Cubanálisis El Think-Tank

ARTÍCULO ORIGINAL PARA EL THINK-TANK DE CUBANÁLISIS  

 

 

     

                                                 Lázaro González, Toronto, Canadá

 

EL "AIKIDO" CASTRISTA

"Si utilizas al enemigo para derrotar al enemigo, serás poderoso en cualquier lugar a donde vayas."

Sun Tzu

Probablemente uno de los mas contundentes estudios que permite evaluar con precisión el legado castrista de 51 aÑos, es el recientemente publicado “Estudio Mundial sobre Calidad de Vida 2010”, realizado por Mercer HR Consulting.

En el mismo se evalúan las condiciones de vida en 221 ciudades del mundo, considerando 39 factores agrupados en las siguientes categorías:

 

·        Ambiente político y social (estabilidad política, criminalidad, peso de la ley, etc.)

·        Ambiente económico (fortaleza de la moneda, servicios bancarios, etc.)

·       Salud y sanidad (servicios médicos, enfermedades infecciosas, tratamiento de los residuos, alcantarillado, contaminación atmosférica, etc.)

·        Educación (estándares y disponibilidad de colegios internacionales, etc.)

·        Servicios públicos y transportes (red eléctrica, agua, transportes públicos, congestión del tráfico, etc.)

·        Ocio (restaurantes, teatros, cines, deportes y otras actividades recreativas)

·        Bienes de consumo (acceso a los alimentos, productos de uso diario, coches…)

·        Alojamiento (viviendas, electrodomésticos, muebles, servicios de mantenimiento, etc.)

·        Condiciones climáticas (Clima, registro de desastres naturales)

Mientras Viena, Zurich y Ginebra ocupan las tres primeras posiciones, cinco ciudades canadienses lideran en Norteamérica [Vancouver-4to, Ottawa-14to, Toronto-16mo, Montreal-26to y Calgary-28vo], en tanto la Ciudad de la Habana, capital de Cuba y por el momento del castrismo, se sitúa en el puesto 192, solo superada en toda América por Puerto Príncipe que se ubica en el lugar 213.

Las personas que se han referido a la “haitianización” de Cuba tienen en este estudio un poderoso instrumento para sustentar sus hipótesis.

En el epitafio de la tumba de Fidel Castro deberá quedar grabado en letras de plomo, entre otras, la siguiente inscripción:

“Aquí yace por fin, quien en solo medio siglo, logró la hazaña de que Cuba fuera el 192 país mas pobre e infeliz del mundo para los seres humanos”

El ultimo post del Infame Paciente [“La trascendencia histórica de la muerte de Martí”], es una muestra exquisita de lo que queda en su hipotálamo, si es que efectivamente lo escribió: afirmaciones genéricas e inconexas que ni un Randy Alonso edita para hacerlas mas plausibles. Quien lo dude, disfrute este sainete del mejor teatro bufo cubano:

"El hombre no conocía todavía cómo liberar la energía contenida en la materia, descrita por Einstein en su famosa fórmula, ni disponía de computadoras que pueden realizar miles de millones de operaciones por segundo, capaces de recoger y transmitir, a su vez, los miles de millones de reacciones por segundo que tienen lugar en las células de las decenas de pares de cromosomas que aportan la madre y el padre a partes iguales, un fenómeno genético y reproductivo del que tuve noción después del triunfo de la Revolución, buscando las mejores características para la producción de alimentos de origen animal en las condiciones de nuestro clima, que se extiende a través de sus propias leyes hereditarias a las plantas".


Entonces ahora se pasa a una fase complementaria del desmontaje del fidelismo, introduciendo la burla descarnada y el choteo criollo, publicando la anterior paraffada. Porque el castrismo, para sobrevivir y renovarse como neocastrismo, requiere despojarse del fundamentalismo fidelista.


Y no deja de ser interesante, porque esta “reflexión” no es mas que un "refrito" de la "entrevista" que el lacayuno Randy Alonso le hiciera en septiembre del 2007, siendo su objetivo real “informar” a la opinión publica nacional e internacional del estado en que se encuentra “el Jefe” casi 3 años después.

 

Y es que a la desaparición de sus hombres de la escena política cubana siguieron el desmontaje de sus grandes tareas, como la batalla de ideas, el médico de familia, el pleno empleo y la escuela en el campo, solo por mencionar alguna de ellas, a lo que se añade que se encuentra en curso la eliminación uno por uno de los axiomas fidelistas.

 

Más de 200 funcionarios del primer nivel de la nomenklatura del partido, ministerios y órganos de gobierno, nombrados a dedo por Fidel Castro, han sido sustituidos, para dar paso a los “guerreros” del II Frente Oriental Frank País o a los ahijados políticos o militares.

 

Sentar en una oficina refrigerada del MINFAR a los tres jefes de ejército con experiencias en batallas reales y nombrados por Fidel Castro, es poner los obuses, tanques e infantería reforzada en manos de los “ahijados” de Raúl Castro. Más preciso aun, en manos de ese general de cuerpo de ejército que fue adoptado a la tierna edad de 14 años por Raúl Castro y Vilma Espín, nombrado Álvaro López Miera.

 

Con un abuelo que siendo solo un infante de marina del ejercito español salvo del exterminio total a su tropa a manos de Antonio Maceo en la batalla de Calimete, según nos cuenta la biografía oficial, y siendo hijo de un recalcitrante comunista y químico español combatiente de la guerra civil española, que al final como muchos otros carenaron en Cuba, más tarde que pronto el padre lo envío al II Frente que comandaba Raúl Castro, convirtiéndose en el único caso de un candidato a guerrillero aceptado sin llevar un arma. 

 

Inteligente, organizado y disciplinado, entendió rápido que Raúl Castro era su padre adoptivo y jefe. Fiel a el, ha cumplido eficientemente todas las ordenes, aunque no disfrute de las simpatías de los “guerreros” de todas las contiendas que hoy se les subordinan.

 

Uno de ellos, el general de ejercito y exjefe del Ejercito Occidental, Leopoldo Cintra Frías [Polo], en ocasión de una maniobra evasiva que ejecutó en Angola López Miera mientras realizaba una exploración en un helicóptero, para evitar un ataque de una avioneta sudafricana, le espetó: ¿Por qué no le tiraste con las Maliutka del helicóptero?”, a lo que el burócrata del ejercito cubano respondió: “tal tipo de combate no lo dominaba”.

 

Eficiencia versus hormonas, parece ser uno de los componentes del nuevo paradigma cubano.

 

Cuando Raúl Castro y Ramiro Valdés viajan juntos en el mismo avión, rompiendo aparentemente una máxima norma de seguridad personal y estratégica que han ejecutado inexorablemente durante más de 51 años, indica que uno de los dos, a pesar de las apariencias, es sencillamente un empleado y/o un símbolo del poder fenecido.

 

Porque mientras más involucran a Ramiro Valdés en problemas concretos de la cotidianidad, más lo apartan de los problemas centrales. Y es que el poder esta firmemente establecido en otro lugar. Para tranquilizar a alguna mente inquieta, o calenturienta, o resentida, los casos de los generales Ochoa, o más recientemente Acevedo, son excelentes antídotos para los “informados”.

 

El fusilamiento del general Ochoa fue la magna misión que le asignaron y que él cumplió a cabalidad, pues no era posible aceptar que Raúl Castro permitiera que tuviera mando de tropas un individuo que no lo respetaba.  Y ese es el valor real del ejemplo de Ochoa: fidelidad a Raúl Castro, no a Fidel, mientras el yerno, López-Callejas, asegura a los generales la cuota de supervivencia exitosa en la transición.

 

¿Tienen alguna posibilidad los generales inquietos o resentidos de tomar el poder? No; ¿quisieran tomarlo? no; pues el zar de las finanzas cubanas les garantiza la herencia a cambio de una incondicionalidad diseñada. Para jugadas por la libre, el reciente caso del general Acevedo es un recordatorio avasallante.

 

¿La nomenklatura? ¿Machado? Se puede morir en cualquier momento o lo retiran honrosamente después de la conferencia o del congreso; ¿Lazo? Bueno para dar trompones en la mesa, aunque conmigo dijera solo uh; lo de Sáez se prolonga demasiado, Sierra quedó afuera. Esto no es un problema, como se ha dicho frecuentemente, de que alguien se gane el respeto de los generales. Los generales, Ramón Espinosa incluido, son militares alfabetizados a la fuerza, pero no tontos: si les dicen que el yerno les tiene asegurado el futuro, y que el tipo es X, Y o Z, les tiene sin cuidado, y lo van a apoyar. el Putin cubano tiene el futuro garantizado con el visto bueno de todos, incluyendo el Vaticano, Europa y la administración norteamericana, cualquiera sea, que por cierto acaba de cesantear al jefe de la agencia de inteligencia, como pronostiqué hace 3-4 meses.

 

También esta Censam Marín, esa diabólica institución de salud mental en la cual están obligados a “descansar” cada año todas las figuras de la nomenklatura, excepto Fidel y Raúl Castro.

 

En estos momentos el poder real y leal que garantiza un viaje feliz a Raúl Castro se encuentra en La Habana, y no precisamente en Punto Cero, con lo cual la hipótesis de un Putin o un apalancador de un Putin se refuerza.

 

¿Quién o quiénes controlan la situación operativa en Cuba en esas circunstancias?

 

Por supuesto que ninguno de los empleados del Partido o el Estado, no importa el cargo nominal que ostenten, llámense José Ramón Machado Ventura, Estaban Lazo o cualquier otro. Entonces, ¿quién o quiénes garantizan que el general-presidente tenga un seguro y suave aterrizaje en el aeropuerto internacional José Martí, en una pista libre de obstáculos?

 

No hay respuestas definitivas, pero son indicios contundentes de por donde se mueven los entramados del poder real. Sin embargo, teniendo en consideración que la inteligencia del Ministerio del Interior trabaja independientemente de la inteligencia militar, pero todas tributan al mismo lugar, no es descabellado pensar que el disciplinado, leal y eficiente López Miera, hijo político de Raúl Castro, tenga todos los ases del poder operativo en las manos que permitan promover sin conflictos posibles al real sucesor.

 

Ello explicaría muchas cosas y se complementaría lógicamente con la sucesión genética previsible.

 

No es causalidad que “Granma” proclame que mientras Raúl Castro presidió la reunión ampliada del Consejo de Defensa Nacional, el general de cuerpo de ejercito Álvaro López Miera expusiera el informe central, sustentando en el ejercicio Bastión 2009, que estuvo dirigido a la lucha contra motines. Ahí los que hablan son los que detentan el poder, y los que escuchan cumplen órdenes.

Un Max Marambio, con sus desaciertos en la campaña presidencial chilena, tratando de construir un indeseado emporio para La Habana, pero además con serios conflictos de intereses económicos con el yerno del presidente y zar de las verdaderas finanzas en Cuba, Luis Alberto Rodríguez López-Callejas, es objeto de una brutal represión, para que no quede dudas de quien manda hoy por hoy en Cuba.

La ortodoxia e inflexibilidad de Raúl Castro está por ser demostrada. Luego que decenas de personalidades políticas españolas hayan visitado la isla en los últimos dos anos, haciendo oídos sordos a la oposición y la disidencia cubana, además de algunos que con visas de turistas pretendían contactar con ella y fueron devueltos en el primer vuelo disponible a España, en lo que no es más que una manera de reiterar quien realmente manda en Cuba, desembarca en la isla Rosa Diez y recibe “autorización” de entrevistarse con las personas que consideró, entre ellas Oswaldo Paya, Yoani Sánchez y Laura Pollán.

En el mismo plano de análisis se ubica lo que algunos han denominado la “rebelión del cardenal”. Según consta en su nota biográfica, su ministerio sacerdotal fue interrumpido durante ocho meses en 1966, al ser “reclutado” para las Unidades Militares de Apoyo a la Producción [UMAP].

Pero si Raúl Castro hace apenas un mes y medio expresó, públicamente y en duros términos, que se muera Fariñas si así lo desea, y ahora en el peor de los casos va a suavizar la tenaza, si no a soltarlos a todos, y si este mismo individuo hace apenas un año expresó que estaba dispuesto a negociarlos por los espías, lo que le llevó un cocotazo del moribundo en jefe en una inmediata “reflexión”, entonces estamos en presencia de un movimiento oscilatorio que no puede ser explicado solamente por las prioridades de Raúl Castro, sino porque hay un factor o  factores externos que están recorriendo todos los eslabones de la cadena de un extremo a otro. 

Los Cinco espías parecen no tener peso en estos escenarios, pues si no se plantearían en otros términos, como lo hizo Raúl Castro en la cumbre del Alba. Además hoy por hoy, el tema de los espías cubanos encarcelados, que era una prioridad de Fidel Castro como lo fue Elián en su momento, ocupa un 3er, 4to o 5to plano en las prioridades de Raúl Castro.

Raúl Castro no requiere de la iglesia cubana para encarar el tema de los prisioneros de conciencia. Perfectamente los puede dejar presos hasta que expiren sus condenas, o liberarlos en condiciones de licencia extrapenal, porque él sabe por experiencia propia que las amnistías no son saludables para el poder.

Pero no esta haciendo eso: está armando un show público, donde le otorga el status de negociador-intermediario al cardenal, que no es un Richelieu por cierto, tal vez porque a este señor le han puesto detrás algo que Raúl Castro necesita como el oxígeno para respirar. Por otra parte, las motivaciones del cardenal son perfectamente entendibles: él quisiera ser Papa, siempre lo ha querido ser, y es conocido que ostenta ciertas responsabilidades relativamente importantes en el Vaticano, entre ellas supervisar los planes de estudios de los novicios, y una especie de "autoridad" en la iglesia latinoamericana.

Nunca ha habido un Papa cubano ni latinoamericano, y sería una buena oportunidad ante el eventual fallecimiento de Benedicto XVI en dos o tres años. Construir una biografía de luchador anticomunista al estilo de Karol Józef Wojtyła, y las posibilidades de contar con un Papa cubano, se incrementan significativamente.

Entonces, ¿por qué Raúl Castro, que en las condiciones actuales y conocidas no lo necesita como interlocutor, lo llama o acepta para desempeñar un rol que, además de innecesario, es ficticio?

Innecesario, porque los heroicos y abnegados presos políticos, opositores, disidentes, damas de blanco y huelguistas, no constituyen todavía una fuerza política articulada de consideración, como ha sucedido en otros procesos recientes, Irán y Tailandia entre ellos, al cual dedicarle más de 5 minutos a la semana desde la cúspide del poder, pues todos los procedimientos y órdenes están establecidos.

Y ficticio, porque Raúl Castro no tiene necesidad de aparecer en “Granma”, ni en un video de la TV cubana, dialogando durante cuatro horas con los jerarcas eclesiásticos cubanos.

Entonces eso es ficticio desde el pensamiento común, y mucha gente en Cuba estará en el limbo, incluyendo a la nomenklatura, tratando de descifrar el ambivalente mensaje que se ha emitido. En circunstancias normales, Raúl Castro, como siempre ha hecho el castrismo, le envía un mensajero de cuarto nivel al cardenal con la exigencia del momento, y cuando más a la empleada de nombre Caridad Diego Bello.

Entonces, ese esfuerzo por dar una imagen pública solo se explicaría porque alguien muy poderoso se lo ha pedido de alguna manera. Raúl Castro, como el hermano, en los momentos más tensos de la historia cubana del último medio siglo, nunca ha cedido a presiones que no les sean convenientes. No comulgaron con la solución a la crisis de los misiles ni con la presión que significó la posición común de la Unión Europea, luego, ¿por qué lo iba a hacer ahora?

Cuando lo han hecho es porque les ha convenido. Entonces, ahora les conviene, y muchísimo.

¿La economía? La crisis de la economía cubana, a pesar de ser real, es otro mito. Efectivamente, el congreso de la ANAP fue inmovilista desde al óptica de “Granma”, pero están trabajando aceleradamente para liberalizar paulatinamente la producción y el comercio agrícola. No es posibles levantar al unísono todas las “talanqueras” fidelistas, ni siguiera en la agricultura, pues se les va de las manos el proceso. A barberos, guagüeros y demás micro sectores los van a ir liberalizando también a paso de rana hervida, porque, contrariamente a lo que se considera, el castrismo sigue administrando los ritmos del tiempo histórico.

Aquí la variable tiempo es fundamental. Y tiempo tienen. ¿Por que? Pues porque controlan el país, y perfectamente pueden regular cuántas cuadras pueden marchar las Damas de Blanco, y a quién se autoriza a entrevistar a las fuerzas de la oposición. Pero, además, porque cuentan con recursos financieros no registrados en ninguna estadística oficial o internacional, aunque no haya arroz en la bodega y la llegada de la papa sea un acontecimiento.

El ministerio del azúcar ya prácticamente ha desaparecido, y están conformando un holding de empresas para constituir joint ventures con cada central, al igual que con las tierras agrícolas en manos del Estado. Y es que el castrismo no depende del azúcar, ni del níquel, ni siquiera del turismo: el castrismo depende de las triquiñuelas.

El reciclaje político de las construcciones en Cuba, reiterado por Raúl Castro y Ramiro Valdés, no es una vuelta a los marcos del sistema de dirección y planificación de la economía de los años 80, sino un redimensionamiento, donde las grandes inversiones pasarán a administrarse en un holding central de empresas, que reforzará el poder económico del grupo que detenta el poder, en tanto liberalizarán las pequeñas obras territorialmente, y que los órganos de gobierno locales asuman la responsabilidad sobre las mismas.

No hay que prestarle mas atención de la debida a un emérito profesor de Pittsburg o de Londres, ni siquiera a algunas personalidades intelectuales cubanas muy connotadas, cuando nos recomiendan un catecismo neoliberal clásico, que fracasó donde quiera que  fue implementado, desde Europa del Este hasta Latinoamérica. Y es que unas de las causas, si no la más importante, del renacimiento de la izquierda ortodoxa en Europa del Este y la añoranza por el comunismo, fueron resultado de la aplicación de esta receta neoliberal que ahora nos están proponiendo para Cuba, sin que haya una estrategia cierta y clara de cómo acceder al poder.

Pero ¿quién puede ser ese alguien muy poderoso que tiene algo que Raúl Castro necesita como el oxigeno para respirar? Alguna vez Fidel Castro expresó: "si quieres entender a los hombres, entiende sus motivaciones".

Entonces, tenemos una ecuación con dos variables:

  • Motivaciones de Raúl Castro
  • Alguien "poderoso" no identificado

¿Existe algún poderoso en Europa en condiciones y voluntad de hacerse cargo de Cuba?  No. Luego, Europa, cardenales, presos, damas, huelguistas, partidos políticos, periodistas independientes, Miami y El Herald, entre otros, constituyen paisaje en esta batalla.

Fidel Castro está absolutamente fuera del juego político. Estamos en presencia de una oportunidad que le han otorgado a Raúl Castro, o que él ha obtenido, y me inclino por esta ultima opción.

El general-presidente tiene la posibilidad de convertirle a Barack Obama el hundimiento de la plataforma petrolera Deepwater Horizon y el incontrolado derrame de petróleo,  en un infierno geopolítico, solamente reafirmando la decisión soberana de perforar en las aguas de la zona económica exclusiva de Cuba, o mostrándoles un coral embadurnado de chapapote.

Y es que existen grandes inversiones por hacer que solo requieren financiamiento y tecnologías, sin necesidad de competir en un mercado inversionista, que estaría debidamente asignado a los nombres correspondientemente autorizados. Eso es neocastrismo: el guajiro a sus tomates, que alguien los procesara en una joint venture que aprobará en su momento la familia, mientras barberos y subsiguientes estarán suficientemente ocupados en ganarse el pan con el sudor de su frente, mientras el nuevo clan se concentra en ese 20% que Wilfredo Paretto explicó que decide el juego.

Entonces, ¿qué pide Obama para avanzar en el proceso de normalización de las relaciones entre ambos países? Liberación de los presos políticos en primera instancia. Pues no hay ninguna dificultad en ello, siempre y cuando lo hagamos en las condiciones y plazos de tiempo que consideremos conveniente, para ratificar que en esta Isla manda quien manda.

Luego, se eliminan las restricciones a los viajes de los ciudadanos norteamericanos, todo ello contando con la bendición del Vaticano y los aplausos conmovidos de la Unión Europea.

Para todos los outsiders quedaría no como que Raúl Castro cedió, sino que fue noble gesto en respuesta a la humana gestión del aspirante a Papa, lo que potencia su curriculum como luchador de por vida contra el comunismo y las dictaduras, aunque su expediente en la Seguridad permita crucificarlo en cualquier momento cuando convenga hacerlo.

De acuerdo con algunos estimados, la apertura del mercado turístico cubano a los ciudadanos norteamericanos representaría unos 1.1 billones de dólares, lo cual no permite resolver las agonías financieras de la Isla, pero sin dudas es una significativa inyección de efectivo fresco.

Pero lo mas importante se mueve en otras direcciones perspectivas, porque posibilitaría que el único “poderoso” disponible comenzara un levantamiento gradual de otras restricciones. Hoy el raulismo no es ideológico, y mucho menos lo será el neocastrismo; entonces ¿qué importa si los yanquis y la comunidad comparten con la población como se hace en Republica Dominicana, Puerto Rico y en todas partes del mundo? La única condición es que usted tiene que darle la oportunidad a los de abajo a que resuelvan su problema, sean barberos, albañiles, plomeros, mecánicos, trabajadores de la planta de machetes de la Autopista del Mediodía, o El Castillito de la UJC en el Malecón.

Las relaciones con el aspirante a Napoleón latinoamericano pueden seguir marchando normalmente, pues ¿por que rechazar a todo lo que se tiene acceso, incluyendo desaparecerlo el día que mejor nos convenga o a algún amigo poderoso le interese y nos compense adecuadamente por ello? Aunque ello sería probablemente un tema de los sucesores.

Y siendo el Aikido el camino [Do] de la unificación de la energía física y mental [Aiki],  que cuenta con tres principios fundamentales:

·        Tai-no-Sen: Desequilibrar y debilitar al contrario

·        Go-no-Sen: Habilidad fruto de una práctica constante

·        Sen-no-Sen: Pericia interna para derrotar a los contrarios

la actual etapa de transición del castrismo al neocastrismo no es más que puro y simple ejercicio del Aikido político.