Cubanálisis El Think-Tank

ARTÍCULO ORIGINAL PARA EL THINK-TANK DE CUBANÁLISIS

  

                                                                          Dr. Eugenio Yáñez

                                                                                                                                                            

 

CUANDO BRILLAN LAS ESTRELLAS

 

Los más altos jefes militares cubanos exiliados opinan sobre el futuro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y el Ministerio del Interior en una Cuba democrática

 

Un legendario Comandante de la Sierra Maestra y dos Generales, los más altos jefes militares cubanos exiliados en Estados Unidos, dieron sus opiniones a Cubanálisis – El Think-Tank sobre el futuro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y el Ministerio del Interior en una Cuba postcastrista, democrática.

 

Después del castrismo, el diluvio: la mafia de Miami en el poder, el caos, “tres días para matar”, marines profanando la estatua de Martí, feroz neoliberalismo devorando niños, antiguos propietarios reclamando apartamentos dejados hace medio siglo, ancianos y enfermos deambulando por las calles: es la propaganda oficial, el Apocalipsis post-totalitario, Cuba sin Fidel Castro. Lo mismo que ya va preparando Hugo Chávez para Venezuela. Lo que ya dijeron antes Brezhnev, Mao Zedong, Caesescu, Honnecker, Yivkov… la cantaleta de los tiranos.

 

En ese pase de cuentas universal que el castrismo anuncia, en la carnicería total del postcastrismo, en la venganza final contra los buenos, se dice que las Fuerzas Armadas Revolucionarias y el Ministerio del Interior serían las primeras y mayores víctimas, y la sangre correría por pueblos y ciudades en una masacre interminable, mientras los civiles neoliberales expulsan inquilinos de sus viviendas, enfermos de los hospitales, estudiantes de las escuelas.

 

Un pequeño detalle: nada de eso es cierto; pero es lo que el régimen ha repetido por casi medio siglo, lo que muchos cubanos, aún sin saberlo o entenderlo, consideran que es la descripción del futuro postcastrista.

 

¿Cuál es en realidad y cual debe ser el futuro de los oficiales de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y el Ministerio del Interior en una Cuba democrática postcastrista?

 

Cubanálisis – El Think-Tank quiso abordar este tema en profundidad, y desarrolló una “consulta de expertos”, preguntando directamente a los más altos jefes militares cubanos que están en el exilio sobre su visión con relación a ese futuro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y el Ministerio del Interior en una Cuba postcastrista, democrática.

 

La consulta se hizo a título personal, teniendo en cuenta la experiencia y prestigio de los consultados. En ningún momento se tomó en consideración la militancia o no en organizaciones del exilio como factor a tener en cuenta para seleccionar a los entrevistados.

 

Se le preguntó a cada uno por escrito, y por separado. Se le informó a cada uno quienes eran los otros que estaban siendo consultados con las mismas seis preguntas, y cada uno respondió sus puntos de vista, sin conocer las respuestas que estarían dando los otros. No todos los consultados respondieron.

 

Los resultados son altamente interesantes, teniendo en cuenta que provienen de diferentes generaciones de jefes militares, que vivieron en su momento los ímpetus juveniles y la formación en los combates, y que adquirieron con los años la madurez y experiencia para hablar hoy con sensatez y sabiduría.

 

Los ex-jefes militares cubanos residentes en Estados Unidos que fueron consultados como expertos en el tema del futuro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y el Ministerio del Interior en una Cuba democrática postcastrista fueron, en orden de su incorporación a las actividades militares:

 

José Quevedo: pertenecía al Ejército de Cuba cuando le tocó enfrentar a los combatientes rebeldes de la Sierra Maestra: militar de gran preparación profesional, se unió a ellos en la guerra de guerrillas y estuvo en las Fuerzas Armadas Revolucionarias hasta retirarse con el grado de General décadas después. Fue Director de la Escuela Superior de Guerra, y Agregado Militar de la Embajada de Cuba en la Unión Soviética, entre otras funciones. Desde hace varios años reside en Estados Unidos.

 

Huber Matos: legendario Comandante guerrillero del Ejército Rebelde, Jefe de Columna en la Sierra Maestra, Jefe Militar de la provincia de Camagüey después del triunfo revolucionario. Inconforme con la orientación comunista del gobierno, solicitó formalmente renunciar a sus obligaciones y regresar a la vida civil, pero Fidel Castro inventó una inexistente conspiración y en una farsa judicial le condenó arbitrariamente a veinte años de cárcel, que cumplió sin doblegarse hasta el último día. Desde 1979, al cumplir la condena, salió de Cuba. Actualmente reside en Estados Unidos.

 

Rafael del Pino: piloto de la Fuerza Aérea Revolucionaria, combatió contra la invasión de Bahía de Cochinos en 1961, por lo que fue condecorado como Héroe de Playa Girón. Participó en las acciones militares cubanas de Angola y Etiopía, donde dirigió la Fuerza Aérea, y obtuvo el grado de General. En pleno servicio activo, como Jefe de Seguridad Aérea de la Fuerza Aérea cubana, desertó con su familia a bordo de un pequeño avión y aterrizó en el sur de la Florida, solicitando asilo político. Vive en Estados Unidos bajo la protección del gobierno norteamericano.

 

Cubanálisis – El Think-Tank reproduce las respuestas de los altos jefes militares exiliados que fueron consultados sin modificarles ni una coma, tal como lo expresaron ellos en sus respuestas y sin conocer la opinión de sus colegas.

 

Las conclusiones de esta experiencia, y los mensajes que se desprenden para los oficiales de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y el Ministerio del Interior deberán presentarse posteriormente, cuando ya todos los lectores hayan tenido la oportunidad de conocer estas respuestas y sacar sus propias conclusiones.

 

Cubanálisis – El Think-Tank quiere destacar en este momento inicial una sola cosa, que resulta muy significativa: en ninguna respuesta, a diferencia de lo que proclama la propagada oficial totalitaria, hay una sola palabra de odio, rencor o vista hacia atrás por parte de los ex – altos jefes militares cubanos en el exilio, y todos coinciden en señalar un destacado papel a esas instituciones en la reconstrucción de una Cuba democrática postcastrista.

 

 

¿Considera usted que todos los oficiales de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y el Ministerio del Interior deben ser considerados cómplices del régimen tiránico de los hermanos Castro?

 

General José Quevedo: Llamamos a la reconciliación y solo consideramos cómplices conscientes del régimen a los oficiales de las FAR y del MININT involucrados en hechos de sangre y de manifiesta corrupción y no así a los que se han mantenido engañados hasta el presente por las razones que fueren. Además, estos últimos si no se han sumado a la represión, la consideración debe ser diferente.

 

Comandante del Ejército Rebelde Huber Matos: No. Sería absurdo, torpe o injusto.

 

General Rafael del Pino: No creo que deben ser considerados cómplices. En ninguno de los ex países socialistas fueron considerados así. En la mayoría de ellos permanecieron en sus cargos. Incluso en la fuerza aérea alemana los antiguos pilotos de los MiG-29 son utilizados para maniobras conjuntas de la OTAN simulando el enemigo.

 

 

¿Usted cree que el pueblo cubano en la Isla y en el exilio tiene capacidad suficiente para entender que los oficiales de las Fuerzas Armadas y el Ministerio del Interior son parte intrínseca del pueblo cubano y tienen un papel que desempeñar en la reconstrucción de la nación?

 

General José Quevedo: Consideramos que todas aquellas personas en la Isla y en el exilio; con suficiente capacidad intelectual para razonar, que logren ser dueños de la verdad mediante un análisis correcto de la situación que se vive en nuestra patria y que actúe sin dobleces; entenderán que los oficiales de las FAR y del MININT son parte intrínseca del pueblo cubano y tienen un papel muy importante que desempeñar en la reconstrucción de la nación.

 

Comandante del Ejército Rebelde Huber Matos: Creo que sí, pero respeto a los que tienen otra opinión.

 

General Rafael del Pino: En Cuba lo creen así, en el exilio no todos tienen esta opinión. 

 


¿Tendrían capacidad los actuales oficiales de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y el Ministerio del Interior de integrarse pacíficamente a la reconstrucción democrática de la nación cubana?

 

General José Quevedo: Por supuesto que si, siempre y cuando llegue a ellos la información necesaria que les permita conocer la verdad y comprendan hasta que punto han sido manipulados y engañados por un pequeño grupo de criminales y corruptos colocados en puestos claves en la gobernación del país. Es importante, en cada caso, no sumarse a la represión para no tener que responder en un futuro por hechos delictivos.

 

Comandante del Ejército Rebelde Huber Matos: Sí, en más de un 90%.

 

General Rafael del Pino: Yo creo que si. Volviendo a utilizar una comparación con la antigua URSS y otros ex países socialistas vemos que por ejemplo Putin fue uno de los jefes de la vieja KGB.

 

 

¿Considera usted que podremos ver en un futuro unas Fuerzas Armadas y unos servicios de seguridad altamente profesionales, donde los odios y las ideologías sean menos importantes que la democracia y la prosperidad del país?

 

 

General José Quevedo: Seguro que si, porque profesionalmente la preparación militar que se imparte en las escuelas es buena, tanto en las FAR como en el MININT. Con la despolitización y con la eliminación de los temas dirigidos a la enseñanza del comunismo como doctrina social correcta se logra el objetivo. Además, hay que restablecer el principio de que las fuerzas armadas responden a la patria y no a los intereses particulares de una persona en particular.

 

Comandante del Ejército Rebelde Huber Matos: Sí. Estoy seguro de que será así.

 

General Rafael del Pino: Por supuesto que sí.

 


¿Tendría usted, personalmente, capacidad de trabajar conjuntamente en un futuro con actuales oficiales de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y el Ministerio del Interior para la reconstrucción democrática de la nación cubana y sus instituciones de defensa?

 

General José Quevedo: En el orden personal mi capacidad física está limitada por mi edad y por mi salud; sin embargo, creo que algo puedo hacer si hubiera futuro para mí, en favor de la reconstrucción democrática de la nación y sus instituciones armadas.

 

Comandante del Ejército Rebelde Huber Matos: Sí. No aspiro a cargo alguno; pero mi vida es inseparable del compromiso con mi país.

 

General Rafael del Pino: Definitivamente si.

 

¿Cómo ve usted el futuro de actuales oficiales de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y el Ministerio del Interior que no quisieran permanecer en las instituciones armadas de la Cuba democrática?

 

General José Quevedo: Respetaría la decisión de aquellos que no quisieran continuar en servicio activo; además, nombraría una comisión para analizar caso a caso y aplicaría la ley de retiro que estuviera o se pusiera en vigor para que no quedaren desamparados los de edad avanzada.

 

Comandante del Ejército Rebelde Huber Matos: Respetaría esa posición.

 

General Rafael del Pino: Que pasen a retiro y se integren a la nueva economía de mercado.

 

 

Hasta aquí las preguntas y respuestas ofrecidas a título personal. Los lectores de Cubanálisis-El Think-Tank tienen ante sí la información, para pensar en el tema, analizar, llegar a conclusiones.

 

Cubanálisis-El Think-Tank invita a su cada vez mayor número de lectores en todo el mundo, desde el Caribe hasta Australia, desde Canadá hasta Argentina, desde La Habana hasta Kiev, desde Miami hasta Pretoria, a expresar opiniones y criterios sobre el tema, a participar en un gran debate que tiene mucho que ver con el futuro de Cuba.