Cubanálisis El Think-Tank 

ESPECIAL EN EL THINK-TANK DE CUBANÁLISIS

 

 ¿QUIÉN GANÓ FINALMENTE EN VENEZUELA?

 

Venezuela: Análisis y reacciones a resultados de Elecciones Legislativas

 

Patricia Acosta, Global Voices

 

Venezuela es un país dividido, polarizado y enfrentado; sin embargo, el 26 de septiembre demostró una actitud cívica ejemplar. Para los ciudadanos el voto se ha convertido en una herramienta de poder. Así lo demostraron con el 66% de participación, un récord en unas elecciones legislativas sin precedentes. En las elecciones anteriores la participación prácticamente fue nula, por el llamado de parte de la oposición a no votar, lo que trajo como consecuencia la mayoría absoluta del oficialismo en la Asamblea Nacional, un error  -asumido por ellos-  que dio al Presidente Hugo Chávez un poder sin precedentes en el sistema democrático venezolano.

Desde días anteriores al 26 de septiembre los ciudadanos utilizaron las redes sociales para animar a sus seguidores y amigos a votar. En Facebook el status de los usuarios invitaba a votar como nunca antes se había visto en Venezuela; también se llamó a votar mediante cadenas por telefonía celular (Blackberry), y por medio de Twitter, la herramienta preferida por los venezolanos. El llamado al voto se mantuvo hasta que se cerraron los centros electorales, y los partidos políticos enfrentados en la contienda tuvieron la misma actitud con sus simpatizantes, llamando “¡A VOTAR!” Los números reflejan que efectivamente lograron mover su masa electoral: sólo hubo 35% de abstención.

"Cosas simples que valen mucho: Testimonio físico de haber participado de las Elecciones Parlamentarias 2010 sobre la bandera venezolana porque más allá de partidos políticos, lo hice y seguiré haciendo por mi país."

La bloguera y tuitera Karelia Espinoza (@kareta) reconoce su posición de “ni-ni,” alguien que no se siente representada por ninguno de los dos bandos políticos en el país. En su blog EXPLÍCAME nos dice:

El pasado 26 de septiembre voté y participé cívicamente en un proceso electoral, como siempre lo he hecho, no porque me vea reflejada en algún bando sino porque creo que tengo en común con los candidatos y los demás electores el creer que podemos ser un país y no dos. Lo que quiero decir, con toda esta introducción, es que no nos hemos dado cuenta de las cosas que tenemos en común y que para ello debemos reconocer la existencia del otro, pero eso sí: sin obligarlo a aceptar nuestras posiciones, que creo es el error de quienes nos gobiernan (tanto en las regiones como a nivel nacional)

Gracias a plataformas ciudadanas se podía denunciar irregularidades en centros de votación, como en votojoven.com y dalepoderatuvoto.org, los cuales hicieron un excelente trabajo de periodismo ciudadano por medio de SMS, tuits, formularios web o email y discusiones vía CoverItLive; sin editores, sin censura, y sin filtro.

Marco L. (@solo_marco) relata el funcionamiento de su centro de votación en Caracas:

En el transcurso de la tarde del 26 las calles de Caracas se encontraban vacías, los venezolanos se fueron a sus casas a la espera de los resultados. Se sentía en el ambiente mucha expectativa. Twitter, una vez más, fue el protagonista de la información, ya que los canales de televisión, radio, y portales de información tenían prohibido divulgar cualquier tipo de proyecciones. En consecuencia, algunos tuiteros empezaron a divulgar algunos Exit Polls; no obstante, la mayoría mantuvieron una actitud muy responsable: no hicieron re-tweets e hicieron un tipo pacto de #NoRumor, lo cual fue beneficioso para todos y para el periodismo ciudadano.

Resultados:

La población venezolana se mantuvo en espera por más de 6 horas después del cierre de los centros electorales, confiando en lo que confirmó la Presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, de que se conocería el primer boletín de los comicios después de 3 horas. Se sentía una tensa calma; sin embargo, el venezolano famoso por reírse de si mismo en la adversidad optó por esperar con el optimismo y humor que lo caracteriza. “Muchas veces se cuestionan si nosotros con el sentido del humor no le quitamos seriedad a lo grave. Yo creo que el sentido del humor nos ayuda a encontrarle un poco el humor a la gravedad sin que ella pierda su sentido grave,” reflexionó el humorista y polítólogo Laureano Márquez via Twitter, mientras se esperaban los resultados.

Mientras esperaba los resultados, el Presidente Chávez mandó mensajes mediante su cuenta de Twitter. En uno dijo (@chavezcandanga):

Bueno me han dicho que el pueblo viene pa Miraflores! Pues los espero aquí!! Pero ojo con la CONSOLIDACION!! Que nadie baje.la guardia!

El “Balcón del Pueblo” ha sido para el Presidente Chávez un símbolo de victoria. En cada elección hace presencia en el Balcón en Miraflores y celebra con sus simpatizantes, sin embargo, su ausencia fue notable para todos en esta ocasión.

Finalmente, a las 2:40am del 27 de septiembre los venezolanos conocieron  el primer boletín en el cual no se informó la totalidad de los curules: 9 escaños quedaron a la espera. Francisco Toro de Caracas Chronicles [eng] construyó un mapa interactivo en Google Maps, mostrando los resultados finales de cada circuito electoral. El Universal también muestra los resultados de forma interactiva.

Las reacciones a los resultados son diversas, ya que la oposición (azul en el gráfico abajo) teniendo la mayoría del voto popular (52%) sólo consiguió 65 escaños, mientras que el oficialismo (rojo en el gráfico abajo) con 48% consiguió 98 escaños. El País de España lo explica de esta manera: “El chavismo reformó la ley del sufragio y participación política en diciembre de 2009. De tal reforma resultó que las regiones menos pobladas del país tienen ahora más representación en el Parlamento y cada uno de los diputados que se eligen allí cuestan menos votos que en los Estados más grandes.” Francisco Toro muestra [eng] como esta reforma a la Ley Orgánica de Procesos Electorales aplicada a estas elecciones le “robó” unos 10 asientos a la oposición.

 

"Asamblea Nacional Venezuela 2010"

El Sr. Américo Hernández escribió el post, “Venezuela. ¡Qué grande eres!” en el portal oficialista Aporrea:

Por supuesto que esta victoria del 26S es el comienzo del camino de Chávez rumbó a un nuevo triunfo como candidato presidencial de Venezuela 2012.Quiéranlo o no el gran ganador del 26S es el Presidente Chávez. Y eso de que su popularidad estaba por el piso es una mentira del tamaño del Kilimanjaro. Cómo mentirosos son los dueños de las encuestadoras que lo daban como perdedor. Por supuesto que la guerra a cuchillo en la oposición por la candidatura presidencial se intensificará en la intención que tienen algunos de los prospectos por abrogarse los votos que llevaron a los 61 diputados a la Asamblea Nacional. Por supuesto que esos diputados tienen que trabajar duramente y dejar la tiradera de piedras.

De manera responsable, algunos ciudadanos analizaron los resultados. La tuitera opositora Tutu Domínguez (@tutudominguez) nos otorga su reflexión en su blog Palabras más, Palabras menos:

Otra cosa que tenemos que aprender, es que no hay peor guerra que la que no se lucha. Nos dejamos invadir por el sentimiento derrotista de que íbamos a unas elecciones trucadas. Y sí, no hay duda que lo de los circuitos electorales fue una trampa, pero lo sabíamos y no luchamos porque fuera distinto, al igual que hace 5 años dimos por perdida la Asamblea Nacional y nadie salió a votar. Ayer, con todo y el sentimiento de derrota, decidimos dar la pelea y el esfuerzo fue recompensado. ¿Que pudieron haber sido más diputados? Sí, estoy de acuerdo. ¿Qué absurdo que la mayoría de los votos estén representados por minoría en la Asamblea Nacional? Totalmente. ¿Que perdimos? ¡Jamás! El triunfo de ayer fue importante, porque además de mayoría, de diputados y de democracia, le devolvió a Venezuela algo que hacía tiempo habíamos dado por perdido y fue la esperanza.

César Guevara, bloguero del oficialismo, en el post “Ni estoy contento, ni voy a hacer falsa comparsa” de su blog César Guevara Irreverente, dice:

No me place el resultado de las elecciones y por primera vez acerté cabalmente un pronóstico. […] Lograr dos tercios de los curules era imprescindible, no una opción, y al no lograrlo la revolución salió derrotada. Además el voto general nos fue adverso aunque haya virtual empate técnico, así que aquí hay doble derrota. ¿Está usted, camarada amigo, lo suficientemente obnubilado como para no aceptarlo?

Veamos ahora las causas de la derrota. Archiconocidas lo son: corrupción, alto índice delictivo, arbitrariedad jurídica, inflación con especulación como componente primario, pésimo estado de los servicios públicos por ineficiencia y falta de compromiso, y horrible política comunicacional que nunca hemos podido manejar inteligentemente. Si esta revolución se pierde, la pierden una sarta de incompetentes que no entienden lo que es hacer gobierno.

Edgar B escribe para Panfleto negro sobre el resultado de las elecciones en el post, “Resultados imbéciles de una elección imbécil”:

Resultados a las mas de 6 horas de haberse cerrado el proceso, tardanza más que incoherente y diabólica, deja ver, no sólo el grado de desprecio que tiene el ente comicial hacia los grupos bipartidistas existentes, sino la imbécil respuesta de los partidos acostumbrados  a la limosna informativa oficial […]

Fuera del análisis político/místico opositor ¿Qué nos queda? Una elección donde nadie ganó realmente. Todos, absolutamente todos no sólo no ganaron, sino que perdieron (Y no es lo mismo no ganar, que perder). La oposición logro menos diputados de lo que les corresponde y el gobierno tienen reducido parcialmente  su margen de acción (he allí la imbecilidad del asunto).

Las consecuencias de las diferentes interpretaciones de los resultados no son nada favorables para el proceso democrático. Ante la duda, la periodista Andreina Flores (@andreina) interpeló al Presidente Chávez acerca de la distribución de los circuitos. El video de la conversación entre la periodista y el Presidente se ha divulgado por medio de blogs, YouTube  y Twitter. En el blog The Devil's Excrement [eng], su autor comenta sobre el video en el post “Andreina asks Chávez simple question, gets insulted, he never answered” (”Andreina le pregunta a Chávez una pregunta simple, él la insulta y nunca responde”).

Después de estas elecciones, muchos venezolanos consideran que en Venezuela vienen tiempos de cambio. Se aproximan las elecciones presidenciales en el 2012, y el Presidente Chávez posee después de 11 años de gestión una inflación del 30%, una inseguridad desbordada y 42% de popularidad. Su bandera es clara: “Debemos continuar fortaleciendo la Revolución.” La oposición por su parte carece por el momento de un líder que logre afinidad con el pueblo y mueva las masas que son necesarias para ganar al Presidente con más carisma que ha pasado por Venezuela: 11 años así lo demuestran.

 

 

Enfoque crítico de los resultados del 26-S. Algunas recomendaciones

 

Edgar Jaimes, Profesor Titular Jubilado del NURR-ULA, Trujillo

Más allá de las debilidades, fortalezas, oportunidades y amenazas que exhibieron las organizaciones y candidatos que participamos en las elecciones del 26-S, es hora de hacer un análisis ponderado y crítico con base en los resultados obtenidos. En lo que concierne a mi candidatura por la lista del Movimiento Progresista (MOVPRO), expreso mi gratitud a los miles de electores trujillanos que gentilmente atendieron y, en muchos casos, discutieron y analizaron el mensaje contenido en mi Plan de Gestión Parlamentaria (PGP). Este análisis crítico lo fundamento con base en las observaciones siguientes:

1) En las elecciones del 26-S se puso en evidencia la inconstitucionalidad del actual sistema electoral de Venezuela, oportunamente denunciada por destacados analistas políticos y por dirigentes del Bloque Independiente, pero desestimada por la Mesa de la Unidad democrática (MUD). Para conocer detalles de la descomunal trampa-fraude orquestada por los poderes del estado sugiero a los lectores y lectoras que vean y escuchen la explicación expuesta en la siguiente página web http://esdata.info/ Salamandra-1

2) Como parte de esta trampa-fraude quedó en evidencia la presunta manipulación de los  resultados electorales obtenidos para algunos centros regionales de votación por parte del  CNE, porque: ¿cómo se explica que a pesar de contar con “el mejor sistema electoral del mundo” se requirió de 8 horas para dar resultados parciales? En países  como Costa Rica, Colombia y Chile, donde el conteo es manual, se dan resultados definitivos después de dos horas de finalizadas las elecciones. El Consejo Nacional Electoral (CNE) debe explicar esta incongruencia.

3) Es evidente que el electorado venezolano está dividido en dos bloques: los abstencionistas y los votantes. Los primeros totalizan 5.945.000 de personas y los votantes  11.055.000. Según CNE el total de personas convocadas para el 26-S fue de 17.100.000,  lo que representó un 34,8 % para los  abstencionistas, mientras que los votantes fueron el 65,2 %. Por su parte, del total de votantes, aproximadamente 5.655.000 (51,2 %), apoyaron a la MUD y los restantes 5.400.000, es decir el 48,8 %, son del sector oficialista.

4) No obstante estas cifras, la mayoría del voto popular estará representada por 67 diputados y la minoría oficialista por 98 parlamentarios. He allí la prueba irrefutable de la estafa electoral diseñada y legitimada por el oficialismo que contradice el mandato constitucional establecido en el Artículo 186 de la Carta Magna. En consecuencia, una de las tareas principales del bloque opositor es lograr la derogatoria de la actual Ley Orgánica de los Procesos Electorales (LOPE) para corregir esta piratería del régimen “Chavezista”. 

¿Qué debería hacer el polo oposicionista?

A) Construir un Frente Amplio Democrático (FAD) dentro y fuera de la Asamblea Nacional. Esto permitiría crear las condiciones necesarias para el desarrollo del sentido de pertenencia en el seno de ese FAD, más allá de los factores políticos que lo conforman. Solo así podría ser  visto por el pueblo como una alternativa valida. 

B)  Proponer una visión clara y precisa de la Venezuela deseable, definida con base en metas u objetivos de corto, mediano y largo plazo. Para ello sería útil retomar y actualizar algunas de las ideas propuestas por Gerver Torres en su libro Un sueño para Venezuela ¿Cómo hacerlo realidad? (2001), así como las planteadas por el MOVPRO en su PGP.

C) Hacer valer la cualidad de representantes de una mayoría popular alineada  en el libre pensamiento, con un discurso amplio, pertinente y coherente, expresado por una vocería plural y diversa, capaz de tender puentes comunicacionales no solo con el sector oficialista sino con el de los abstencionistas, con el fin de promover en ellos el sentido de inclusión y pertenencia socio-política del FAD, erradicando todo signo de sectarismo, exclusión o rechazo hacia ellos.

D) Estructurar una estrategia comunicacional que permita mantener informado semanalmente a la totalidad del pueblo sobre la actividad parlamentaria del bloque opositor, ahondando sobre aspectos que sean de interés para las comunidades, en especial lo relativo a soluciones globales y específicas para resolver problemas de inseguridad social, ciudadana, desempleo, insalubridad pública, deterioro ambiental, así como la de impulsar políticas dirigidas a mejorar las condiciones de salud, educación, laboral, entretenimiento, ordenamiento del territorio, entre otros derechos humanos, políticos y civiles. La rendición de cuentas, durante cada periodo parlamentario, es fundamental.

 

Elecciones sin democracia

 

Gustavo de Arístegui, Portavoz de Asuntos Exteriores del PP y observador internacional

Venezuela es un hermoso y gran país de 27 millones de habitantes y casi un millón de kilómetros cuadrados.

El 26 estaban convocados a las urnas 17,5 millones de electores. Una cosa salta a la vista en este país, no todos los venezolanos son iguales, el escandaloso doble rasero es mucho más sangrante en periodo electoral. Los venezolanos opositores al régimen chavista sufren toda clase de arbitrariedades, de presiones, coacciones y que incluso pueden traducirse en detenciones arbitrarias sin procesamiento, juicio posterior ni garantías, como fue el caso al candidato a diputado y ex prefecto de Caracas, Richard Blanco, quien pasó nueve meses en la prisión de Yare rodeado de delincuentes comunes.

A otros se los tirotea, amenaza o incluso asesina.

El esperpento montado por el régimen para intentar expulsarme demuestra de qué pasta está hecho el chavismo, una mezcla de totalitarismo de corte fascista, estalinismo bananero, chapucería, improvisación, incompetencia, y además del uso compulsivo de la mentira y de la manipulación.

En Venezuela no existe el Estado de Derecho, el imperio de la leyes es capricho del caudillo, la inseguridad jurídica es cósmica, de verdad de las más altas del mundo, la separación de poderes una entelequia, el Poder Judicial un brazo opresor más del Ejecutivo, los derechos humanos son atropellados de manera sistemática, la libertad de expresión asesinada y bien enterrada, los opositores perseguidos como delincuentes, los medios de comunicación críticos acosados, agredidos, vigilados o cerrados.

Muchos candidatos de oposición con serias posibilidades de éxito son inhabilitados sin causa y sin intervención judicial, o simplemente encarcelados durante un tiempo para amedrentarlos. No parece lógico que a un régimen así se le pueda de verdad llamar democracia con todas las letras.

De hecho, muchos de los candidatos chavistas se confiesan marxista-leninistas, otros incluso estalinistas, y el propio Fidel Castro ha reconocido que el socialismo del siglo XXI chavista no es más que una forma de comunismo. No parece que se le pueda discutir al dictador cubano que de dictaduras estalinistas es la máxima autoridad viva reconocida.

Ruego que tomen nota los ingenuos que en Europa siguen creyendo que Chávez es un demócrata. Este régimen es una mezcla de estructuras de poder fascistas, que en sus inicios tenía inmensos vacíos ideológicos que con el tiempo han ido llenando con el estalinismo bananero beligerante y violento.

Es verdad que los venezolanos acuden a las urnas con frecuencia, es posible incluso que la posibilidad real de fraude haya disminuido, todo por el esfuerzo de los partidos de oposición de colocar interventores en la mayoría de las mesas, pues en el pasado donde no había testigos de la oposición, la participación era sospechosamente alta, y los resultados del "oficialismo" injustificadamente buenos. Otro factor determinante de este proceso electoral ha sido la manipulación de las circunscripciones electorales, conocida como Jerrymandering, que favorece escandalosamente a los candidatos del régimen. Como dice al alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, si estas elecciones son como subir al último piso de una torre de 100, los partidos de la oposición tienen que subir a pie y el chavismo en ascensor, muy gráfico y tristemente cierto.

Nada es casualidad aquí, a pesar del permanente recurso a la improvisación, saben muy bien lo que quieren y este régimen no se para en barras para lograrlo, no conoce límites en su política de intimidación y la pretensión de extender su poder ya casi omnímodo.

Pero además la alergia de este régimen a la crítica fundada, serena, justificada y con argumentos, pone muy nerviosos a los jerarcas del chavismo. Eso fue lo que ocurrió con mi expulsión; el régimen juzgo inaceptable que hiciésemos un análisis riguroso de la situación política en América Latina y en Venezuela. El régimen fabricó una serie de acusaciones infundadas y anunció a ciertos medios que el Consejo Nacional Electoral me iba a expulsar porque yo habría infringido la ley electoral venezolana por haber vertido opiniones sobre el proceso comicial sin especificarlas, lo que era demostrablemente falso.

A pesar de la amenaza de expulsión, la verdad es que decidimos mantener estrictamente nuestra agenda prevista, atendimos a los medios que nos llamaron y les contamos la verdad de lo sucedido. A las 17:05 hora de Venezuela me llamó un rector (vocal) del CNE que me confirmó que su institución no había decretado absolutamente nada sobre mi expulsión, parecía entonces evidente que era una decisión del Gobierno. Este extremo fue difundido por los medios internacionales, poniendo en solfa la versión chavista. Pocos minutos más tarde, la presidenta del CNE llamó al representante del partido Copei (uno de nuestros anfitriones) diciéndole que ellos no habían decretado mi expulsión. En consecuencia, era obvio que si se me expulsaba alegando que había sido el CNE, el Gobierno haría el más absoluto de los ridículos.

Entre tanto, el Ministerio de Asuntos Exteriores de España remitió una Nota Verbal pidiendo que se revocara la orden de expulsión. Tras los hechos hasta aquí expuestos el ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Nicolás Maduro, le hizo saber al ministro Moratinos que la orden quedaba sin efecto y que exigía que no hiciésemos declaraciones sobre el proceso hasta que éste acabara, cosa que habíamos hecho y normativa que obviamente íbamos a continuar respetando. En una posterior rueda de prensa el canciller venezolano negó que se hubiese decidido expulsarme pero aseguró que mis declaraciones estaban siendo estudiadas para proceder a hacerlo si lo estimaban pertinente. En fin, un verdadero disparate de contradicciones, incoherencias y falacias.

Por la noche en uno de los múltiples programas de televisión en una de las múltiples cadenas oficialistas, se dedicaron a difamar e insultar a los invitados internacionales no afines al chavismo, centrándose especialmente en mi persona, lo que venía a completar una intensa campaña de descrédito orquestada y difundida por la televisión estatal, Venezolana de Televisión, que es en realidad un instrumento más de propaganda y acoso en manos de este régimen. En otro programa dos invitados chilenos de extrema izquierda se dedicaron a cantar las alabanzas del sistema electoral, las máquinas, el recuento y su transparencia y seguridad, sin que a ellos se les advirtiese que ellos sí estaban violentando gravemente la ley electoral.

Puede estar seguro el lector de que estos dos invitados lejos de haber sido expulsados fueron felicitados y aplaudidos por el régimen. El episodio de tratar de coaccionar a todos los observadores internacionales no afines al chavismo con mi expulsión y la de Leonardo Vitelli es muy grave, pero quienes sufren diariamente desde hace 11 años la creciente opresión chavista son los venezolanos que viven en el país.

Lo que aquí ocurre es verdaderamente grave, Venezuela por culpa de su régimen se ha convertido en un exportador de inestabilidad geoestratégica, radicalidad, odio y confrontación, es el motor y uno de los pilares de la alianza antisistema y antidemocrática.

Esta alianza no debe ser tomada a la ligera, está bien trabada, compuesta por elementos muy duros, fanáticos y radicales, muy bien conectados entre sí y con ya varios países en su haber, y muchos partidos, movimientos y diferentes tipos de aliados en el mundo entero; es lo que yo analizaba en mi libro Contra Occidente.

Estas elecciones pueden suponer un importante punto de inflexión democrático para Venezuela y para América Latina en su conjunto, hay que estar pendientes del voto popular puesto que el resultado por escaños es necesariamente magro por la manipulación de las circunscripciones electorales. Con el buen resultado de la oposición, se da el paso hacia la recuperación de la plena y verdadera democracia sin apellidos en Venezuela, hacia la recuperación de la libertad, la sensatez y la prosperidad y crecimiento económico.

Venezuela necesita recuperar su régimen de libertades, pero también una gestión eficaz, transparente, responsable y con un proyecto de país para sacarla del abismo.

Conviene recordar que cuando se superan periodos oscuros y de confrontación política, la única salida es democrática, pacífica y de reconciliación.

Todos deben respetar las reglas democráticas y sus instituciones, para que todos los venezolanos puedan algún día vivir en paz y en libertad con independencia de sus ideas políticas.

El camino es la reconciliación, nadie debe volver a ser encarcelado sin causa, perseguido, acosado o forzado al exilio.

Ésa es la verdadera libertad y en Venezuela no existe.

 

Dieterich cuestiona posibilidad de reelección de Chávez en 2012

 

A juicio del ideólogo del socialismo del siglo XXI es necesario “que el pueblo imponga la rectificación, porque los líderes de la nueva clase política ‘bolivariana’ son tan arrastrados ante el poder que no pueden atender el supremo destino de la nación, cambiando el rumbo del Titanic”.

  EL UNIVERSAL, Venezuela

Caracas.- El filósofo del marxismo conocido como ideólogo del socialismo del siglo XXI en el gobierno de Hugo Chávez, cuestionó las posibilidades de triunfo del actual mandatario venezolano en las elecciones presidenciales del año 2012 debido al fracaso del modelo socio-económico impulsado.

Tras los resultados de las elecciones parlamentarias del pasado domingo, Dieterich publicó un artículo en el que hace recomendaciones al chavismo.

"Los resultados electorales de Venezuela manifiestan una verdad vital para el proceso bolivariano y plantean una incógnita existencial para el Chavismo", señala el artículo publicado en el sitio kaosenlared.

"Ahora, la interrogante existencial es, si Hugo Chávez ganará las elecciones presidenciales del 2012", agrega el análisis de Dieterich.

Destaca Dieterich "la incapacidad de la política del Presidente, de destruir el Bloque Electoral Opositor (BEO), es tanto más dramática cuanto que contaba con condiciones extraordinariamente favorables".

"1. Los exorbitantes precios del petróleo; 2. Una discreción ejecutiva y legislativa prácticamente absoluta, por los dólares de PDVSA y la ausencia de la oposición en la Asamblea Nacional; 3. Una oposición extraparlamentaria fragmentada, sin Proyecto Nacional y sin líderes de estatura, es decir, una oposición ¡sin cabeza ni cuerpo!", agrega.

"La pregunta para el 2012 es si esas condiciones mejorarán o empeorarán. La respuesta es evidente: los precios petroleros no van a subir; la oposición, reactivada por su éxito relativo, logrará una mayor unificación que ahora, y el modelo de gobierno del Presidente se volverá más disfuncional de lo que hemos visto desde diciembre del 2007, particularmente en su aspecto económico y propagandístico", se pregunta el analista.

"Este escenario es más grave aún, si se toma en cuenta que la oposición dispone ahora de un foro propagandístico nacional (la AN), del cual carecía desde el 2005, y que la campaña electoral fue el máximo esfuerzo organizativo que el Presidente, su clase política y su Partido podían realizar. No será posible aumentar su potencia para la campaña de 2012", añade.

"La dialéctica decisiva de la lucha política en Venezuela es la siguiente. El BEO tiene una sólida base socio-ideológica, de alrededor del 37 por ciento. El Bloque Bolivariano tiene una base semejante con alrededor de un 40 a 43 por ciento. El sector flotante, 'los ni, ni' como dicen en Venezuela, representa alrededor de un 25 por ciento del electorado votante", detalla.

Tras este análisis la conclusión de Dieterich es que "ese sector flotante, sin mayores lealtades ideológicas, decidirá las elecciones presidenciales del 2012".

"Desde el 2003 en adelante, el gobierno ha ganado su lealtad mediante los enormes subsidios estatales. Pero, los bajos precios del petróleo, la ineficiencia económica y la alta inflación, no permitirán que este método de cooptación y atracción de clientelas, podrá mantenerse tal cual hasta las elecciones del 2012. Y sin las mieles del subsidio y de las ganancias estatales, ese sector probablemente caerá víctima de los cantos de sirena de la oposición", sostiene.