

España hacia Asia y el Pacífico. Plan de Acción 2005-2008

Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, octubre 2005, 321 págs.