Cubanálisis El Think-Tank

             ARTÍCULO ORIGINAL PARA EL THINK-TANK DE CUBANÁLISIS

 

 

 

     Antonio Arencibia, La Coruña, España

  

 

 

                               

                                                                                                                                                            

 

LATINOAMÉRICA EN EL JUEGO DE TRONOS. EL VIAJE DE PUTIN, EL SEGUNDÓN

 

Dos grandes poderes retadores se han acercado otra vez, aunque con mayor fuerza, al patio del hasta hace poco imbatible Imperio. Las visitas a Latinoamérica de Vladimir Putin y Xi Jinping tendrían un momento importante en la reunión del BRICS, en Brasil, al que asistieron numerosos jefes de estado y de gobierno de la región, y ya ha marcado una nueva etapa de expansión de China.

 

La presencia en el patio americano de los dirigentes ruso y chino parece una ofensiva conjunta, y lo es, pero se trata de una alianza limitada, pues son de muy distinto nivel económico. Ya se está cumpliendo lo que advirtiera hace pocos años el analista Parag Khanna, que si Rusia no es un factor positivo en Europa, puede llegar a “convertirse en un petro-vasallo de China”.

 

No fue nada casual que antes de la reunión cumbre Pekín mejorara de imagen retirando del Mar del Sur la plataforma petrolera que en mayo había provocado una grave crisis con Vietnam. En sentido contrario, mientras transcurrían los encuentros bilaterales en las ciudades de Fortaleza y Brasilia, Moscú estaba recibiendo nuevas sanciones de Washington por sus acciones militares contra Ucrania, -esta vez contra sus bancos, y empresas petroleras y militares- y la Unión Europea se sumaba aprobando el bloqueo de préstamos a Rusia. Ahora el país euroasiático, que es un segundón económico con relación a China, se está acercando cada vez más al lugar que todavía ocupa Irán como seria amenaza para la paz.

 

Putin regresa a Cuba con muchas promesas

 

El periplo del presidente ruso previo a la cumbre de Brasil incluyó visitas a La Habana, Managua y Buenos Aires. Y eso promovió las discusiones entre analistas en torno a si el viaje por esos países tenía un carácter más geopolítico que económico. El eje del debate era primordialmente Cuba, donde Putin llegaba con la cancelación del 90 por ciento de la vieja e incobrable deuda de 35,000 millones de dólares con la desaparecida Unión Soviética, y hacía declaraciones sobre grandes proyectos.

 

Otra cuestión pendiente era la concesión de puertos cubanos para el avituallamiento de buques militares rusos, y se llegó a afirmar por dos medios noticiosos de Rusia -Kommersant y Russia Today- que se restablecería la antigua base de monitoreo electrónico de Lourdes.

 

En distintos momentos el jerarca del Kremlin habló de la instalación en Cuba de plantas de plástico y de empresas de industria pesada para el transporte ferroviario, y señaló que se estudiaba la reconversión de la Base de la DAAFAR de San Antonio de los Baños en un gran aeropuerto internacional como proyecto conjunto de los regímenes de Cuba, Rusia y un tercer país inversor no identificado, que según reportes podría ser China.

 

Pero de todo lo que dijo en Cuba Vladimir Putin, entre los acuerdos firmados al término de su visita solo aparecen el de la petrolera rusa “Rosneft” y “Cuba-Petróleo” para optimizar procesos de extracción de petróleo en campos maduros, y el memorando sobre la construcción en Cuba de cuatro Unidades de Generación eléctrica con capacidad de 200 MW cada una, valorado en $1,600 millones.

 

Nada más quedó por escrito, ni lo referido a la participación de empresas rusas en la Zona Especial del Mariel, ni una letra sobre el aeropuerto de San Antonio de los Baños, y siguió sin aclararse el destino de los pagos por Cuba a Rusia de la deuda pendiente. Se trata de los $3,500 millones que se le debe reembolsar en diez años de plazo y que supuestamente serán reinvertidos por Rusia en la Isla.  Extraña que no se diga a qué serán dedicados esos $350 millones de abono anual de la deuda cuando es solo una mínima porción de los $2,500 millones de dólares que según los voceros del régimen se requieren cada año para sacar a Cuba de su prolongado marasmo económico.

 

Si Rusia de veras se hubiera decidido a dar un apoyo sustancial al régimen dictatorial cubano aportaría mucho más que $1,600 millones a la modernización del sistema de producción y suministro eléctrico de la Isla, que no es ni la quinta parte de los $10,000 millones que requiere ese sector.

 

Podría incluso haberse comprometido a reiniciar los trabajos en la planta nuclear de Juraguá, en Cienfuegos, donde están enterrados más de mil millones de dólares esperando mejores tiempos, pero como tiene que velar por alcanzar sus metas globales sin chocar demasiado con Washington, le echa tierra a aquel proyecto, igual que hizo con la deuda de los Castro con la URSS, y desmintió rápidamente el rumor de la renovación de su vieja base de espionaje de Lourdes, en Bejucal.

 

Esto indica que ni Putin quiere, ni Rusia puede, sacar a Cuba del agujero negro en que la ha dejado sumido el castrismo, porque se trata de una potencia de segundo nivel, más regional que mundial, con intereses directos en Europa, Asia y Medio Oriente, y que por las tierras de América viene sobre todo de visita.

 

El Kremlin obtendrá incluso terrenos para que funcione una estación de rastreo del sistema de navegación satelital Glonass, (la competencia rusa al GPS estadounidense), y cuando la flota rusa merodee por el continente americano se reabastecerá en uno dos puertos cubanos. Pero el reto geopolítico ruso a Estados Unidos en su patio no va a incrementarse.

 

Daniel quedó contento y Cristina menos intranquila

 

La visita de Vladimir Putin a Managua fue saludada por Daniel Ortega como la aparición de “un rayo de luz”, porque era la primera de un presidente ruso a Nicaragua. El viejo Comandante Sandinista, que se hace reelegir inconstitucionalmente una y otra vez, da bandazos a la derecha y a la izquierda. El que no hace mucho prohibía el aborto a las nicaragüenses, hoy es uno de los pocos gobernantes que han reconocido la independencia de Abjazia y Osetia del Sur, regiones arrebatadas a Georgia por las armas rusas, y su representante en Naciones Unidas fue uno de los once que se opusieron a la resolución de condena a la anexión rusa de Crimea.

 

Mientras Ortega espera que se concrete el discutible proyecto de una empresa de Hong Kong para construir un nuevo canal interoceánico por Nicaragua, ha aceptado seguir las conversaciones con el gobierno de Putin para acoger y avituallar a navíos rusos en alguno de sus puertos, y se ha brindado a acoger una base de seguimiento de satélites del sistema ruso Glonass. (1) Y al cierre de este trabajo Daniel Ortega encabezaba los actos conmemorativos por el 35 aniversario de la fracasada Revolución Sandinista, en los que Ramiro Valdés asiste en representación de sus aliados castristas de 1979.

 

Tras su breve estancia en Managua, Vladimir Putin viajó a Buenos Aires al encuentro con la presidenta Cristina Fernández, que en marzo decidió que su país se abstuviera en la votación de la resolución condenatoria de la ONU por la ocupación rusa de Crimea.

 

Refiriéndose a esa misma votación, la mandataria argentina brindó durante el banquete de bienvenida a su homólogo ruso “por un mundo sin doble rasero”, algo bien contradictorio teniendo en cuenta que su gobierno acusa al británico de ocupación de Las Malvinas por la fuerza.

 

Pero más allá de esa utópica reclamación territorial, Argentina se enfrenta al fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos a favor de los llamados fondos buitres (capitales especuladores) y está obligada a pagarles. Como ya no son los tiempos de Néstor Kirchner cuando Hugo Chávez compró parte de la deuda argentina, la presidenta estaba intranquila esperando un milagroso salvador, pero la visita de Putin solo le aportó apoyo moral.

 

Finalmente Putin firmó una serie de acuerdos, el más importante de los cuales es un convenio para la construcción de una planta de energía nuclear en ese país, y además se le autorizó una estación de seguimiento satelital para el Sistema ruso Glonass. Sorprendentemente, Cristina Fernández invitó al canal en español de la televisora internacional rusa “Russia Today” a que transmita las 24 horas junto a los canales estatales argentinos; esto es la primera vez que se hace con una televisora estatal extranjera; y llama la atención que el honor lo reciba una programación de contenido rabiosamente antinorteamericano.

 

Pero los acuerdos de Argentina y Rusia fueron muy vagos y palidecen en comparación con los 19 firmados por la nación sudamericana con China durante la posterior visita de Xi Jinping al concluir la cumbre brasileña.

 

El corresponsal de “El País” en Buenos Aires reportó que las inversiones chinas en trenes y obras públicas, (como las hidroeléctricas “Néstor Kirchner” y “Cepernic”), tendrán un monto de 7,200 millones de dólares, y que además China le ha otorgado a Argentina 11,000 millones de dólares en un acuerdo de intercambio de divisas con un plazo de tres años. Ahora el Banco Central Argentino ha incrementado sus mermadas reservas a 41,000 millones. (2)

 

Este es el resultado de un nuevo nivel de colaboración acordado entre China y Argentina, la asociación estratégica integral. Ahora Cristina Fernández debe sentirse menos intranquila y hasta mejor preparada para su ardua negociación con los fondos buitres, aunque se acerca la fecha límite del 30 de julio, y -si no hay acuerdos de última hora-, el país rioplatense puede caer en situación de impago (default) por octava vez en su historia.

 

China con la sartén por el mango en los BRICS

 

El pasado martes 15 de julio comenzaba en la ciudad de Fortaleza, en el nordeste brasileño, la esperada Sexta Cumbre de los líderes de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, donde se lanzó el Nuevo Banco de Desarrollo de ese bloque que -con el tiempo- llegará a tener un fondo de 100 mil millones de dólares, y se anunció la creación de un fondo de emergencia, también con una reserva de cien mil millones. De inicio, el banco de los BRICS tendrá un capital de $50 mil millones, ($10 mil millones en efectivo y $40 mil millones como garantía financiera) y para ese fondo cada miembro del bloque contribuirá por igual, cada uno de los cinco países con $2 mil millones.

 

Pero el aporte al fondo de reserva en dólares será diferente, China dará $41 mil millones del total, Sudáfrica solo $5 mil millones y Rusia, Brasil e India contribuirán cada uno con $18 mil millones para el fondo previsto de cien mil. Tras la firma del acuerdo tendrán que pasar casi dos años para que el banco de desarrollo entre en funcionamiento, pues antes tendrá que ser aprobado por los parlamentos de los cinco países miembros.

 

El Nuevo Banco de Desarrollo radicará en Shangai, China; la primera presidencia del banco correspondió a la India y rotará cada cinco años; y la junta directiva estará encabezada por un brasileño. Este reparto de cargos es solo simbólico, detrás están las discrepancias entre los integrantes del bloque, pues el problema principal sigue siendo el desnivel entre ellos, ya que el peso económico de China sobrepasa el del conjunto de los demás integrantes.

 

El ejemplo más claro es el del intercambio comercial entre China y Brasil: Si en el 2003 fue de $ 6,680 millones, en el 2013 fue de $ 83,330 millones, es decir se multiplicó por 14½ veces. Por su parte, el intercambio de Brasil en el 2013 con el resto de los BRICS fue de $ 17,700, lo que representa solo un 14,75 % del intercambio de China con Brasil. Más de la mitad de ese intercambio fue entre India y Brasil (casi $ 9,490 millones), más que el de Brasil con Rusia y Sudáfrica juntas. (3)

 

El Jefe de Analistas del “Corporate Finance Bank”, de Moscú, advierte que este nuevo banco de desarrollo puede que “nazca muerto”, pero si sobrevive, “los primeros violinistas serán China e India”, ya que -según lo acordado- tendrían mayores ventajas en las instituciones financieras que se acaban de crear que los demás integrantes del BRICS. (4) Pero Riordan Roett, politólogo de la Universidad Johns Hopkins en Estados Unidos, es mas tajante y escribe que “es inevitable que los chinos dominen el nuevo banco”, pues “no se involucran en estas empresas a menos que vayan a tener, si no control total, una influencia significativa”. De ahí las demoras en llegar a acuerdos sobre esta institución en la reunión de Fortaleza, ya que para resolver la disputa entre China e India por la sede del banco, Brasil tuvo que retirar su aspiración a la primera presidencia del banco en favor de India, y entonces esta accedió a que la sede fuera Shangai. (5)

 

En el marco del lanzamiento del banco de desarrollo y del fondo de divisas surgieron preguntas de los periodistas sobre las posibilidades de que los BRICS ayudasen a Argentina a pagar sus adeudos con los especuladores. (6) Según la agencia EFE, al ser interrogada Dilma Rousseff sobre ese tema dijo que el grupo está “abierto para ver lo que puede pasar con los países de fuera, pero aún no está decidido”. (7)

 

Con esta respuesta a nombre del bloque era obvio que se demoraría un préstamo del BRICS a Argentina, por eso China decidió prestarle 11 mil millones de dólares por su cuenta. Lo que sí se confirma es que los miembros del bloque han decidido posponer indefinidamente la entrada de Argentina al BRICS.

 

Una reunión de más y la gran oferta china

 

Desde Fortaleza los Jefes de Estado y Gobierno del BRICS, (presidentes Putin, Jacob Zuma y Xi Jinping, la presidenta y anfitriona Dilma Rousseff, y el primer-ministro de la India, Narendra Modi), marcharon hacia la capital, Brasilia, para reunirse el miércoles 16 con los presidentes de los países integrantes de UNASUR, y el jueves 17 con el Cuarteto de la CELAC (integrado por Costa Rica, Cuba, Ecuador y un representante de la Comunidad del Caribe).

 

En la práctica, sobró una reunión, pues el segundo día asistieron, además de los invitados oficiales, siete de los once mandatarios asistentes al encuentro del día anterior, como los de Colombia, Chile, Ecuador Guyana, Surinam, Uruguay y Venezuela. Incluso estaba invitado el presidente de México, Enrique Peña Nieto, que sorprendentemente no asistió, aunque envió un representante.

 

La primera reunión con UNASUR fue más bien retórica, por eso al día siguiente, en el Foro China-CELAC, donde se reunió Xi con los presidentes de Costa Rica, Luis Guillermo Solís,; Cuba, Raúl Castro; Ecuador, Rafael Correa; y el primer ministro de Antigua y Barbuda, Gaston Browne, se lanzó la gran propuesta china: un paquete de 35,000 millones de dólares para proyectos en América Latina y el Caribe.

 

La reunión convocó a una conferencia de líderes de China y CELAC en febrero próximo en Pekín, precedida por la de los respectivos cancilleres, donde se deben empezar a concretar los aportes, plazos y principales proyectos de la importante propuesta financiera china.

 

Fue a la presidenta de Brasil a quien correspondió detallar en una conferencia de prensa el ofrecimiento chino. Dilma Rousseff aclaró que esos recursos corresponderán a tres tipos de fondos que se aportarán cuando se constituya el Foro Permanente China-CELAC, en el que participará el gigante asiático y los 33 países de América Latina y el Caribe.

 

El primero de los fondos, por un monto de 20,000 millones de dólares, será para el financiamiento de importantes obras de infraestructura en la región; el segundo fondo, de 10,000 millones, será para créditos en proyectos de desarrollo concebidos por los países de la región; y el de 5,000 millones será para proyectos en áreas de interés definidas por China. (8)

 

Regreso de Putin y tragedia en Ucrania

 

El viernes 18 regresaba Vladimir Putin a Rusia tras un periplo de ocho días por cuatro países y múltiples reuniones y decisiones. En sus conversaciones bilaterales con la presidenta de Brasil se había acordado la venta de un sistema de defensa antiaérea ruso para las Fuerzas Armadas brasileñas.

 

No había trascurrido media hora de que su avión presidencial cruzara la frontera aérea de la vecina Ucrania, en rumbo hacia Moscú, cuando -según numerosos expertos- un sistema antimisiles BUK derribaba el avión de “Malaysia Airlines”, vuelo MH17. De esa horrible forma perecían 298 civiles al cruzar una zona del este ucraniano que está en manos de elementos prorrusos.

 

Aunque al momento de escribir estas línras aún no se ha determinado oficialmente la responsabilidad específica por ese acto criminal, se sabe que los rebeldes prorrusos han derribado helicópteros, aviones de transporte y cazas de combate ucranianos en los últimos meses.

 

Y que el mismo día del derribo, el jefe de los rebeldes, Igor Strelkov, anunció el derribo de un avión de transporte militar ucraniano Antonov-26; y por último. que hay en la red fotos y videos de la zona rebelde donde se observan al menos tres sistemas lanzamisiles BUK. (9)

 

Y he aquí que de repente aparecía en primera plana del periódico “Granma” un panfleto firmado por Fidel Castro, titulado “Provocación Insólita”, donde llamaba al ejecutivo ucraniano “el gobierno belicista del rey del chocolate, Petro Poroshenko”; y se atrevía a acusarlo del criminal atentado, calificándolo de “antirruso, antiucraniano y proimperialista”.

 

El mundo está consternado ante ese acto de barbarie contra civiles, pero los cubanos de dentro y fuera de la Isla deberíamos estar furibundos ante esta nueva muestra de baboso lacayismo del vetusto Comandante. Quizás en su decrepitud Castro crea que Putin agradecerá esta muestra de “solidaridad”, pero lo cierto es que ni siquiera el jefe del Kremlin ha acusado de forma tan descarada al presidente ucraniano. Y, peor aún para Putin y sus seguidores, es que las declaraciones de importantes líderes occidentales ubican la responsabilidad directa o indirecta de este crimen precisamente en Moscú.

 

Por ejemplo, la canciller alemana Ángela Merkel dijo “tenemos que tomar las cosas muy seriamente”, y a continuación hizo “un muy claro llamamiento al presidente y al gobierno rusos a que contribuyan a propiciar una solución política”.

 

El primer ministro australiano Tony Abbott fue más directo al declarar: “Todos sabemos que hay problemas en Ucrania. También sabemos quién es el principal culpable de esos problemas, y la idea de que Rusia pueda decir de que nada de lo sucedido tiene que ver con ellos porque ocurrió en el espacio aéreo ucraniano, francamente no resiste un análisis serio”. (10)

 

Por su parte el presidente Barack Obama manifestó que los rebeldes no podían haber operado los misiles tierra-aire que se supone hicieron el derribo “sin equipo y entrenamiento sofisticados procedentes de Rusia”. (11).

 

Como bien sabe Raúl Castro, en el Juego de Tronos actual no basta con arrimarse a los retadores, sino que hay que buscar no ofender al poder principal. Ese exabrupto de su hermano le va a entorpecer aún más el ritmo de acercamiento que busca con una Casa Blanca hoy demócrata, pero que quizás cambie de partido en el 2016.

 

Mientras tanto, el general-presidente espera a ver qué saca en limpio de la próxima visita de Xi Jinping a Cuba, que buena falta le hace ahora que los bolivarianos de Caracas están cerrando las tuberías, pues sabe muy bien que entre hoy y el momento en que los chinos distribuyan el suculento pastel financiero, va a transcurrir demasiado tiempo, y quizás él ni lo llegue a ver.

 

 

NOTAS

 

(1)Ivan Nechepurenko, Ortega Celebrates Putin's Nicaragua Visit as 'a Ray of Light',The Moscow Times, Jul. 13 2014

 

(2)Francisco Peregil, China lanza un salvavidas económico a Argentina, El País, julio 19, 2014.

 

(3)Elizabeth Gonzalez, Brazil-BRICS Trade: A Visual Breakdown, AS/COA Online, July 9, 2014. A estos datos estadísticos hay que añadir un importante elemento cualitativo del intercambio. Según la Confederación Nacional de Industrias de Brasil, más del 70% de las exportaciones brasileñas a China, India, Rusia y Sudáfrica, son de soya, mineral de hierro y petróleo, mientras que más del 95% de las importaciones brasileñas de esos países son productos manufacturados. Lo que explica que ante la avalancha de importaciones en Brasil de productos manufacturados principalmente chinos en los últimos tres años el gigante latinoamericano tuvo que elevar los aranceles para proteger la manufactura nacional de la quiebra.

 

(4)Peter Hobson, Faced With Western Freeze-Out, BRICS Bank is a Coup for Russia, The Moscow Times, July 14, 2014.

 

(5) Reuters, ¿El mayor desafío para los BRICS? Uno de sus propios socios, Infolatam, 15 de julio, 2014.

 

(6) Carla Jiménez / Raquel Seco, Argentina se acerca a los BRICS ante la amenaza de los fondos buitre, El País, julio 16, 2014.

 

(7) EFE, Rousseff rechaza que el Banco de los BRICS nazca "en contra de nadie", julio 15 de 2014.

 

(8) China ofrece 35.0000 millones de dólares para proyectos en Latinoamérica, Diario de Cuba, 18 Jul 2014.

 

(9) José Ignacio Torreblanca, Pistolas humeantes que incriminan a los rebeldes prorrusos del derribo del MH17, Blog “Café Steiner”, El País, 18 de julio de 2014.

 

(10) World Leaders Demand Probe Into Malaysian Plane Crash in Ukraine, Reuters, Jul. 18 2014.

 

(11) Ralph Ellis et al. Monitors find confusion, hostility at Malaysia Airlines crash site, CNN, July 19, 2014