Cubanálisis El Think-Tank

ARTÍCULO ESPECIAL EN EL THINK-TANK DE CUBANÁLISIS

Cubanálisis-El Think-Tank, en memoria de Laura Pollán, reproduce este magnífico artículo del periodista independiente cubano Juan González Febles, escrito y publicado en La Habana, en "Primavera Digital",  cuando La Dama de Blanco se debatía entre la vida y la muerte, como una expresión de nuestra mayor solidaridad, respeto y simpatía con esa valiente cubana. A todos sus familiares nuestro más sentido pésame. ¡Que descanse en paz la valerosa Laura Pollán!

 

La odisea de Laura Pollán

 

Juan González Febles, Primavera Digital

 

Abatido, tenso, desaliñado, ojeroso y cansado, Héctor Maseda dejó atrás al político para mostrar al hombre que se sobrepone a duras penas al dolor. Su esposa, la Dama de Blanco Laura Pollán lucha por su vida en la sala de terapia intensiva del Hospital Clínico Quirúrgico “Mayor General Calixto García” en La Habana.

 

Llegué con dos colegas de PD, el fotorreportero Marcelo López y el periodista Paulino Alfonso. La sala de terapia intensiva del Calixto está situada al noroeste. Casi al final y en la vecindad de la entrada posterior del centro, desde la calle G ó Avenida de los Presidentes. Se trata de un edificio deslucido con una higiene que deja mucho que desear, pero que parece ser la tónica del momento para las instalaciones hospitalarias que prestan sus servicios a la población. Esto marca el agudo contraste con otras consagradas a la nomenclatura gobernante y a extranjeros que vienen a la Isla para tratar diversas dolencias, en condición privilegiada y seducidos por los servicios médicos que disfrutan en su, condición de extranjeros, muy distante de la realidad que afronta el cubano.

 

Al llegar al hospital noté una discreta presencia policial. Poco después, una joven se acercó para pedir que no tirara fotografías y entonces fue que noté los contornos del operativo policial y además, que no querían hacer sentir su presencia más allá de ciertos límites. Dentro de la gravedad de la situación, esta contención ha sido una de las pocas cosas edificantes que encontré. Ojala se mantenga.

 

Los partes médicos son ofrecidos a las 8 y a las 12 horas en salas de conferencia habilitadas para estos fines. El estado de Laura Pollán es muy grave. Se encuentra entubada, neurológicamente sedada, fue transfundida y de acuerdo con los especialistas médicos que la atienden, está “estable” en su condición cardiovascular. La insuficiencia respiratoria que sufre está motivada por una infección de etiología desconocida, adquirida presuntamente en las salas hospitalarias, según opinión de los médicos que la atienden. Vale destacar que inicialmente fue tratada con antibióticos del tipo recomendado en los protocolos internacionales para las salas de terapia intensiva. Estos no resolvieron la situación, al parecer, por no tratarse de bacterias comprendidas en su rango. Se teme que podría ser algo viral. Debido a esta eventualidad, Laura Pollán ha sido tratada con retrovirales y se enviaron muestras de fluidos al Instituto Pedro Kouri (IPK) para análisis más detallados. IPK es la institución insignia de la ciencia oficial para los estudios de microbiología, virología, bacteriología y otras endemias tropicales.

 

Los especialistas en terapia intensiva a cargo del caso de Laura Pollán conceden importancia relativa a los resultados que podría aportar el IPK. Según ellos, no resulta del todo relevante el conocimiento de la cepa viral o bacteriana desencadenante de la insuficiencia respiratoria. “Los clínicos trabajan con causas, los intensivistas ponemos el acento en mantener o recuperar funciones vitales afectadas o perdidas”, dijo uno de los especialistas a cargo del parte médico de las 12 PM del domingo 9 de octubre. “Esta es una diferencia elemental”, concluyó.

 

Existen muchas aprensiones y sospechas compartidas por todos los que en Cuba nos sentimos afectados por el difícil trance que atraviesa Laura Pollán, en amago involuntario de transitar de Dama de Blanco a Dama de Cuba. Su esposo, en medio del dolor, la aprensión y el temor a perderla expresó: “¡Sospecho que todo esto ha sido intencional! Es el tipo de sospecha que no puedo probar, pero la siento crecer…”.

 

Agredidas con virulencia y violencia creciente por turbas y paramilitares organizados por la policía de Seguridad del Estado, las Damas de Blanco han sido pinchadas, arañadas e incluso mordidas en medio de aquellas asonadas. Para los que conocemos los métodos usados por las policías políticas de las dictaduras comunistas, nada nos asegura que Laura no haya sido inoculada con una cepa viral preparada a estos efectos. El paraguas búlgaro o las operaciones del espionaje ruso en la Gran Bretaña dejan poco margen para dudas.

 

Mientras, Héctor Maseda y su hija han rechazado sugerencias indirectas para trasladar a Laura Pollán al llamado Centro de Investigaciones Médico Quirúrgicas, más conocido por su sigla Cimeq.

 

Cimeq está más allá del umbral del privilegio en Cuba. Es un centro médico de investigaciones regentado por el Ministerio del Interior y es la clínica selecta para los pejes gordos del régimen militar. Se trata de un lugar limpio en términos formales de higiene, dotado con lo mejor que el mundo ha concebido sobre tecnologías de punta en ciencias médicas. Sus especialistas dan y reciben órdenes en el peor o mejor estilo en que se dan las órdenes en el Ministerio del Interior castrista. Esto no los limita para ser especialistas altamente calificados. Digamos que lo que la gente les siente en falta es el mínimo que exigimos al médico: un poco de humanidad y calidad de gente.

 

Renunciar a Cimeq es dar un portazo al Ministerio del Interior castrista. Pero bueno, hay que entender que si de esbirros se trata, poco importa que vistan bata sanitaria, guerrera verdeolivo, pulóver a la moda o camisa de cuadros con blue jean de boutique y marca. Esbirro es siempre esbirro y no es saludable dar votos de confianza a ninguno. A fin de cuentas, su humanidad oscila desde el equilibrio inestable de la última orden recibida.

 

Al cierre de esta nota, días después y quizás presionados por la posibilidad real de que el caso escape a otros cauces mediáticos, se dio a conocer por parte de IPK la identificación de uno de los virus constructores de la “etiología desconocida” para la poco clara “insuficiencia respiratoria” que aqueja a Laura. Se trata de la cepa viral que denominó “sincicial”. Mientras, su hemoglobina está en 6, la azúcar en 15, la fiebre promedia 38,5º y sigue “muy grave”.

 

Afuera de la sala de terapia intensiva hay silencio y dolor a duras penas reprimido. Sobre la 1, 30 PM llegan desde la iglesia de Santa Rita las Damas de Blanco y apoyo. Con ellas, más opositores, disidentes, periodistas, etc. Ignacio y Wendy, (la pareja del momento) están presentes. Mientras Ignacio indaga y se informa, Wendy espera. Lo observa desde la distancia con la atención dividida entre él y lo demás. En esta fresca tarde dominical de octubre, más de 100 personas esperan en silencio noticias sobre Laura. Silenciosos, cautos y en un recogimiento poco usual, rezan y despliegan las alas de la esperanza. Alguien suspira y alguien enjuga una lágrima. No es el momento de la consigna. Nadie alza la voz. Del Norte al Sur, del Este al Oeste, rodeada del amor y la solidaridad que sembró, la Dama de Blanco o si quieren la Dama de Cuba, vive su odisea.