Cubanálisis El Think-Tank

ARTÍCULO ESPECIAL EN EL THINK-TANK DE CUBANÁLISIS

Apertura de embajadas EEUU-Cuba, decepciones y esperanzas

 

Martínoticias

 

Líderes de la oposición cubana tienen diferentes enfoques sobre el provecho de la nueva relación de Estados Unidos y Cuba.

 

La apertura de las embajadas de Estados Unidos y el régimen de Raúl Castro ya es un hecho y dentro de Cuba han surgido las opiniones de quienes lo consideran un paso necesario y quienes creen que es darle oxígeno a un Estado moribundo.

 

Unión Patriótica de Cuba (UNPACU)

 

José Daniel Ferrer García, exprisionero político de la Primavera Negra de 2003 y coordinador de UNPACU, ve con buenos ojos el gesto hacia Cuba, que incluye la posibilidad de reabrir un consulado en la oriental Santiago de Cuba. Ferrer, que reside en esa ciudad, asegura que en consenso con la mayoría de los integrantes de su organización espera que los beneficios se vean a largo plazo.

 

“Los cubanos de dentro y de fuera sabemos aprovechar cada espacio que pueda abrirse o que pueda plantearse. Podemos acelerar el momento en que Cuba pueda dejar de ser una dictadura de corte estalinista y pase a ser una nación libre y democrática. Por eso nos parece muy bien que esto se esté concretando y que se estén abriendo ambas embajadas”, señaló.

 

En cuanto a la participación numerosa de actores que La Habana considera “la verdadera sociedad civil”, Ferrer explicó que para ellos -los opositores- está claro que para ser verdaderamente independiente hay que oponerse al Gobierno y puso en entredicho que artistas y dirigentes de organizaciones de masa sean la sociedad civil independiente.

 

Del mismo modo, Ferrer dijo que se ha dibujado un nuevo panorama con la visita de algunos congresistas a la isla. “Una cierta tendencia de la parte norteamericana, de congresistas, que a medida que avanzan las conversaciones se ha visto un cierto distanciamiento con la verdadera sociedad civil independiente a la vez que van conversando con las autoridades del régimen”, concluyó.

 

Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN)

 

En declaraciones a Efe, el líder de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), Elizardo Sánchez, dijo ver con “buenos ojos” el restablecimiento de vínculos aunque insistió en el riesgo de que este acontecimiento se convierta en algo solamente “simbólico”.

 

“Seguimos insistiendo en que no va a haber cambios significativos en cuanto a la situación interna en Cuba porque el Gobierno se seguirá resistiendo a la necesidad de hacer reformas para garantizar un nivel de vida razonable”, precisó.

 

Sánchez consideró que en esta nueva etapa ha habido “un efecto más mediático que sustantivo”, por lo que observa con escepticismo la significación del hecho “para el cubano de a pie”.

 

Partido Cuba Independiente y Democrática (CID)

 

Rolando Pupo reside en Pinar del Río y se graduó de un curso de Periodismo Independiente que la Universidad Internacional de la Florida ofreció en 2014 mediante lo que era la Oficina de Intereses en La Habana (SINA). Pupo tiene una visión distinta a la de Ferrer.

 

“La gente ve algo distinto a esto, lo ve como algo nuevo, yo no veo nada en ese gesto. En cuanto a la Administración de Obama, habría que ver qué información los va a nutrir a ellos, porque si van a escuchar a los mismos que han estado en el poder y no a los que se oponen al régimen castrista, seguimos igual”, indicó.

 

Las expectativas de Rolando Pupo en cuanto al resultado de esta apertura, son nulas. “Aquí no hay nada, yo no espero nada de eso”, enfatizó Pupo.

 

Proyecto Emilia

 

El opositor cubano Oscar Elías Biscet ofreció a Martí Noticias desde La Habana su opinión sobre la apertura de la Embajada de Cuba en Washington y la protesta de varios exiliados, entre ellos Diego Tintorero.

 

Para Biscet, la reapertura de las embajadas es un acto que legaliza a la dictadura cubana.

 

"No va a fructificar este hecho porque Cuba es una dictadura totalitaria al estilo de Hitler y al estilo de Stalin".

 

Damas de Blanco

 

Berta Soler, la líder de las Damas de Blanco, declaró a la agencia Efe que lo sucedido este lunes “no es nada trascendental, nada que pueda beneficiar” al pueblo.

 

Movimiento por los Derechos Civiles Rosa Parks

 

Desde Camagüey, la activista del Movimiento por los Derechos Civiles Rosa Park, Marbelis Fernández Cruz, observa con cautela las nuevas relaciones entre ambos países, pero no cree que llegue a resultado alguno.

 

“Si fuera cierto, más allá del establecimiento de las embajadas, pudiéramos tener la ventaja en trámites consulares: viajar, recibir otras visitas de cubanos que hace tiempo no pueden venir. Pero la reconciliación no tiene que ser entre Obama y (Raúl Castro) sino entre el régimen de Raúl y el pueblo cubano, que haya cambios. Mientras, no ha pasado nada”, concluyó Fernández.

 

Foro Antitotalitario Unido (FANTU)

 

El premio Sájarov 2010 Guillermo Fariñas declaró al diario El Colombiano que se trata de “un error histórico”.

 

“La apertura de las embajadas no solamente involucra a los cubanos y a los estadounidenses, sino a todos los latinoamericanos. Con eso, Estados Unidos le dio legitimidad a un gobierno totalitario que ha dicho que no está dispuesto a cambiar sus principios. Es decir, no va a permitir que se escuchen las opiniones divergentes, y esto puede pasar con otras tendencias totalitarias en la región como Venezuela o Nicaragua”, aseguró Fariñas.

 

Arco Progresista

 

Manuel Cuesta Morúa, del grupo opositor Arco Progresista, advirtió que este es un día “histórico”, de “muchas expectativas” y que sobre todo significa “el fin de la excepcionalidad de Cuba con respecto al resto de Latinoamérica”.

 

“Los que apoyamos el diálogo saludamos este restablecimiento”, aseguró a Efe este opositor, quien tuvo la oportunidad de reunirse con el presidente estadounidense Barack Obama en la Cumbre de Las Américas, celebrada en abril de 2015.

 

Estado de Sats en el Foro por los Derechos y Libertades

 

Un comunicado divulgado el martes define la postura de este espacio sobre el tema: “consideramos que esta apertura legítima a la dictadura más larga y desastrosa del hemisferio. Tenemos amplias y justificadas pruebas de que el nuevo escenario, tal y como esta planteado hoy, no contribuirá a un mayor respeto de las libertades fundamentales. Si los Estados Unidos y la comunidad internacional en general, no logran una política coherente hacia el régimen, los cubanos pagaremos un mayor costo en el camino a la democratización de nuestra nación. La primacía de un falso pragmatismo frente a un compromiso real con nuestra nación, representa un posicionamiento lamentable. Urge frenar la brutal represión del régimen, acrecentada después del 17 de diciembre. Urge que se presione a la dictadura a adquirir compromisos firmes con una transición democrática. Urge también que se cumpla en hechos y no solo en discursos, que el pueblo cubano sea el verdadero beneficiado con cualquier política hacia la Isla”.