Cubanálisis El Think-Tank

ARTÍCULO ESPECIAL EN EL THINK-TANK DE CUBANÁLISIS

 

  

CARLOS A. MONTANER


"Castro no quiere volver al poder con su ano artificial"

 

Juan Delgado


El exiliado cubano está convencido de la voluntad de cambio de su país. "La dictadura aguantará mientras respire Fidel Castro", añade. Advierte del peligro de un "caudillo" como Chávez.


10 de junio de 2007.  Carlos Alberto Montaner acaba de publicar, junto con el colombiano Plinio Apuleyo Mendoza y el peruano Álvaro Vargas Llosa, El Regreso del idiota. Un libro en el que desmenuzan los regímenes de Fidel Castro, Hugo Chávez, Evo Morales, Néstor Kirchner y Rafael Correa, y su poder de atracción sobre la progresía europea y norteamericana. Carlos Alberto Montaner, que está convencido de que el régimen castrista no sobrevivirá a Fidel, vive entre Miami y Madrid.


¿Cuáles son la características esenciales del idiota?


Es una vinculación emocional a los errores del pasado que le impiden entender la realidad. Una indiferencia total a la experiencia. Repiten una y otra vez los mismos errores y disparates a la espera de que el efecto sea diferente. Pero nunca sucede nada distinto porque si uno repite 20 veces un experimento, el resultado siempre es el mismo.


¿Quiénes son los principales merecedores de esta etiqueta?


Existe una izquierda estatista que procede básicamente de un análisis marxista y que mantiene una actitud antioccidental, contraria a las grandes ideas de la UE, Estados Unidos o Canadá. Ésa es la cantera. También existe una derecha cerril que no entiende las ventajas de la libertad de mercado y que, a veces, hace una especie de pinza con la izquierda contra las libertades. Se trata de una derecha fascistoide que dice cosas muy parecidas a la izquierda comunistoide. En España, es muy interesante observar Izquierda Unida, que reclama para Hispanoamérica lo que no se atreve a proponer para España. Es muy terca en su devoción al estatismo. Por otro lado, el grupo de Le Monde Diplomatique, con Ignacio Ramonet a la cabeza. Este hombre es el idiota emblemático. Es un buen ejemplo de esa izquierda que no se define a sí misma como comunista y que, sin embargo, defiende sus postulados.


¿En qué país abundan más los idiotas?


En Hispanoamérica, la cosecha es muy grande. Es el gran vivero. Estamos viendo lo que está pasando en Venezuela, Bolivia o Ecuador.


¿Tienen un ídolo los idiotas?


Fidel Castro sigue siendo la "reina madre" de la idiotez latinoamericana. Su heredero directo es Hugo Chávez.


¿Qué diferencias existen entre los "caudillos" latinoamericanos actuales y los que ha habido en otros tiempos en este continente?


Las razones ideológicas son las mismas. Les diferencia el método de la toma del poder. En el pasado, prácticamente todo el siglo XX, se hacían con él de una forma violenta, como hicieron los sandinistas en Nicaragua, los castristas en Cuba e incluso lo intentó Chávez en Venezuela. Pero a partir del triunfo del venezolano en las urnas, ese episodio se convirtió en doctrina. Empieza a hacerse cada vez más grande el grupo de mandatarios de este corte que llega al poder mediante procesos electorales. Desde el Gobierno, desmontan el Estado de Derecho y construyen un régimen totalitario. Sin embargo, los objetivos siguen siendo los mismos que antaño.


¿Cuál de los regímenes caudillistas de hoy en día le parece más peligroso?


El más peligro es, sin duda, el de Chávez, por la cantidad de recursos que tiene y porque han desarrollado toda una misión y una visión La visión es que ellos están llamados a sustituir a la Unión Soviética para conquistar el planeta para las masas oprimidas. Suponen que el socialismo del siglo XXI no puede sobrevivir en un solo país, por lo que tienen un afán permanente de expansión. Ha recaído sobre los hombros de Venezuela y Cuba esa conquista planetaria a la vista de que Europa, según ellos, ha traicionado las ideas revolucionarias y está sojuzgada por la Agencia Central de Inteligencia (CIA).


¿De qué manera se puede, a su juicio, dar estabilidad democrática a Hispanoamérica?


Respaldando los regímenes verdaderamente democráticos y sensatos que existen en Hispanoamérica, aunque no son muchos. Destacan Chile y Costa Rica.


¿Qué le parece la política complaciente del Gobierno español con respecto a estos regímenes?

Me parece que es deleznable y muy parecida a la política de los EEUU del siglo pasado que la izquierda solía censurar. Cuando la izquierda española criticaba a Estados Unidos por apoyar las dictaduras latinoamericanas, como la de Somoza o Batista, tenía toda la razón del mundo. Los norteamericanos se defendían argumentando que lo hacían por pragmatismo. Pues bien, ese mismo tipo de posición es la que están manteniendo actualmente Moratinos y Zapatero. Prestan un cierto silencio cómplice frente a las cosas que ocurren en Venezuela. Es un pragmatismo repugnante desde el punto de vista moral.


¿Por qué tiene tanto atractivos estos líderes entre los "progres" europeos y norteamericanos?

Yo creo que por el tufo antioccidental, antiamericano, antiliberal, anticapitalista... que desprenden. Y, sobre todo, porque no existen convicciones verdaderamente democráticas en esa izquierda.


¿Existen antídotos contra la idiotez?


Sí, la lectura. Algunos casos se curan leyendo. Otros son incurables.

 

Usted, que sigue muy de cerca la política española, ¿qué piensa de Zapatero?


Tiene una enorme vocación por la idiotez. Es una mezcla de ingenuidad y bobería.


¿Entiende la política antiterrorista o la territorial que está practicando el Gobierno socialista?


Es un disparate. Obviamente, un Estado no puede cerrarse ningún tipo de puertas para alcanzar la paz. Pero, previamente, la Policía tiene que derrotarlos. Sentarse de igual a igual es ponerse en manos de los terroristas.


¿Cómo ve a Europa? ¿Espera mucho de Sarkozy?


Sarkozy es un buen elemento, mucho mejor que Chirac. Las categorías en el viejo continente son muy vidriosas y se confunden. Y eso es muy bueno. Yo creo que el atlantismo de Sarkozy y de Merkel conviene a Europa.


¿Y cómo ve a Estados Unidos?


Pues con un presidente que ya está de salida y que apenas tiene margen de maniobra para hacer cosas. Tiene un nivel de impopularidad muy alto. Las próximas elecciones serán muy interesantes.


Hablemos de su país. ¿Ve realmente más cerca el final del régimen comunista? ¿Qué está haciendo la gente de Castro para prolongar al máximo este régimen?


Claro que más cerca porque todo se acaba. Castro no quiere volver al poder con su ano artificial. Se quiere quedar como una especie de Nostradamus dedicado a hacer profecías y recomendaciones intrascendentes. Hay elementos de demencia senil en el tipo. El Gobierno está muy envejecido, con gente muy desmoralizada, en el que nadie cree de verdad en las ideas comunistas. La voluntad de cambio existe, pero está taponada por la existencia de Fidel Castro. Mientras respire, se mantendrá la dictadura. Es muy parecido a lo que ocurrió en su día con Franco en España.


¿Qué está pasando en estos momentos en el interior de su país?


Afortunadamente nunca es posible eso de dejar "atado y bien atada" la continuidad del régimen.
Cada vez hay más oposición. Cada día hay más gente que se atreve a dar un paso adelante. El síndrome de indefensión, yo no puedo hacer nada por cambiar las cosas, estaba muy implantado en la isla. Cuando desaparezca Castro y las decisiones sean tomadas por varios, no habrá manera de mantener un control férreo.


¿Qué piensa de la política que ha seguido España en los últimos años con respecto a Cuba? ¿Es merecido el tirón de orejas que le ha dado Condolezza Rice?


Creo que sí. El Gobierno cubano ha utilizado a España para romper la unidad europea frente a Cuba. Y, por otro lado, lo ha utilizado para ningunear a la oposición democrática. Es muy reprobable.