Cubanálisis El Think-Tank

ARTÍCULO ORIGINAL PARA EL THINK-TANK DE CUBANÁLISIS

                                                                          Dr. Eugenio Yáñez

                                                                                                                                                            

 

LAMENTABLE PAPEL DE LA PRENSA OFICIAL CUBANA EN EL HURACÁN “GUSTAV”

 

Los huracanes no son de izquierda o derecha, comunistas o fascistas, neoliberales o socialistas: son destructivos fenómenos naturales que afectan a todos los seres humanos y países. “Katrina” en el 2005 no fue “antiimperialista” por destruir New Orleáns. “Gustav” golpeo fuertemente a Cuba, pero no tiene nada que ver con la “mafia de Miami”.

 

Pretender obtener provecho político del paso de un huracán es inmoral y poco ético. A pesar de los cuantiosos daños materiales provocados por “Gustav”, en Cuba no hubo pérdidas humanas que lamentar. Maravilloso, pero eso no justifica la dictadura totalitaria: tampoco en las Islas Caimán, sin totalitarismo, hubo pérdidas de vidas, aunque se reconozca que al pasar sobre esta pequeña nación la fuerza de los vientos fue muy inferior a la que llevaban al pasar sobre territorio cubano.

 

Los mecanismos de la defensa civil en Cuba funcionan muy bien, los sistemas de aviso ciclónico se aplican a tiempo, y se ejecutan medidas extraordinarias para proteger a las personas: si con esa misma eficiencia y disposición se aplicaran los cambios estructurales que el país necesita con urgencia desde hace mucho tiempo, las condiciones de vida de los cubanos serían muy superiores, y las inevitables destrucciones que siempre provocan los huracanes afectarían mucho menos la calidad de vida de la población.

 

Las represas habrán recibido agua en abundancia en estos días: la “sequía”, una de las eternas explicaciones oficiales para el fracaso agropecuario, no podrá ser excusa este año. De seguro la excusa vendrá por lo contrario: se dirá continuamente que los daños de “Gustav” destruyeron la producción agropecuaria. Y se le adicionarán los de “Fay”, tormenta tropical que afectó semanas atrás.

 

Leyendo la prensa oficial cubana en las ediciones digitales del domingo 31 de agosto, al día siguiente del paso del huracán “Gustav” sobre la Isla de la Juventud y la provincia de Pinar del Río, es difícil saber lo que sucedió en Cuba el sábado 30.

 

“Granma”, el flamante órgano oficial del Partido Comunista, no cambió la página on-line que estaba desde las 2:30 de la madrugada del amanecer del sábado hasta las 5:30 de la tarde del domingo 31, 39 horas después, sin ninguna preocupación ni interés por ofrecer información actualizada. Hasta el domingo a las 5:30 PM esta es la portada que veía quien entrara a la edición digital en su sitio electrónico, como si el huracán hubiera estado esperando por sus "periodistas", o el periódico hubiera estado esperando por "orientaciones":

 

Mientras "Granma" se consumía en el inmovilismo durante 39 horas, esta era la lógica realidad en el municipio de Los Palacios, en Pinar del Río, tras el paso de un huracán "categoría 4" mientras el órgano del partido comunista cubano tenía en su portada información sobre conciertos, poetas, y payasadas de Hugo Chávez:

 

Por su parte, el llamado diario de la juventud cubana, “Juventud Rebelde”, en su edición digital, todavía a las once de la mañana del domingo 31, más de doce horas después que "Gustav" había salido de Cuba, se mantenía como si nada hubiera sucedido, y esto es lo que mostraba en su portada:

 

La gran revolución tecnológica que significa el uso de la internet al servicio de la información de las personas es la capacidad casi instantánea de ofrecer información en “tiempo real”: no se necesita imprimir en papel, distribuir los periódicos o revistas en los territorios, nada de eso: con procedimientos simples en pocos minutos la información está “on-line” y puede leerse en cualquier parte del mundo.

 

Cubanálisis-El Think-Tank, desde que “Gustav” era tormenta tropical afectando la isla de La Española (República Dominicana y Haití), comprendió que sería un fenómeno natural que podría afectar cuantiosamente a Cuba, comenzó el seguimiento de la información, y trató de mantenerla actualizada “on-line” en la medida que se producían las noticias.

 

En casi todas las ocasiones, durante varios días, Cubanálisis-El Think-Tank colocó “on-line” la información sobre las posiciones y pronósticos de “Gustav” antes que “Granma”, “Juventud Rebelde” o la “Agencia de Información Nacional”.

 

No hablemos de capacidades tecnológicas o “bloqueo informativo”. Cubanálisis-El Think-Tank, con recursos insignificantes, utilizó todo el tiempo información que ofrecía, certera y a tiempo, el Instituto de Meteorología cubano ubicado en Casablanca, sobre la Bahía de La Habana, en plena capital del país, y la complementábamos con la que emitía el Nacional Hurricane Center de Estados Unidos, ubicado en Miami, Florida.

 

Afortunadamente para todos, el Instituto de Meteorología cubano mantiene cooperación con el National Hurricane Center, para beneficio de todos a ambas partes del Estrecho de La Florida: las imágenes de satélite utilizadas por el Centro Nacional de pronósticos de Cuba son originadas por la NASA y la Universidad de Wiscosin, y así se acreditan en la página digital del Instituto cubano especializado en meteorología.

 

El régimen también tenía acceso, naturalmente, a toda esa información y a mucho más,  pero mientras desperdicia cuantiosos recursos en la “educación ideológica” de los cubanos, es incapaz de organizar una sencilla fuerza de tarea para mantener información en tiempo real sobre un fenómeno natural que afecta a todos por igual en todas partes.

 

Frente al lamentable papel que desempeña la prensa oficial cubana en esta situación, Cubanálisis-El Think-Tank siente la extraordinaria satisfacción de haber hecho todos los esfuerzos  por mantener informados en tiempo real a todos los cubanos en la isla, y a sus familiares en el exterior, de todos los pormenores sobre el Huracán “Gustav”, desde que era tormenta tropical sobre Haití hasta que abandonó la provincia de Pinar del Río por la costa norte con fuerza de huracán categoría cuatro.

 

El lunes, entrando a las páginas digitales de los medios oficiales cubanos, podrá leerse de la extraordinaria capacidad organizativa del país para enfrentar el huracán, de las sabias decisiones del partido y sus dirigentes para preservar a la población, y de los eternos llamados a las tareas de recuperación y reconstrucción, en el absurdo empeño de mostrar la superioridad del totalitarismo. Muy pronto vendrán las reflexiones del Escondido en jefe, destilando odio y rencor contra todo y contra todos,.

 

Cubanálisis-El Think-Tank, cuando ya el huracán está lejos de las costas cubanas, y cumplida su misión en tiempo real durante el acercamiento, paso y alejamiento del temible “Gustav”, continúa con su misión habitual, que nunca abandonó, de seguir en detalle la evolución diaria de los acontecimientos en Cuba, analizarlos y presentarle realidades, conclusiones y criterios a los lectores, para darle elementos para el razonamiento, sin pretender pensar por ellos, y continuar estableciendo cada día la diferencia entre reproducir noticias y analizar información.