Cubanálisis El Think-Tank

 ESPECIAL EN EL THINK-TANK DE CUBANÁLISIS

            Eugenio Yáñez

           Antonio Arencibia

           Juan Benemelis

DOS AÑOS ON-LINE… Y SEGUIMOS

 

No habían transcurrido cien días de la sucesión castrista cuando Cubanálisis-El Think-Tank salió on-line por primera vez el 6 de noviembre del 2006. La confusión analítica reinaba en el ciberespacio compitiendo con la irresponsabilidad en la información sobre Cuba, tanto digital como impresa o radiotelevisada.

 

Semanas antes habíamos comenzado a gestar la idea de funcionar como think-tank, de forma modesta, sin recursos, pero con mucho interés y pasión por el tema cubano, y ya en esos momentos estaba en imprenta el libro “Jaque al Rey. La muerte de Fidel Castro (con carácter provisional)”.

 

No nos era fácil publicar en Internet a quienes escribíamos a partir de percepciones que no eran las más comunes en los medios del Sur de la Florida.

 

La coyuntura política que se abría para los cubanos nos decidió a crear esta página digital, sin fines de lucro, pero nuestra, sin necesidad de comisarios ni censores. No contábamos con los recursos necesarios para intentarlo como prensa escrita o radiodifusión, pero estando en la era de la informática bastaban modestos recursos para comenzar.

 

Sin saber nada del complejo mundo de la “red de redes”, comenzamos preguntando a los amigos con más conocimiento, leyendo en libros y revistas para comprender los rudimentos de las publicaciones digitales, revisando numerosas publicaciones y páginas web, para aprender a la mayor velocidad y poder estar on-line lo más rápido posible. Así nos lanzamos, con un diseño demasiado aficionado, pero apostando a que la calidad de los contenidos motivara a los lectores a excusarnos las insuficiencias técnicas.

 

Y finalmente logramos comunicarnos con los lectores aquel 6 de noviembre del 2006, después de casi seis horas tratando de "subir" Cubanálisis a la red, con los posibles lectores que “cliquearan” el sitio www.cubanalisis.com. Desde entonces, ahí hemos estado en estos dos años, con criterios claros y precisos, a los que hemos sido consecuentes:

 

·        No pretendíamos reproducir acríticamente las noticias en la medida que llegaban, sino analizar la información para darle sentido, como característica distintiva.

 

·        No seríamos un periódico diario con la inmediatez noticiosa, sino instrumento analítico de discusión y debate permanente, para exponer conclusiones que siempre estarán abiertas a la crítica y el debate”.

 

·        No íbamos a competir “contra nadie, ni en Internet ni en los medios tradicionales”, sino simplemente convertirnos en “complemento para el estudio del drama cubano y la búsqueda de soluciones”.

 

·        Cubanálisis-El Think-Tank siempre estaría abierto a todas las personas que quisieran publicar en nuestras páginas, con el único requisito de rigor y profesionalismo. Que no coincidiéramos con los criterios de trabajos elaborados con seriedad por otras personas no sería razón suficiente para no publicarlo: los artículos siempre expresan la opinión de los autores.

 

·        No permitiríamos en ninguna circunstancia ataques personales, groserías, insultos ni polémicas estériles. Ni perdemos tiempo alguno en preocuparnos o responder ataques de ese tipo.

 

·    Cuando muy buenos amigos nos han enviado para su publicación documentos que implicaban discusiones personales, les hemos respondido: así no lo publicamos, escribe sobre el tema para exponer tus criterios, pero no contra el autor de criterios que no son iguales a los tuyos, porque eso no conduce a nada.

 

·        Desde el primer día dijimos: “La crítica al régimen cubano no es razón suficiente para publicar en El Think-Tank: barricadas y aquelarres no tienen oportunidades aquí”.

 

·        No reproducimos declaraciones ni comunicados de ninguna organización, no porque no tengan mérito, sino porque si hacemos la excepción con una tendríamos que ampliarlo a todas las demás. Cuando personas bien conocidas como dirigentes de alguna organización han publicado en nuestras páginas, siempre lo han hecho a título personal y no en representación de organización alguna.

 

·        Somos posiblemente la única página web sobre el tema cubano que, sin estar al servicio del régimen, reproduce semanalmente un documento escrito por defensores del castrismo, porque no tememos a la verdadera batalla de ideas ni a confrontar criterios.

 

Durante dos años hemos sido consecuentes con estos principios, y no pensamos que debamos renunciar a ellos.

 

En estos dos años Cubanálisis-El Think-Tank puede mostrar, gracias a esos criterios que nos dieron origen, 184 trabajos analíticos originales, 1,134 reproducciones de documentos sobre Cuba en la prensa mundial, 504 documentos sobre Cuba en idioma inglés, 117 documentos del adversario en la sección “Castrismo”, y tres “dossier” con cientos de documentos sobre los temas “¿Qué sucederá en Cuba después de Fidel Castro?, “Política cultural y debate intelectual”, y “Economía, gobierno y libertad individual”. En "Archivo por autor" se registran 2,355 documentos publicados en total, siempre con una selección por calidad y temáticas.

 

Además, mantenemos una Biblioteca On-line, la sección “Documentos trascendentes para conocer a Cuba” y “Joyas de la teoría política”. Está accesible a todos un ¿Quién es quién en Cuba? que se actualiza continuamente, y “Fichas biográficas de los miembros de la nomenklatura”.

 

Publicamos cada semana trabajos de periodistas independientes dentro de Cuba, sin exclusiones, pero siempre en base al rigor y calidad de los escritos, y continuaremos haciéndolo por elemental solidaridad. No siempre coincidimos con las posiciones que exponen, pero respetamos mucho su valor personal y su profesionalismo.

 

En un recuadro aparte, que continuamente se amplía en la medida que vamos añadiendo nuevos análisis aparecen los trabajos que constituyen nuestra opinión editorial bajo el título: “El único análisis completo y detallado, paso a paso, de la Sucesión en Cuba desde agosto 2006 a la fecha.”

 

No tenemos todas las respuestas, como otros, pero tenemos infinidad de preguntas y temas para analizar. Y durante dos años hemos podido definir trayectorias y llegar a conclusiones interesantes, que no es necesario apoyar, pero que no son ignoradas en los análisis en serio. Quines nos ataquen, allá y aquí, pueden seguir ladrándole a la luna cada noche.

 

En uno de los momentos más dramáticos de nuestra historia reciente, con el paso de los dos huracanes en menos de diez días, modificamos el estilo y mantuvimos cobertura en tiempo real del avance de “Ike” antes de entrar por las provincias orientales, durante su recorrido a través de la Isla y hasta que salió por el occidente del país y ya no representó ulterior peligro para Cuba.

 

En la mayoría de las ocasiones durante esos cuatro días actualizábamos la información antes que los medios oficiales de la Isla y mucha prensa de grandes recursos, combinando en tiempo real los pronósticos oficiales cubanos con los de Estados Unidos, y reproduciendo las trayectorias previstas por diversas fuentes.

 

Los huracanes no tienen ideología: la extraordinaria multiplicación de lectores durante ese período demuestra que nos propusimos hacer, y logramos, lo que los lectores esperaban de nosotros.

 

No resulta poca cosa para un equipo que comenzó a publicar sin experiencia técnica del mundo de Internet, sin recursos de ningún tipo y sin pretender solicitarlos, dedicando a esta tarea el tiempo disponible después de las obligaciones laborales con las que nos ganamos la vida.

 

La cantidad de lectores que persistentemente regresan a nuestras páginas y los que se incorporan por primera vez ha crecido sistemáticamente: todas nuestras estadísticas van en ascenso permanente desde el inicio. En 2006 fuimos on-line casi a fines de año. Durante 2007 crecimos sustancialmente.

 

Nuestros modestos pronósticos internos de cantidades adecuadas de "hits" para sentirnos satisfechos, definidos antes de salir on-line en 2006, quedaron ridículamente cortos en el 2007, cuando los "hits" reales fueron 40 veces más que los que nos pronosticamos. En el año 2008 vamos camino a duplicar los "hits" del año 2007. Y en el 2009 pretendemos seguir creciendo.

 

Las cartas, llamadas y criterios positivos que recibimos, y que no siempre publicamos, nos animan a continuar este esfuerzo.

 

No hemos descansado ni dejado de publicar, ni siquiera en Navidades, Viernes Santo, Año Nuevo o día de cumpleaños, coordinando con colaboradores que escriben desde varios países y muchas ciudades diferentes. Cuando tenemos que viajar, la "laptop" portátil es la pieza fundamental del equipaje. Un quebranto de salud no justifica no estar on-line. Mientras otros viven tranquilos informando de lunes a viernes, de 9 AM a 5 PM, nuestro compromiso abarca los 365 días del año (366 en este que es bisiesto), las veinticuatros horas al día.

 

Gracias a la “red de redes” nos leen en más de setenta naciones en todo el mundo, en ocasiones desde lugares tan remotos y aparentemente desvinculados del tema cubano como Lesotho o Nueva Zelanda. En toda América Latina, Estados Unidos y Canadá, Europa, Medio Oriente, Australia, y muchas naciones de África y Asia. Universidades y cancillerías, servicios de inteligencia y partidos, think-tanks y lectores de a pie, amigos y enemigos.

 

Y también, fundamentalmente, dentro de Cuba: a quienes tienen acceso a la Internet y las computadoras, por supuesto, que no son todos los cubanos. Muchos son de la "nomenklatura". !Qué bueno! El mensaje llega y se propaga: porque no hay odio ni aquelarres, sino razonamiento analítico y realidades que tienen que ver con el futuro de todos los cubanos. Los de allá y los de todas partes.

 

A lo largo de dos años hemos contado con la colaboración desinteresada de profesionales de altísimo nivel y prestigio, que han enriquecido nuestras páginas con sus análisis, a los que damos gracias y reconocemos su extraordinario aporte a nuestros éxitos.

 

Cubanálisis- El Think-Tank se honra durante su segundo año de haber publicado en su bloque analítico materiales elaborados por Moisés Asis, José Azel, Darsi Ferrer, Lázaro González, Américo Martín, Comandante Huber Matos, Huber Matos Araluce, Elena Maza-Borkland, Carmelo Mesa-Lago, Antonio Morales-Pita, Jorge Sanguinetty, Ricardo Santos Mesa,  Xavier Utset y Amir Valle, para mencionarlos en orden alfabético. ¿Quién no se alegra de contar con un team de all-stars como este?

 

Todos los que han querido sumarse a esta aventura intelectual de Cubanálisis dentro de las normas y principios que hemos establecido desde el primer día, han sido siempre bienvenidos. Los que deseen hacerlo a partir de ahora, igualmente lo serán: donde residan, no es asunto nuestro, lo que opinen, es asunto de cada uno, siempre que lo hagan profesionalmente. A nadie preguntamos “¿cuándo se incorporó a las tareas de la revolución?”, o “¿en que año llegaste al exilio?”.

 

No nos interesan las "primicias" ni los sensacionalismos, los rumores sin confirmar ni las "denuncias" peregrinas: confrontamos ideas, no a sus autores. Los únicos calificativos con que medimos los trabajos es: "profesional y riguroso" o "esto no es serio". Y con ese criterio publicamos o no publicamos. Criterio válido para los visitantes y los de la casa por igual.

 

Cuando no compartimos la percepción del visitante, en vez de suponer que "está completamente equivocado", nos preguntamos por qué nosotros no vemos las cosas de esta manera. Nunca asumimos que no tiene la razón. ¿Podríamos estar equivocados ambos, tanto el visitante como nosotros? ¿Por qué no?

 

No está en nuestros planes abandonar estos enfoques: no se renuncia a lo que nos hace fuertes.

 

Nuestro agradecimiento a los lectores que nos han seguido en estos dos primeros años, y a los que se incorporan recientemente. Y nuestra bienvenida a los que sigan arribando cada día.

 

Nos comprometemos con nuestros lectores una vez más a segur siendo "la diferencia entre reproducir noticias y analizar información"

 

En este segundo aniversario ratificamos lo que escribimos  el primer día on-line: “El Think Tank de CUBANÁLISIS tiene su compromiso permanente solo con la nación cubana y su destino, la democracia y el Estado de derecho. Afortunadamente, no somos dueños de la verdad, y mucho menos en exclusiva. Concedemos espacio a todo razonamiento, sin etiquetas anacrónicas de derecha o izquierda, progresista o reaccionario, made in USA, Cuba, Europa, América Latina o cualquier parte del mundo. Consideramos opiniones alternativas como verdaderas herramientas para acercarse a conclusiones más acertadas, por lo que no necesitamos rechazarlas ni defendernos de ellas”.

 

 

 

 

GRACIAS.

MUCHAS GRACIAS