Cubanálisis  El Think-Tank

ARTÍCULO ORIGINAL PARA EL THINK-TANK DE CUBANÁLISIS

 

Frank Díaz-Pou, Miami

 

 

                               

 

 

                                

 

¿Por qué no hay caña en Cuba

 

Es la pregunta que se hacen todos los cubanos, más allá de su filiación política. La caña de azúcar y el tabaco fueron los ingredientes fundamentales que le dieron ese carácter peculiar a lo cubano.  El 2 de noviembre del 2015, el periódico Sierra Maestra en unos de sus titulares anunciaba: “El central Dos Ríos no molerá en zafra 2015-2016”.

 

A finales del siglo XIX, Cuba tenía la primera industria azucarera del mundo, según nos lo relata Manuel Moreno Fraginals, en su erudito pero muy ameno a la lectura, Cuba/España España/Cuba, Una Historia Común. En aquella época los Estados Unidos adquirían más del 90% de nuestra producción azucarera.  Al iniciarse el siglo XX, las empresas norteamericanas ampliaron su presencia en nuestra isla y aceleraron la modernización de la industria azucarera con la inyección de capitales y nuevas tecnologías.

 

Las antiguas provincias de Camagüey y Oriente fueron las que se impactaron en mayor grado con este proceso inversionista. Moreno Fraginals en sus investigaciones históricas planteaba que la industria azucarera trasladó su capacidad productiva desde Matanzas a las provincias orientales, provocando una transferencia del “punto de equilibrio”  de la población cubana hacia el oriente.  La mayoría de los nuevos centrales se construyeron en la región oriental, debido a la abundancia de tierra barata y con poco uso agrícola.

 

Al concluir la célebre “Danza de los Millones” en 1920 por la caída de los precios mundiales del azúcar, al finalizar bruscamente la tendencia alcista por los efectos producidos por la Primera Guerra Mundial, la industria azucarera en Cuba comenzó un largo periodo de ajustes estructurales que duró casi dos décadas.

 

Durante la década de los años 1920s del siglo pasado, el economista Ramiro Guerra publicó una serie de artículos en el Diario de la Marina que enmarcaron el debate nacional que se estaba llevando a cabo sobre la industria azucarera. De este debate y a pesar de los cambios políticos y económicos que se produjeron a través de los 1920s y 1930s, los elementos pensantes de la dirigencia cubana pudieron establecer un consenso que permitió encaminar la industria azucarera por vías de desarrollo sostenibles.

 

Este proceso de ajustes tuvo su punto culminante con la promulgación de la Ley de Coordinación Azucarera del 2 de septiembre de 1937. La misma produjo una reforma fundamental de la industria azucarera, tanto en su organización interna como el esquema jurídico que la regularía. El reconocimiento de los derechos, tanto de los agricultores [colonos] como de los obreros agrícolas e industriales, le permitía a estos dos segmentos importantes del esfuerzo productivo una incorporación plena a la vida económica del país.

 

Esta ley consolidó el concepto de “la función social de la propiedad” que tendría gran impacto en el discurso político cubano en las siguientes décadas. Es justo reconocer que uno de los promotores de la ley de 1937 fue el Ingeniero Amadeo López Castro quien fungió como coordinador de las fuerzas políticas que finalmente la llevaron a efecto.

 

En lo referente a los colonos cañeros  se puede observar el impacto de la ley promulgada en 1937 en el Cuadro I en que se compara la estructura del colonato en 1939 con el de 1952. Aunque hubo un aumento de más del 100% en el número de colonias, se mantuvieron casi inalterables los porcentajes de los tres tipos de colonos: pequeños, medianos y grandes. 

 

Cuadro I

Industria Azucarera Cubana

Sector Agrícola

Clasificacion de Colonos por sus Cuotas de Producción

  

    1939¹           1952²  
 

Cuota en 

  Número      

Cuota en 

Número  
  arrobas   de Colonos %     arrobas de Colonos %
Menos de          10,000               5,032 16.76%          
           10,000            6,486 21.60%          
de 10,001   a 20,000               4,347 14.48%          
de 20,001   a 30,000               2,774 9.24%     Hasta 30,000          38,135 61.21%
    Total de Pequeños Colonos          18,639 62.08%     Total de Pequeños Colonos          38,135 61.21%
                   
de 30,001   a 50,000               3,249 10.85%       a 50,000             8,089 12.99%
de 50,001  a 150,000               3,223 10.73%      a 200,000          11,513 18.48%
de 150,001  a 500,000               3,733 12.43%      a 500,000             2,685 4.31%
    Total de Colonos Medianos          10,205 34.01%     Total de Colonos Medianos          22,287 35.78%
                   
de 500,001  a 1 millón   708 2.35%      de 500,001 a 1 millón             1,146 1.8%
mas de 1 millón   468 1.56%     más de 1 millón                730 1.17%
    Total de Grandes Colonos             1,176 3.91%     Total de Grandes Colonos             1,876 3.01%
    Total          30,020 100%     Total          62,298 100%
                   
Notas:                  
¹ Ramiro Guerra, La Industria Azucarera de Cuba. La Habana, Cultural, S.A., 1940.      
² Basados en datos publicados en el Anuario Azucarero de Cuba, La Habana, Cuba Económica y Financiera, 1959.

 

 

El aumento de colonias cañeras  se debía a múltiples factores influenciados tanto por la ley de Coordinación Azucarera como leyes y regulaciones subsiguientes. El reconocimiento de los derechos de los subcolonos, la división de las colonias y la formación de nuevas en las llamadas “zafras libres”  incidieron en esta tendencia expansiva del colonato cañero en esa época.

 

Estas leyes promovieron el desarrollo balanceado de la industria azucarera a lo largo y ancho de la geografía insular. La protección de los pequeños colonos, y de los centrales pequeños y medianos, localizados en el occidente del país, frente a los centrales gigantes, localizados principalmente en el oriente cubano fue uno de los objetivos promovidos por Ramiro Guerra para evitar algunas de las “lacras” típicas de las economías de plantación tan comunes en el resto del Caribe y América Latina de aquellos tiempos. La Ley de Coordinación Azucarera de 1937 estableció el marco de referencia de la producción azucarera cubana hasta la llegada al poder de Fidel Castro en 1959.

 

Luego de un rápido recorrido histórico de la industria azucarera cubana durante la primera parte del siglo XX, volvemos a la información publicada en la edición digital del órgano del Partido Comunista de Cuba en la provincia de Santiago de Cuba. Es conveniente señalar que a principios del 2001, hace unos quince años, la provincia de Santiago de Cuba contaba con ocho centrales azucareros.

 

En la zafra que se iniciará a principios de diciembre del 2015, solo molerán 3 centrales. La razón fundamental son los bajos niveles de caña que no justifican operar eficientemente al central Dos Ríos [antiguo central Palma], en el municipio de Palma Soriano. Este central había reanudado su molienda en la pasada zafra con una producción de 25,314 toneladas de azúcar, según fuentes oficiales de AZCUBA, el monopolio estatal. Ver Cuadro II. Lamentablemente, volvió al grupo de los inactivos en esta zafra por la falta de materia prima (caña).

 

Cuadro II

Santiago de Cuba:

Análisis de los Estimados de Producción Zafra 2015-16

 

AZCUBA-PLAN DE PRODUCCIÓN 

                                       ZAFRA 2014-15                ZAFRA 2015-16                           ZAFRA 2015-16 Estimada

 

   (ton. Met.) Rend. (ton. Met.)   (ton. Met.) Rend. (ton. Met.)   (ton. Met.) Rend. (ton. Met.)
  Caňa Industrial Prod.   Caňa a Industrial Prod.   Caňa a Industrial Prod.
Central molida Estimado Azúcar.   Moler  Estimado Azúcar.   Moler  Estimado Azúcar.
Julio Antonio Mella   280,000 10.30%     28,840      432,000 10.50%     45,360      432,000 10.30%       44,496
[antiguo Miranda]               caňas propias    280,000    
 mu. Mella                caňas Dos Ríos  133,940    
 [Palma Soriano]               caňas Chile     18,060    
                       
América Libre   176,000 9.91%     17,447      193,734 12.76%     24,713      193,734 9.91%       19,199
[antiguo América]               caňas propias     144,734    
 mu. Contramaestre              caňas Dos Ríos       49,000    
 [Palma Soriano]                      
                       
Paquito Rosales   221,243 10.30%     22,788      243,152 10%     24,261              24,261
[antiguo Borjita]                       
 mu. San Luis:                      
                       
Dos Ríos [Palma]         25,314  

no molerá

 por falta

de caña

 

no molerá

 por falta

de caña
 mu. Palma Soriano:                    
          94,389      868,886       94,334             87,956
                       

Notas:

* Las informaciones sobre los estimados de caña molida, rendimiento industrial y azúcar producida en la zafra 2014-2015 fueron publicadas en la prensa castrista en los años 2014 y 2015.

* En el caso del central Mella [Miranda] la cifra de 432,000 toneladas de caña fue tomada del diario Sierra Maestra, edición digital del 2 de noviembre de 2015.

* Si al central Mella le estimamos un rendimiento industrial de 10.3% en la zafra precedente (2014-15), la caña molida no fue más de 280,000 toneladas. Si a esta cifra le agregamos el volumen de cañas provenientes del central Dos Ríos [antiguo Palma] que no molerá en la zafra 2015-16 (74% de un total de 181 mil tons.) y un poco menos de 20,000 toneladas de caña provenientes del central Chile [antiguo Santa Ana], que no molerá, arribamos al estimado caña a moler en la zafra 2015-16.

La información referente al central América Libre fue tomada de Sierra Maestra, edición digital, del 2 de noviembre 2015.

La información referente al central Paquito Rosales fue tomada de Sierra Maestra, edición digital, del 4 de noviembre 2015.

 

 

El Dos Ríos [Palma] en la última zafra operada por el sector privado -zafra 1959-1960-antes de la confiscación de la industria azucarera por el gobierno revolucionario en octubre de 1960, molió 398,797 toneladas métricas de caña para obtener 50, 875 toneladas de azúcar. Su rendimiento promedio agrícola fue de 46.33 toneladas por hectárea y el rendimiento promedio industrial de 12.75%. Ver Cuadro III.

 

Cuadro III

Santiago de Cuba:

Análisis Comparativo de la Producción Zafras 1960 y 2015

 

    ZAFRA   1959--    1960   ZAFRA 2014 --  2015  
   (ton. Met.)  (ton/ ha)   (ton. Met.)    (ton. Met.)  (ton/ ha.) Rend. (ton. Met.)
  Caňa Rendi miento Produc.   Caňa Rend. Industrial Prod.
Central molida Agrícola Industrial Azúcar.   molida Agrícola Estimado Azúcar.
Julio Antonio Mella           573,522     43.43 12.29%       70,491      280,000 30 10.3%       28,840
[antiguo Miranda]                  
 mu. Mella                   
 [Palma Soriano]                  
                   
América Libre           393,124     40.46 12.84%       50,488      176,000 48 9.91%       17,447
[antiguo América]                  
 mu. Contramaestre                 
 [Palma Soriano]                  
                   
Paquito Rosales           227,829     43.66 12.53%       28,578      221,243 48 10.3%

      22,788

[antiguo Borjita]                   
 mu. San Luis:                  
                   
Dos Ríos [Palma]          398,797     46.33 12.75%       50,875               25,314
 mu. Palma Soriano:                
        1,593,272        200,431      677,243    

      94,389

                   

* Los datos de la zafra 1959-1960 fueron publicados en la Compilación Estadística Azucarera 1960 "Año de la Reforma Agraria", Instituto Cubano de Estabilización del Azúcar, La Habana, 1961.

* Las informaciones sobre los estimados de caña molida, rendimiento industrial y azúcar producida en la zafra 2014-2015 fueron publicadas en la prensa castrista en los años  2014 y 2015.

* Es conveniente señalar que en una información publicada en el periódico Granma del 11 de enero del 2015, se hacía referencia a la revisión de la zafra en progreso que José Ramón Machado Ventura, 2do. Secretario del PCC, efectuó durante una visita al central Mella [antiguo Miranda] en la que se refirió a que los rendimientos agrícolas: "apenas alcanzan las 30 toneladas de caña por hectárea…". También se reportó la visita de Machado Ventura a otros dos centrales de la provincia: el América Libre [antiguo América] y el Paquito Rosales [antiguo Borjita], y en la misma información se mencionaba que los rendimientos agrícolas en ambos centrales se estimaban alrededor de 48 toneladas por hectárea.

 

 

En la zafra de 1957-1958, en pleno conflicto político que alteró la estabilidad de la zona, el central Dos Ríos [Palma] molió 369,279 toneladas métricas de caña para obtener 51,021 toneladas de azúcar. Su rendimiento promedio agrícola fue de 49.22 toneladas por hectárea y el rendimiento promedio industrial de 13.41%. Ver Cuadro IV.

  

Cuadro IV

Santiago de Cuba:

Análisis de la Zafra 1957-1958

              COLONIAS  CAÑERAS  
                Cuotas  Cuotas  Caballerias
   (ton. Met.)  (@x cab.)  (ton.ᶟx ha.)   (ton. Met.)     mas de  mas de  req. para
  Caňa Rendi miento Rend. Prod. Adm. Colonos 500,000 500,000 producir
Central molida Agrícola Agrícola Industrial Azúcar. Central Indep. arrobas arrobas 500,000@
                     
Julio Antonio Mella       557,534     46,805.6   38.89 12.17%       71,763 0 59 14¹ 23.7%        10.68
[antiguo Miranda]                    
 mu. Mella                     
 [Palma Soriano]                    
                     
América Libre       329,640  50,518.76   41.97 14.23%       45,024 0 263 8 3.0%          9.90
[antiguo América]                    
 mu. Contramaestre                   
 [Palma Soriano]                    
                     
Paquito Rosales       211,880  48,345.27   40.17 13.31%       26,834 1 409 4 1.0%        10.34
[antiguo Borjita]                     
 mu. San Luis:                    
                     
Dos Ríos [Palma]      369,279  59,238.21   49.22 13.41%       51,021 0 374 15 4.0%          8.44
 mu. Palma Soriano:                  
   1,468,334          194,642  1   1,105      
    Promedio rend. Agric.      42.56              
                     

Notas:

* Los datos de la zafra 1957-1958 fueron publicados en el Anuario Azucarero Cubano 1959, editorial Cuba Económica y Financiera, Habana, Cuba. 1959. 

¹ La colonia "Manacas" estaba a nombre de Ramón Castro Ruz y tenia la cuarta cuota en volumen, 1’645,772 arrobas [@] de caña, de las catorce colonias que entregaban más de 500,000 arrobas al antiguo central Miranda, hoy llamado Julio Antonio Mella.

El promedio del rendimiento agrícola de los cuatro centrales está por encima del promedio nacional que fue de 42 toneladas de caña por hectárea.

 

 

Antes de la confiscación del central, la empresa operadora tenía contratado el suministro de la materia prima [caña] para el central con 374 colonias operadas por empresas agrícolas independientes o individuos en calidad de colonos. De ellos, solo 15 se clasificaban como “grandes colonos” con cuotas de más de 500,000 arrobas de caña. El resto eran colonias clasificadas como pequeñas o medianas, con cuotas que oscilaban entre 30,000 y 500,000 arrobas. En realidad 374 empresas independientes, de las cuales 359 eran pequeñas y medianas contribuían materia prima eficientemente al central. Todo ello dentro del marco regulatorio de la Ley de Coordinación Azucarera de 1937 y subsiguientes legislaciones.

 

En el mismo Cuadro IV se puede determinar el calibre empresarial con que se contaba en los otros tres centrales. En total los cuatro centrales de la provincia de Santiago de Cuba tenían 1,105 colonias, de las cuales solo 41 se clasificaban como grandes colonos. Como dato curioso, uno de los 14 grandes colonos del central Miranda [ahora llamado Julio Antonio Mella] era la colonia “Manacas” que estaba a nombre de Ramón Castro Ruz. Dicha colonia contaba con una cuota de 1’645,772 arrobas de caña.

 

Mientras anunciaban que el central Dos Ríos no iba a moler en esta zafra, los medios de prensa castristas proclamaban que la provincia de Santiago de Cuba iba a producir “más de 100 mil toneladas de azúcar”. En el Cuadro II preparamos un análisis de los estimados de producción de la zafra venidera, basado en las propias informaciones publicadas en la prensa gubernamental. Según lo que han publicado, la pasada zafra fue de 94,389 toneladas, la cifra de su plan de producción de esta próxima zafra se asemeja mucho a esos resultados. Nuestros estimados, basados en la salida del Dos Ríos y la persistente sequía es de no más de 87,956 toneladas. En realidad, las cien mil toneladas es una cifra sin base estadística, típica de la propaganda oficial.

 

La revolución castrista de un solo golpe barrió con toda una clase de empresarios agrícolas que a lo largo de más de medio siglo se había estado creando y perfeccionando en sus quehaceres productivos. Todo el trabajo de cubanos como Ramiro Guerra que lucharon para crear a lo largo de Cuba una clase empresarial en el sector agrícola fue destruido por la decisión de un grupo de hombres que con un espíritu “nihilista” lograron concentrar todo el poder, sea este político, económico o social en unas pocas manos.