Cubanálisis El Think-Tank

             ARTÍCULO ORIGINAL PARA EL THINK-TANK DE CUBANÁLISIS

 

 

 

     Antonio Arencibia, La Coruña, España

  

 

 

                               

                                                                                                                                                            

 

¿QUE PASARÍA EN CUBA SI LOS BRICS SE DESACELERAN?

 

Los economistas están actualmente enfrascados en el debate de un tema bastante alejado de los que interesan o inquietan al público en general. Se trata de determinar hasta qué punto los Mercados Emergentes, es decir, los países con una actividad social o de negocios en rápido crecimiento, están desacelerando su ritmo de crecimiento y pueden llegar a la recesión. Esa discusión nos concierne a todos porque se trata de naciones que desde comienzos de este nuevo siglo han impulsado la economía mundial.

 

Hay que empezar por decir que los organismos financieros internacionales ya anuncian la reducción en el crecimiento de los BRIC, el bloque formado por los principales mercados emergentes: Brasil, Rusia, India y China. En algunos de ellos, que años atrás tenían un ritmo de hasta dos cifras, la expectativa hoy es de solo un 5.6 % para la India y un 7.8% para China (1). Y aunque los críticos digan que ya quisieran Estados Unidos, Japón o Europa mantener esos niveles de crecimiento, el problema es que se está produciendo lo contrario del conocido refrán: no es que los de atrás no corran bien, sino que los de ‘alante’ ya no están lejos de los de atrás.

 

Se está advirtiendo que China no va a tener otro remedio que cambiar su política de inversiones masivas en empresas estatales. Pero también se dice que India y Brasil, que crecieron a un ritmo vertiginoso, ahora se han acomodado y parecen haber agotado su impulso reformador.

 

Con el paso del tiempo, a los BRIC se les ha caído la S final que representaba a Sudáfrica, país que ha frenado su crecimiento a pesar de poseer grandes  riquezas naturales, porque arrastra sin solucionar gravísimos problemas de pobreza, tiene desempleada casi la cuarta parte de la fuerza de trabajo y está obligada a modernizar su vieja infraestructura (2). Otros economistas hablan con admiración de otros países como México, que va por el camino del rápido desarrollo impulsado por un líder con mentalidad de promover cambios y lo contrastan con Brasil y Rusia, donde la continuidad de viejas dirigencias en el poder explica por qué están quedando rezagados.

 

Como la desaceleración económica de los países del bloque BRIC puede conllevar consecuencias negativas para los proyectos del régimen neocastrista que tiene fuertes relaciones con tres de sus cuatro miembros, es procedente hacer un resumen de la situación en China, Rusia y Brasil.

 

China: convirtiendo la necesidad en virtud

 

Como la desaceleración económica era previsible para la dirigencia comunista china, Pekín ha estado estudiando cambiar lo que sea necesario. Esto es evidente en lo que dice este artículo que el Diario del Pueblo, órgano del CC del PCCh, ofrece a sus lectores con el título ¿Es realmente malo para la economía mundial que China crezca más lentamente?:

 

China ha sido por mucho tiempo la locomotora de la economía mundial. Pero en estos tiempos de crisis global, la tasa de crecimiento se ha enfriado en comparación al fulminante crecimiento de dos dígitos del que disfrutó el país por gran parte de las últimas tres décadas.

 

[…] La desaceleración económica de China ocurre en momentos en que el país está cambiando su modelo económico disminuyendo su dependencia de la exportación de manufacturas, y de inversiones gubernamentales en industrias clave, mientras alienta el consumo nacional como un nuevo impulsor de la economía.

 

[…] La tasa de crecimiento actual es más lenta, pero más sostenible a mediano y largo plazo. Que China crezca a un paso más lento, pero más sostenible será positivo para la economía global. [Subrayado mío, AA] (3).

 

Se podría cuestionar el artículo preguntando, en primer lugar: ¿quién obligó a China a ese crecimiento insostenible por casi treinta años? ¿Cómo es posible que fuera una necesidad crecer, y ahora sea una virtud frenar? Está claro que los dirigentes chinos, que llevan tres décadas implantando el “socialismo de mercado”, saben bien por sus estudios de marxismo que las crisis en el capitalismo son cíclicas, pero no van a decir quién tenía que tomar las medidas para evitar el recalentamiento económico y no lo hizo.

 

En esto, por una parte resalta la similitud de Pekín y La Habana en que jamás la claque china ni la criolla van a nombrar a los grandes responsables de los errores cometidos. Pero, por otra parte, lo que se destaca es la contradicción de que mientras los chinos están “cambiando su modelo económico” por las fallas que presenta, la gerontocracia neocastrista ni siquiera se acerca al modelo viejo del “socialismo de mercado” chino.

 

La Rusia de Vladimiro I: estancada pero agresiva

 

Vladimir Putin ha seguido el viejo camino seudo-democrático de convertirse en autócrata mediante elecciones. Tras su ascenso a la presidencia provisional el 31 de diciembre de 1999 por la inesperada renuncia de Boris Yeltsin, ha sido por 13 años el verdadero árbitro de la política rusa, aunque haya intercambiado papeles como Primer Ministro o Presidente con su protegido Dmitri Medvedev.

 

Rusia había empezado a recuperarse de la seria caída del 2009 cuando la economía se contrajo en un 8 por ciento, pero en los últimos 18 meses ha regresado a la fase de desaceleración económica. Como reconoció recientemente el ministro de Desarrollo Económico, la economía rusa está en un período de estancamiento. En los últimos tres meses el PIB solo creció en 1.2 por ciento, por debajo del esperado 1.9 que se pronosticaba, y si en el 2012 la tasa de crecimiento de Rusia fue de un 3.4 por ciento, la previsión para este año ha sido rebajada a solo un 2.4 por ciento (4).

 

Aparte de que Rusia comparte con China las preocupaciones por el estancamiento de sus economías respectivas, hay una diferencia notable en las proyecciones políticas respecto a Estados Unidos. Mientras Pekín ha mantenido sus posiciones en la arena internacional sin mostrar demasiada confrontación con Washington, la nueva presidencia de Putin se ha caracterizado por una escalada de discrepancias con Obama que ha culminado con la suspensión de la reunión en Moscú de ambos líderes.

 

Además de la forma en que Rusia manejó el asilo del espía Edward Snowden, había muchas otras razones de peso que obligaron al presidente norteamericano a cancelar el encuentro, como resume el presidente de Freedom House en un artículo publicado en la prensa rusa:

 

Los últimos ejemplos del asalto sin precedentes a los derechos humanos bajo Putin incluyen la condena post-mortem del abogado Sergei Magnitsky, la absurda sentencia a cinco años de prisión impuesta al líder oposicionista Alexei Navalny, y las cientos de   organizaciones no gubernamentales que han sufrido redadas policiales por no cumplir con la exigencia de declararse "agentes extranjeros". Además, quienes participaron en la protesta de [la plaza] Bolotnaya hace más de un año, todavía no han sido juzgados y muchos de ellos siguen en prisión; los servicios rusos de seguridad vigilan y siguen descaradamente a activistas y otras figuras de la oposición; y el Kremlin ha promovido una campaña contra la homosexualidad que ha causado indignación en Occidente (5).

 

Además, Putin ha complacido a los sectores sociales más xenófobos, con redadas masivas en Moscú y San Petersburgo, y el hacinamiento en campos de deportables, de miles de inmigrantes ilegales, entre los que se encuentran varios cientos de vietnamitas (6). De esto último, por supuesto, nada han informado ni el diario Nhan Dan, ni el Granma.

 

Como nota al margen, acaba de surgir una irónica complicación entre la política anti-gay de Putin y su otorgamiento de asilo al espía Edward Snowden, que fuera apoyado en esas gestiones por el equipo del fundador de Wikileaks, Julian Assange. Ahora, otro “héroe” para Moscú, el soldado Bradley Manning, que fuera condenado a 35 años de cárcel por robar secretos de Estados Unidos y pasarlos a Assange, se ha declarado transexual, y está solicitando tratamiento hormonal en la prisión militar para cambiar de sexo. Como en Cuba se le da tratamiento de “héroe, prisionero del imperio”, no parece probable que Granma vaya a destacar ese rasgo de su personalidad.

 

Los populistas de Brasil ante las protestas

 

Para algunos economistas, el crecimiento de Brasil en los últimos años se debió a los altos precios alcanzados por las materias primas y por la expansión del crédito nacional, pero ya ese momento ha pasado. Ahora la situación de Brasil se agrava por la desaceleración de China, que era uno de los principales compradores de hierro, soya, petróleo, pulpa, papel y otras materias primas brasileñas.

 

Hace cuatro años, cuando la competencia de la manufactura china afectaba a la nacional, los ingresos por la venta de materias primas aumentaron el valor del real, lo que a su vez encareció la mano de obra y frenó la producción manufacturera de Brasil. Pero en este año ha venido sucediendo todo lo contrario: el real se ha devaluado frente al dólar norteamericano en un 15 por ciento, la mayor disparidad desde el 2009, provocando la intervención del Banco Central de Brasil que está inyectando dinero en los mercados para tratar de detener la caída de la moneda nacional (7).

 

Aunque aún no es el momento de que ocurra, se avizora la restricción crediticia, y como el número de familias brasileñas endeudadas es enorme, no podrán consumir como antes y, por lo tanto, se resentirá aún más el mercado interno. Esto significa que tendrán menos aporte presupuestario algunos proyectos sociales. Es el caso del programa Bolsa Familia, que aunque ha ayudado a reducir la pobreza y ha incrementado la asistencia escolar, no ha podido resolver los problemas estructurales. Al respecto se ha dicho que

 

“tras 10 años de reforma educacional, no han avanzado los niveles del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes, (PISA), de Brasil. Los resultados en Lectura, Ciencias y Matemáticas están muy por debajo de los promedios mundiales y muy rezagados respecto a otros países punteros de América Latina” (8).

 

Ante las recientes protestas multitudinarias en las calles del país por la mala calidad de la educación, la salud y el transporte, y por los enormes gastos improductivos y la corrupción, la respuesta de los políticos brasileños, tanto los del Partido de los Trabajadores de Lula y Dilma Rousseff como los de otras agrupaciones, ha sido destinar todas las regalías del petróleo a la educación (75%) y a la salud (25%) Puede parecernos una medida insensata en tiempos de desaceleración económica, pero su objetivo demagógico es proteger a la alta dirigencia política del país y garantizar un segundo mandato para la presidenta Rousseff y su partido (9).

 

¿Qué pasaría realmente en Cuba?

 

China, más allá de las declaraciones de “gran amistad revolucionaria” para congraciarse con la izquierda, siempre se ha mostrado muy pragmática con La Habana. Aunque Pekín ha otorgado grandes créditos y ha hecho donativos, también se ha desvinculado de las empresas conjuntas niquelíferas, uno de los grandes proyectos de los Castro y Hugo Chávez, y está demorando su participación en otro, pues no ha aportado el financiamiento de 1,200 millones de dólares para la ampliación y construcción de una unidad de producción de gas natural licuado en la refinería de Cienfuegos. En resumen, China presta, pero cobra, y si no hay garantías, no presta.

 

La Rusia de Vladimiro I ha tenido sus altas y sus bajas con el clan de Birán. Cuando Putin visitó la Isla en diciembre del 2000 pidió el fin del embargo norteamericano, pero dos años después desactivó la base militar de espionaje electrónico de Lourdes, el único centro ruso de recopilación de inteligencia en el hemisferio occidental. Luego, en el 2012, se hicieron públicas las gestiones de Rusia con Vietnam y Cuba para contratar bases de reabastecimiento para la Marina rusa, y una flotilla de sus buques acaba de hacer una visita amistosa a La Habana.

 

Desde el punto de vista económico, en el 2008 se firmaron varios convenios que incrementaron los lazos políticos y económicos, durante la visita a Cuba del vice premier ruso Igor Sechin y luego la del presidente Medvedev. El viaje de Raúl Castro a Rusia a inicios del 2009 produjo nuevos créditos para el régimen y 25,000 toneladas de ayuda alimentaria.

 

Una nueva visita a Cuba en febrero de este año de Medvedev, ahora primer ministro, condujo a la firma de 10 acuerdos bilaterales, el más importante de los cuales fue el de la deuda. Rusia, como se sabe, es el principal país acreedor de La Habana, debido a la enorme deuda de la época soviética, calculada entre 20 mil y 30 mil millones de dólares, y aunque la posición del Kremlin en esos casos siempre ha sido cambiar deuda por inversiones, no han trascendido hasta el momento los detalles de lo acordado con los Castro. Algunos analistas afirman que aunque las perforaciones petroleras de la estatal rusa Zarubezhneft en Cuba no han dado resultado este año, no se va a interrumpir la colaboración en ese sector en el futuro, y se mantendrán los créditos para la compra o alquiler de aviones de pasajeros y para la compra de maquinaria agrícola rusa.

 

Brasil, el socio menor de los tres del BRIC que hacen los mayores negocios con la Cuba neocastrista, no deja de ocupar una posición clave en la Isla, por haberse involucrado en la modernización del Puerto de Mariel, una de las obras estratégicas del régimen en esta etapa. Brasil ha aportado 640 millones de dólares de los 900 de inversión que supone el proyecto, cuyas obras lleva a cabo el consorcio brasileño Odebrecht, junto a empresas cubanas. A esto se le sumaría ahora una fuerte inyección de divisas: los 4,000 médicos cubanos contratados por el gobierno de Dilma Rousseff, de las que el régimen se apropiaría la parte del león.

                                                                   

Es obvio, por todo lo anterior, que un “estornudo” en la economía de China, Rusia o Brasil, repercutiría en la salud del neocastrismo. Nada que decir si ocurriera una recesión simultánea en los tres países.

 

Si los que ayudan al régimen están desacelerados, ¿qué decir de Cuba?

 

Después del “logro” en el 2010 de la zafra más pequeña del último siglo, las siguientes no han mostrado el prometido despegue de la producción azucarera, y la de 2013, pese a que fue la mayor de los últimos nueve años, sólo se cumplió al 89 por ciento, y se dejaron de producir 133,000 toneladas de azúcar, en momentos en que la tonelada se cotizaba a $400 en el mercado internacional, lo que hubiera representado más de 53 millones de dólares.

 

La prensa económica del régimen se la pasa hablando de recuperación: la de “la masa porcina en Matanzas”, del “secadero de arroz en Jucarito”, del “desarrollo y perspectivas de la ganadería”; lo que significa intentar dejar atrás la herencia caótica dejada por el Comandante. Pero están tan lejos de alcanzarlo que entre los nuevos planes del Ministerio de Agricultura se incluye adiestrar 20 mil bueyes para su empleo en la preparación de suelos y otras labores.

 

Los “raulistas” parecen estar atacados de inconsecuencia endémica. Castro II sigue con sus planes piloto y sus experimentos, como si él y los ancianos que le acompañan en la cúpula gobernante tuvieran todo el tiempo del mundo.

 

Ni las viejas, ni las llamadas “nuevas formas productivas”, avanzan, como se demuestra en la capital con dos ejemplos: el Banco Popular de Ahorro reconoce que solo 129 cuentapropistas, de las decenas de miles que integran esa modalidad de empleo, han financiado en esa institución la compra de bienes e insumos, para sus actividades. Y las nuevas cooperativas de transporte público que se han autorizado tienen prohibido incrementar el costo del pasaje.

 

Necesitan un nuevo Código de Trabajo y, por supuesto, ya está decidido aquello que no puede dejarse fuera, como las

 

“regulaciones especiales” para las relaciones de trabajo entre personas naturales autorizadas a actuar como empleadores, y fija que la jornada de trabajo diaria no puede exceder nueve horas, ni de cuarenta y cuatro horas semanales; la remuneración no puede ser inferior al salario mínimo, en proporción al tiempo real de trabajo; [y] debe garantizarse un día de descanso semanal y siete días naturales de vacaciones anuales pagadas, como mínimo (10).

 

El turismo no ha dejado de crecer, y tampoco la inversión estatal y extranjera en ese sector, como lo demuestra el recién inaugurado hotel Pestana Cayo Coco Beach Resort, de 508 habitaciones, en Jardines del Rey, instalación que administran el grupo hotelero portugués Pestana y la empresa Gaviota S. A.

 

Parte de los huéspedes de ese tipo de hoteles en Cuba son ciudadanos de Estados Unidos o residentes en ese país de origen cubano. Si son exactos los datos de la organización The Havana Consulting Group, visitaron la Isla 476 mil el año pasado, y se calcula que la cifra pase de 520 mil en el 2013.

 

Ahora está circulando en Cuba un inquietante rumor de cambios en el sistema de la doble moneda. Hasta hoy la norma que ha prevalecido es la del castrismo clásico: afectar a la minoría “privilegiada” que posee CUC, para que los dos millones de cubanos y sus descendientes que viven en el extranjero se esfuercen y manden más a sus familiares de la Isla, y además sigan viajando a Cuba en número creciente.

 

Ante esos datos, la catástrofe para el régimen no sería el estancamiento o la crisis de Rusia, China o Brasil; el que no puede desacelerarse es Estados Unidos, donde vive y prospera la mayoría de esos dos millones de cubanos.

 

NOTAS

 

(1) Debate: the BRICs. Have emerging-market economies hit a Wall? THE ECONOMIST, August 20, 2013.

(2) South Africa Economy Profile 2013, CIA World Factbook, February 21, 2013.

(3) Li Zhenyu, Is China's slower growth really bad for world economy? People's Daily Online, August 22, 2013.

(4) Douglas Busvine and Darya Korsunskaya, Russian economy at risk of recession: minister, Reuters, Aug 12, 2013.

(5) David J. Kramer, Obama Raises the Stakes of Putin's Repression, The Moscow Times, 12 August 2013.

(6) Nikolai Petrov, Migration Service Boosts Russia's Police State, The Moscow Times, 12 August 2013 

(7) Gabrielle Coppola and Josue Leonel, Brazilian Currency Touches Four-Year Low, Prompting Intervention, Bloomberg, Jun 18, 2013.

(8) Peter Kingstone, Brazil’s reliance on commodity exports threatens its medium- and long-term growth prospects. Americas Quarterly, Summer 2012

(9) Regalías del petróleo para educación y salud son "victoria histórica" de Brasil, según Dilma Rousseff, Reuters, 19 de Agosto, 2013.

(10) Delia Reyes García, Código de Trabajo. Con la brújula del socialismo. Bohemia, 23 de julio de 2013.