Cubanálisis El Think-Tank

             ARTÍCULO ORIGINAL PARA EL THINK-TANK DE CUBANÁLISIS

 

 

Dr. Antonio Morales Pita, Chicago

  

 

 

                               

                                                                                                                                                            

 

Inmigración y la tasa de sustento

 

En numerosas ocasiones en varias partes del mundo se han puesto trabas a la entrada de inmigrantes y no se presta la debida atención a la tasa de sustento, que se representa por la siguiente relación:

 

 

Esta tasa de sustento (llamada support ratio en inglés) a nivel mundial ha tendido a decrecer debido al crecimiento de la esperanza  promedio de vida -sobre todo en países desarrollados- y por el mejoramiento de la salud (por lo tanto crece el denominador). Al mismo tiempo la población  en edad laboral disminuye por la reducción del número de hijos por mujer debido a la elevación del nivel profesional femenino y algunas políticas restrictivas de la población por parte de los gobiernos (por lo tanto decrece el numerador). Este indicador socio-económico demográfico  describe la carga que debe soportar la población en edad laboral con respecto a la población no apta para trabajar. 

 

Según la población prolonga su vida, la tasa potencial de sustento tiende a disminuir. Según datos tomados de Wikipedia.org, entre 1950 y 2009, la tasa potencial disminuyó de l2 a 9 trabajadores potenciales por persona no en edad laboral. Para el 2050 se proyecta que esta tasa se reducirá hasta 4.

 

Existe otro factor que agrava la situación. El número potencial de trabajadores es superior al real porque existe el desempleo. La tasa de desempleo  está en relación inversa con el crecimiento de la economía (medido internacionalmente por el producto interno bruto). Como que el PIB de la economía mundial desde inicios de este siglo ha tenido una tendencia decreciente de un 4 a un 2%, el desempleo tiende a incrementarse y añadir más peso a la población inactiva.

 

En cualquier país existen cuatro actores económicos: el gobierno, los negocios, los consumidores y el resto del mundo. La tasa de sustento abarca a los cuatro.

 

El gobierno debe jugar un papel importante en la manutención de la población no laboral (incrementada por el desempleo) al tener la responsabilidad única de suministrar recursos de sus fondos.  Al propio tiempo -por cuanto el gobierno también emplea fuerza laboral- en el número de empleos inciden dos actores económicos: el gobierno y los negocios.

 

Los negocios proporcionan inversiones y crean parte de los nuevos empleos a partir de sus ganancias. El gobierno solamente dispone de su presupuesto, cuyo déficit con respecto al PIB sigue creciendo. El crecimiento del presupuesto depende de los impuestos y de la situación económica del país. 

 

En este trabajo nos abstraemos del factor corrupción, el cual empeora todos los resultados incluidos en el artículo. El presupuesto de la mayor parte de los gobiernos es deficitario y se mide en un cociente respecto al PIB.

 

Los negocios, al incrementar las inversiones, crean fuentes de empleo que incrementan los números de los trabajadores, tienden a disminuir la tasa de desempleo y hacen crecer el numerador de la tasa de sustento. Ahora bien, los negocios tienden a reducir sus inversiones cuando la situación económica del país disminuye sus posibilidades de obtener ganancias. En esta situación, los inversionistas prefieren comprar bonos del gobierno, los cuales representan una inversión mucho más segura que crear o ampliar una fábrica por cuanto la demanda de los consumidores se encuentra constreñida. Por las razones anteriormente expuestas, al contrario de las concepciones republicanas de rebajar los impuestos a la clase poderosa, la historia norteamericana muestra varios ejemplos, como en el caso del Presidente Reagan, en que la reducción de impuestos a los negocios no condujo al aumento de las inversiones en tiempos de crisis económica.

 

Los consumidores entran a jugar su papel con relación a la tasa de sustento porque el aumento del consumo es uno de los factores determinantes del desarrollo económico y porque ellos constituyen el núcleo de la tasa de desempleo. Dentro de este contexto los gobiernos necesitan aumentar el número de trabajadores en edad laboral, y he aquí donde existe la necesidad de incrementar la inmigración, que mayoritariamente está integrada por personas en edad laboral. Sin embargo, para que aumente la inmigración deben estar presentes los factores siguientes:

 

  1. La situación del país receptor debe estimular a los inmigrantes, quienes por lo regular provienen de países del Tercer Mundo, cuyas economías no ofrecen condiciones adecuadas de empleo.

 

  1. La emigración puede beneficiar al país remitente porque reduce el número de desempleados y además porque puede crear fuentes importantes de remesas en moneda extranjera (como ejemplos harto conocidos están Cuba, México y América Central, cuyos inmigrantes representan una fuente importante de moneda extranjera).

 

  1. Este trabajo se abstrae de la inmigración política como es el caso de los refugiados.

 

  1. El país receptor debe tener una tasa de desempleo relativamente baja.

 

Por lo tanto, se puede concluir que la tasa de inmigración está relacionada directamente con las situaciones económicas tanto del país remitente como del país receptor, y repercuten sobre la tasa de sustento de ambos países.

 

Aquí  se aprecia la relación del cuarto actor económico (el resto del mundo) que está vinculado con las importaciones y exportaciones del país en que residen. A tono de ejemplo se puede tomar la reducción de exportaciones del Brasil a China -debida parcialmente a la reducción del crecimiento económico asiático- como uno de los factores contribuyentes al estancamiento económico del gigante sudamericano.

 

En resumen, los cuatro actores económicos se relacionan directa o indirectamente con la tasa de sustento.

 

La tabla que se incluye a continuación analiza la interrelación entre la esperanza de vida, la tasa de desempleo, el crecimiento del PIB y del déficit presupuestario respecto al PIB  con respecto a la afluencia de inmigrantes a trece países miembros de la OECD -la organización intergubernamental para la colaboración y el  desarrollo económico- que agrupa a los países más desarrollados. Es un foro de países que fomentan la economía de mercado y la democracia.

 

Tabla

La esperanza de vida, la tasa de desempleo, el crecimiento del PIB %, y del déficit presupuestario respecto al PIB,

en relación con el número de inmigrantes.

 

País Esperanza de vida (edad) 2015* Tasa de desempleo, % * Crecimiento del PIB % * % del déficit presupuestario respecto al PIB*

Inmigrantes en diez millares**

   2010                   2015
Japón 83.7 4. -0.2 (2007-2012) 1.7 (2015) - 5.9 (2015) 29.3 37.3
Suiza 83.4 3 1.5 0.2 13.4 15.0
España 82.8 25 2.5 -3.5 33.0 29.1
Suecia 82.4 7 2.9 -0.7 7.9 11.4
Francia 82.4 10 1.3 -3.6 22.2 25.2
Canadá 81.9 7.1 ↓ 2.3 -1.2 28.1 27.2
Noruega 81.8 3 1.2 5.3 6.5 5.9
Reino Unido 81.2 7 2.2 -3.9 45.9 47.9
Alemania 81.0 6↓ 1.8 0.8 68.4 201.6
Grecia 81.0 25 2.5 -2.6 3.3 1.8
Chile 80.5 6 ↓ 3.1 -2.2 6.4 16.6
Estados Unidos 79.3 7 ↓ 2.5 -2.2 104.2 105.1
México 76.7  5 2.8 -3.0 2.6 3.4

 

 

*Todos los datos fueron obtenidos  de The Pocket World in Figures para el 2015  y de la publicación The World in 2016, ambas publicadas por The Economist.

 

**Index mundi 2015

 

En Grecia, el último dato corresponde al año 2012. Las cifras subrayadas se refieren a los peores indicadores en la tabla. Las flechas representan tendencias.

 

De la tabla se pueden extraer las siguientes conclusiones:

 

a) Solamente dos países (España y Grecia) han disminuido la cifra de inmigrantes del 2010 al 2015, y ambos reflejan las mayores tasas de desempleo.

 

b) El déficit presupuestario superior al 3% (umbral normalmente tomado como máximo para una economía estable) se registró en países con altos porcentajes de desempleo.

 

c) Alemania registró una reducción en el desempleo, un crecimiento del PIB, un superávit en el presupuesto con respecto al PIB y el mayor incremento en la inmigración.

 

d) Francia registró una alta tasa de desempleo para ese país y un déficit presupuestario superior al umbral.

 

e) Los Estados Unidos (como país receptor) descendieron como primer lugar en el número de inmigrantes en el 2010 hasta al segundo lugar, desplazados por Alemania. Se debe tener  en cuenta que solo están considerados los inmigrantes legales.

 

f) Los países con déficit presupuestario < 1.5%   (Noruega, Suiza, Suecia, Canadá, y Alemania) tuvieron bajas tasas de desempleo y cifras de crecimiento del PBI - que se consideran buenas para países desarrollados.

 

g) En algunos países, como Estados Unidos, la cifra de inmigrantes se ha mantenido relativamente constante, y debe haberse reducido más a partir de 2017 por razones políticas, a pesar de haber descendido las tasas de desempleo, tener un déficit presupuestario aceptable y el segundo crecimiento del PIB dentro del grupo de países industrializados. 

 

h) En algunos casos, la información oficial no parece guardar correspondencia con la realidad. Si se toma, por ejemplo, el caso de la tasa de desempleo de México, resulta difícil creer que ella sea inferior a la del Canadá y a la de los Estados Unidos (los tres miembros del Tratado de Libre Comercio de la América del Norte). Una baja tasa de desempleo en México, tal como se ha reportado oficialmente, no justificaría la inmigración mexicana a los Estados Unidos por falta de empleo en ese país. 

 

En conclusión, entre los factores primordiales -exceptuando las influencias políticas- para aumentar la tasa de sustento están el aumento de la población apta para el trabajo acompañada por la reducción del desempleo, del déficit presupuestario, así como el incremento del PIB. La inmigración puede contribuir a la reducción de la tasa de sustento aumentando la cifra de la población apta para el trabajo. El gobierno puede jugar un papel importante en crear estímulos para tener más descendientes por pareja. La política del gobierno chino de establecer el máximo de un hijo por matrimonio ha traído consecuencias negativas al país, al reducir la población apta para el trabajo e incrementar los salarios por la reducción del suministro de mano de obra.