Cubanálisis El Think-Tank

ARTÍCULO ESPECIAL EN EL THINK-TANK DE CUBANÁLISIS

 

                                Huber Matos Araluce, San José, Costa Rica

                                

 

La Cotorra Mecánica y Cuba Independiente y Democrática

 

El 2 de junio apareció en el blog la Polilla Cubana un artículo de más de 3700 palabras titulado “Las “pacíficas” delegaciones del CID en la isla y sus jefes terroristas en Miami.” El autor, Percy Francisco Alvarado Godoy, es guatemalteco y agente confeso de la Seguridad del Estado castrista. En su página de Facebook dice que vive en el municipio de Playa en La Habana. Es divorciado y se ha “casado doce veces”.

 

En la diatriba contra el CID repite, como una cotorra mecánica, los anacrónicos epítetos y amenazas que la tiranía ha empleado por medio siglo para intimidar, mandar a prisión o condenar al fusilamiento a miles de demócratas cubanos.

 

El mencionado personaje indica que después de cumplir su condena: “en 1980, Huber Matos fundó la organización terrorista Cuba Independiente y Democrática (CID), en Caracas, Venezuela, con el apoyo de dos partidos políticos de Venezuela: Acción Democrática y COPEI… Desde bien temprano, en 1981, se dedicó a difamar a la Revolución mediante La Voz de CID, violando a las propias leyes norteamericanas establecidas en ese país, por lo que fue sancionado por la Comisión Federal de Comunicaciones de los EE.UU. por operar sin licencia.”

 

Cierto, Cuba Independiente y Democrática (CID) se fundó en Caracas, Venezuela, en 1980, con el apoyo de los dos grandes partidos políticos democráticos de ese país. La prioridad el CID desde sus inicios fue enfrentar al castrismo con una estrategia de persuasión política contraria a la violencia. Planteaba la unidad de todo el pueblo cubano y rechazaba la venganza o el ajuste de cuentas. Desde hace más de treinta años el CID insiste en que las Fuerzas Armadas Cubanas tienen un papel decisivo en la transición del régimen castrista hacia la democracia. Por estas razones la actividad principal del Movimiento fueron las transmisiones de La Voz del CID a Cuba, a lo que luego se sumó el proyecto de TeleCID.

 

Es cierto, como dice el agente de espionaje castrista, que La Voz del CID fue perseguida y multada por el gobierno norteamericano. Por esa razón tuvo que salir de los Estados Unidos y ubicarse en un país latinoamericano. Desde allí, por diez años, transmitió las 24 horas del día los siete días de la semana. La programación fue muy popular en Cuba, donde llegó a tener miles de leales radioescuchas en toda la isla, en los precisos momentos en que se desplomaba la URSS.

 

En los inicios de la década de los noventa, el gobierno estadounidense parece haber llegado a una negociación con la tiranía castrista respecto al CID. Después de insistir infructuosamente con el gobierno latinoamericano que nos apoyaba para que clausurara la Voz del CID, Washington lo amenazó con suspenderle la ayuda militar a las Fuerzas Armadas si no lo hacía. Como consecuencia, la Voz del CID dejó de transmitir.

 

Es difícil conciliar el argumento del agente castrista de que el CID es un instrumento del imperialismo con su propia afirmación de que el CID fue multado por transmitir desde los Estados Unidos, y el hecho de que nuestras transmisiones de radio y televisión fueron terminadas por las acciones y presiones de Washington.

 

En cuanto a la acción del gobierno de Washington nadie debe sorprenderse, ya que todos somos testigos de la presión para cortarle los fondos a Radio y Tele Martí. En lugar de discutirse públicamente cómo se mejora su programación, se alega que los más de 700 millones de dólares gastados en estos proyectos no justifican la reducida audiencia que tienen en Cuba. Con un chantaje cerraron a La Voz del Cid y a Telecid, ahora le toca el turno a Radio y TV Martí.

 

En cuanto a los miembros del Partido Cuba Independiente y Democrática en Cuba, el articulista los describe en estos términos:

 

“De manera abrupta y sospechosa, motivados unos por la búsqueda de un cuestionado protagonismo, tan propio de las vulgares vedettes de sórdidos espectáculos; movidos otros por la sed de dinero fácil proveniente del gobierno norteamericano y de supuestas fundaciones europeas para financiar a la traición; y, por último, esperanzados de encontrar una vía segura para lograr un “futuro próspero” en EE UU o en alguna capital de la veleidosa Europa, un centenar de aprovechadores de toda laya y oscuro pasado, se han coligado bajo la sombra del grupúsculo terrorista Partido Cuba Independiente y Democrática (CID), para venderse ante el mundo como supuestos luchadores por la libertad, creando insignificantes células en Ciudad de la Habana, Pinar del Río, Camagüey y en Palma Soriano. No estoy seguro si están en pleno conocimiento sobre quiénes son sus patrocinadores desde Miami y si conocen en realidad el tenebroso pasado terrorista de los mismos o, simplemente, hacen dejación de ello para mantener a toda costa su sucio papel de buscavidas, a costa de servir a la contrarrevolución interna.”

 

Si nos atenemos a su descripción, parecería que la tiranía no tiene por qué preocuparse por los miembros del CID. Son un centenar de buscavidas que lo que quieren es irse del país. No saben o no les importa que los cabecillas en Miami sean “terroristas”; lo de ellos es recibir dinero y alistar las maletas. La dictadura podría montarlos a todos en un avión y resolver el problema.

 

Otra alternativa de la dictadura es dejar que los activistas del CID en Cuba sigan creciendo y entreteniéndose. Ellos no representan ningún peligro, porque cada vez que se reúnen los vecinos “revolucionarios” se encargan de repudiarlos y aplastarlos. Eso mejora la moral de las masas, que no anda muy bien, según ha declarado públicamente Raúl Castro.

 

Como el CID recibe grandes sumas del gobierno estadounidense y de Europa, mientras más buscavidas tenga en Cuba, más dinero habrá para todo el mundo. El país está en quiebra y lo necesita. Y de paso, esas cuantiosas sumas de dólares beneficiarían a la dictadura. Lo cierto es que el CID no recibe un centavo de ningún gobierno y de ninguna fundación. El CID no tiene un solo empleado en el exilio. Todo el trabajo es voluntario.

 

En su articulo contra el Partido Cuba Independiente y Democrática en Cuba, el agente “el fraile”, dedica un ataque despiadado a los miembros del CID en la isla.  En la invectiva caracteriza de “provocación” a lo que en realidad son manifestaciones pacíficas a favor de un cambio hacia la democracia en Cuba y en apoyo a Guillermo Fariñas y a las Damas de Blanco. En su tergiversada descripción es recurrente el escenario de vecinos que  repudian y neutralizan a los “provocadores” “contrarrevolucionarios”. En realidad, han sido la policía y los agentes de seguridad quienes los han agredido. 

 

Las intenciones del artículo son obvias. La Seguridad del Estado se está preparando para reprimir a los miembros del CID. No son conjeturas.  El sábado 5 de junio el Coronel de la Seguridad del Estado, conocido como Nanden, después de haberse llevado de su casa esposado a Hugo Damián Prieto Blanco, delegado del  CID en el municipio La Lisa y presidente del Frente Línea Dura y Boicot Orlando Zapata, le advirtió que van a “barrer” a todos los miembros del CID desde Oriente hasta Occidente. Los castristas parecen no haber comprendido que eso tendrá su precio político en la isla y en el exterior.  Lejos de detener al CID, lo estimularán dentro y fuera de las prisiones.

 

En el artículo se describe al CID en la isla de la siguiente manera:

 

“El 20 de mayo de 2010 contrarrevolucionarios al servicio de Huber Matos inauguraron una nueva célula en Arroyo Naranjo”

 

“el pasado 25 de mayo de 2010, un grupo de vendepatrias, encabezados por Hugo Damián Prieto Blanco, jefe de la insignificante delegación del CID en la Habana, montó una provocación contrarrevolucionaria frente al Capitolio de la Capital, la que fue desmantelada en solo unos pocos minutos por los vecinos de las áreas circundantes, quienes repudiaron a los provocadores...”

 

“No contentos con ello, un grupo de cinco servidores del CID marcharon a la casa de Prieto Blanco, encabezados por Katia Sonia Martín, coordinadora del CID Región Occidental, donde fueron nuevamente repudiados por los vecinos revolucionarios del lugar.”

 

La delegación de “Ciudad de la Habana, que pasó a ser encabezada por Alfredo Montanos Ramos como delegado, Raúl Parada Ramírez, como vice delegado, así como por Flores Barroto, Ernesto Rodríguez López y Niurka de la Caridad Ortega Cruz.”

 

“Cinco días antes, para citar otro ejemplo, un grupo de provocadores reunidos en la casa sita en calle 89 # 21410, entre 214 y 216, municipio La Lisa, recibieron “entusiasmados” un mensaje de Huber Matos, en el que los incitaba a continuar con su despliegue provocador...”

 

“Un día antes, Marrero La Rosa se había reunido con un pequeño grupo de contrarrevolucionarios en la Ciudad de Camagüey”

 

“entre ellas una fundada el 2 de mayo pasado en San Juan y Martínez, en Pinar del Rio, integrada por una quincena de contrarrevolucionarios y dirigida por José Antonio Martínez, así como por Esteban Ajefe Abascal, Reinaldo Perdigón Villafranca, Jorge Luis Pérez Ramos,”

 

“El propio 8 de abril de 2010, se efectuó en Minas, Camagüey, una reunión de estos contrarrevolucionarios entre los que se encontraban Roberto Marrero de la Rosa y Reinaldo Villafana Villavicencio, del Ejecutivo Nacional…”

 

“Una semana después, el 15 de abril de 2010, otros servidores del CID en Cuba se reunieron en la vivienda de Nivaldo Amedo Ramírez, sita en la calle 2da No 6, entre Oscar Lucero y Eduardo Chivás, en el reparto Oscar Lucero, Palma Soriano, provincia de Santiago de Cuba, para supuestamente recabar ayuda a varios presos “políticos”, cuando en realidad se buscaba la forma de montar nuevas provocaciones contrarrevolucionarias”

 

“El 24 de febrero de 2010 fueron detenidos varios dirigentes del CID en Ciudad de la Habana, al montar una nueva provocación en las inmediaciones de las calles Hospital y Neptuno, en el municipio Centro Habana, entre los que se encontraban Carlos Romualdo Purniel Ramos, Abdel Rodríguez Arteaga, Eurides Vázquez Mallet y Aimé Cabrales Aguilar y Ricardo Santiago Medina Salabarria.”

 

“El 25 de enero de 2010, otro grupo de casi treinta contrarrevolucionarios formaron una célula del CID en el municipio de Centro Habana, encabezados por Ricardo Santiago Medina Salabarria, jefe del provincial del CID en Ciudad de la Habana”

 

“Casi veinte días antes, el 6 de enero de 2010, en horas de la noche, otro grupo de contrarrevolucionarios adheridos al CID montaron un show provocador en el parque de 21, de la barriada de Lawton, municipio 10 de Octubre...”

 

Estas descripciones no son todo, sino parte de la organización del CID en Cuba.  Es difícil creer que cubanos que se arriesgan en esta forma a la represión de un régimen implacable, lo hacen por dinero o para salir del país como alega el agente. Corresponde a la conducta de personas idealistas y audaces.

 

Quienes maquinaron este manifiesto de mentiras e inexactitudes, no se han dado cuenta de que le han hecho un gran favor a Cuba Independiente y Democrática y a todos sus miembros.  Han demostrado que estos hombres y mujeres tienen capacidad de sacrificio y de trabajo.  Se enfrentan a la tiranía sin odio ni violencia.  Luchan por la Nueva República. Una nación solidaria con los ciudadanos más necesitados, donde se respeten los derechos humanos, se estimule el progreso y en la que los funcionarios públicos estén obligados  a rendirle cuentas al pueblo.

 

----------------------------------

[1] Según una entrevista en Rebelión, “Fraile”, nombre de combate de Percy, se infiltró en el ala terrorista de la criminal Fundación Nacional Cubano-Americana, la misma que tenía como plan siniestro el colocar explosivos plásticos en el Cabaret Tropicana y otras instalaciones turísticas para causar muerte y destrucción. Gracias a su trabajo se pudo descubrir y detener algunas de las acciones que los terroristas de la mafia de Miami pretendían ejecutar. Lamentablemente no se llegó a conocer todo lo que tenían planificado, puesto que Posada Carriles y sus cómplices estaban contratando mercenarios en Centroamérica para llevar adelante los atentados que tuvieron lugar en algunos hoteles de Cuba en el año 1997, los mismos que provocaron la muerte del italiano, Favio Di Celmo. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=56933